“Patria” cuenta el conflicto vasco-español a través de la historia de dos familias que en cierto momento se vuelven enemigas
“Patria” cuenta el conflicto vasco-español a través de la historia de dos familias que en cierto momento se vuelven enemigas

Considerado unos de los libros del año en España y recién llegado a Latinoamérica, Patria ha comenzado a ganar importantes premios literarios como el Francisco Umbral y ya ha recibido grandes reseñas, entre ellas, una de Mario Vargas Llosa para quien "Sólo Patria, la novela de Fernando Aramburu, me ha hecho vivir, desde adentro, no como testigo distante sino como un victimario y una víctima más, los años de sangre y horror que ha sufrido España con el terrorismo etarra".

Patria, del autor vasco Fernando Aramburu (1959) es una novela magistral, que en más de seiscientas páginas cuenta el conflicto vasco-español a través de la historia de dos familias amigas que en cierto momento se vuelven enemigas, siguiendo la ley de una grieta inevitable entre los vascos: en una de ellas hay una víctima del terrorismo, en la otra, un terrorista.

Décadas de lucha armada, de enfrentamientos en la sociedad civil, de terrorismo y asesinatos demenciales pero también de torturas y abusos a los derechos de los etarras presos y de sus familias son retratadas en esta novela que no da respiro al lector. Los personajes principales son seres sensibles, complejos e inolvidables, llenos de matices, y el sostén de la historia está siempre en las manos de Miren y Bittori, las madres de ambas familias, amigas desde siempre y enemigas feroces desde que el terror y la muerte se cruzaron en sus vidas.

Desde hace décadas, Aramburu está radicado en Alemania.
Desde hace décadas, Aramburu está radicado en Alemania.

La narración de la novela fluye con una lengua propia en la que, además de incrustar términos vascos que pueden entenderse a través del glosario que se incluye al final, el autor trabaja el punto de vista de manera singular, conjugando un narrador clásico en tercera persona con breves relámpagos de primera persona que, además de sorprender en su retórica, consiguen acercar al lector por medio de un recurso inesperado e intimista. A través de los más de cien breves capítulos no se despliega un tiempo cronológico convencional sino un vaivén temporal que, sin embargo, no confunde y en cambio permite al lector profundizar en los diferentes escenarios y momentos de la historia.

Leer Patria es una experiencia extraordinaria no solo por su capacidad de reflexión inédita sobre la violencia y la necesidad de hacer explícito el pedido de perdón sino por las cualidades narrativas de su autor y su notable destreza para componer personajes entrañables y una historia dura y conmovedora, que reverbera en nuestras cabezas mucho después de haber terminado la lectura.

>>> Descubrí Grandes Libros, la red social de lectores más grande de América Latina.