Svetlana Alexiévich. La ganadora del Premio Nobel es bielorrusa pero vivió gran parte de su vida en la URSS (Getty)
Svetlana Alexiévich. La ganadora del Premio Nobel es bielorrusa pero vivió gran parte de su vida en la URSS (Getty)

Después de los tres goles de Messi a Ecuador, Argentina se aseguró un tema de conversación, por lo menos, hasta mediados del 2018. Será inevitable hablar de fútbol y derivar la conversación en los rusos y el vodka, la cultura, el clima, las ciudades, los mitos del país más extenso del planeta: ¿Quién fue Rasputín? ¿Qué sucedió con la Cámara de Ámbar durante la Segunda Guerra Mundial? ¿Qué son las Pussy Riot?

Es obvio que Rusia existía antes del mundial. Pero hubo diferentes Rusias: la de los Romanov, la de la Revolución, la URSS y la actual, la de los magnates. Fueron imperiales, bolcheviques, soviéticos, y hoy en día son una federación. Derrotaron a Napoleón, a Hitler y se enfrentaron a los EE.UU. Desde el siglo XVIII son actores principales de los conflictos y los acontecimientos políticos del concierto mundial.

Así como el Tren Transiberiano atraviesa el territorio ruso desde Moscú a Vladivostok, esta nota quiere llevarte por la literatura rusa desde el 1700 hasta hoy. Para muchos, Rusia es un imán, para otros es el mal, pero la mayoría coincidirá en que este país tiene grandes escritores.

León Tólstoi junto a su esposa, Sofía.
León Tólstoi junto a su esposa, Sofía.

Los héroes sin atributos

La crítica literaria es unánime al destacar el realismo ruso. De la mano de Dostoievski, Tólstoi y Chéjov, estas obras escritas a mediado del siglo XIX, durante el ocaso de la dinastía Romanov, presentan personajes reales, sin grandes proezas ni vidas envidiables. No hay héroes. Los protagonistas sufren y viven situaciones cotidianas bajo el contexto histórico, político y moral de la época. Estas características se encuentran en la extensa trama de Los hermanos Karamazov, en la historia de amor de Ana Karenina o en la ansiedad de El jugador.

Hace 100 años se llevó a cabo la Revolución Rusa. De los autores que vivieron ese período poco se sabe de este lado del mapa. Es emblemático el caso de Boris Paternak, quien, contrario al régimen comunista, debió publicar Doctor Zhivago en Italia. Con esta novela ganó el Nobel de Literatura, premio que tuvo que rechazar por presiones del gobierno. Doctor Zhivago, llevada al cine con gran éxito por Hollywood, cuenta la historia de un poeta inmerso en una trama de amor y política durante la revolución. Recién en 1988 el libro pudo circular en su país de origen. Mijaíl Bulgákov, autor de El maestro y Margarita, que narra la visita del diablo en la URSS, es otro de los escritores que nacieron, vivieron y publicaron en suelo ruso.

Yuri Gagarina, el primer astronauta ruso
Yuri Gagarina, el primer astronauta ruso

La URSS de los Estados Unidos

Entre los escritores rusos exiliados se destacan Nabokov, Gaito Gazdanov, Asimov. La mayoría provenía de familias aristócratas que debieron emigrar a EE.UU.

Nabokov, con su provocadora Lolita, irrumpió en la escena de la literatura internacional de manera contundente. La novela cuenta la historia de amor de un hombre de cuarenta años y una adolescente, dominada por una atracción perversa. Es un relato ácido a la vida norteamericana de 1950. Para muchos, no hay mayor ironía que el que haya sido un ruso quien retratara de manera precisa la vida de los norteamericanos.

Durante la "carrera espacial" se popularizó el género ciencia ficción. Uno de sus padres es el escritor Isaac Asimov, autor de la trilogía Fundación, que congenia talento literario y rigor científico. Asimov definió las tres leyes de la robótica que sirvieron para el desarrollo de la ciencia, no sólo en sus novelas, sino en el avance tecnológico de la humanidad. Por último, Gazdanov, que vivió en Munich, es para muchos "el escritor francés de la lengua rusa": El espectro de Alexander Wolf es una novela existencialista sobre la culpa, la redención, el amor y la muerte.

Alexiévich escribe todos sus libros en ruso (Getty)
Alexiévich escribe todos sus libros en ruso (Getty)

Los escritores contemporáneos

Dentro de los escritores rusos actuales, se encuentran el provocador Sorokin, una especie de Houellebecq ruso; el intelectual y polémico Zakhar Prilepin y la popular Liudmila Ulítskaya. Nacida durante la Segunda Guerra Mundial en los Montes Urales, en 1996 ganó la admiración internacional con su libro Sóniechka. Su libro más reciente es Daniel Stein, intérprete y está considerado como la gran novela rusa contemporánea, que narra la vida de un médico judío que salva a ciento de personas durante el holocausto. Ulítskaya integra la tradición de escritores rusos que se consolidan en el extranjero. En su obra siempre hay guiños a los clásicos y, como la mayoría de los autores que destacamos, escribe sobre el contexto en el que vive. ¿Será una marca que dejó el realismo ruso?

Svetlana Alexiévich es un caso particular. Si bien la ganadora del Premio Nobel de Literatura en 2015 es Bielorrusa, vivió gran parte de su vida dentro de la URSS. Todos sus libros fueron escritos en ruso. La particularidad de la autora es que se consagró por sus crónicas en las que narra y denuncia la vida dentro de la Unión Soviética.

Liliana Villanueva junto a su traductora en Siberia
Liliana Villanueva junto a su traductora en Siberia

De Argentina con amor

Para terminar, una selección caprichosa de libros referidos a Rusia editados en el país.

El año pasado se publicaron las memorias de Irina Bogdaschevski, con el título Apuntes en los márgenes de una vida. Llegó a nuestro país durante los 50 y fue la responsable de la traducción de gran parte de la literatura rusa al castellano. También se destaca Ada Korn y su editorial homónima, la primera en publicar a Nabokov en el Río de la Plata. En su único libro, Ada, nieta de rusos, escribe la biografía de Sofía Kovalévskaia, la primera matemática rusa y primera profesora universitaria de Europa, en el siglo XVIII.

Por último, este año se publicó Sombras rusas de la escritora argentina Liliana Villanueva, que vivió en Moscú en los 90. Este libro de crónicas da cuenta de manera precisa y conmovedora, la experiencia de vivir en Rusia durante la década de los 90.

>>> Registrate gratis en Grandes Libros y participá de la red social de lectores más grande de América Latina.

LEER MÁS: