Cósima Ramírez se define como una “niña de papá”. (Foto: Agatha Ruiz de la Prada)
Cósima Ramírez se define como una “niña de papá”. (Foto: Agatha Ruiz de la Prada)

Cósima Ramírez (27) nació en Madrid pero se educó en distintas instituciones de elite alrededor del mundo. La última escala fue en la Universidad Brown, en Rhode Island, Estados Unidos. Ahí estudió historia y fue compañera de banco de la hija de Jack Nicholson, una de sus íntimas amigas.

Es hija de dos leyendas españolas: la diseñadora Ágatha Ruiz de la Prada y el periodista Pedro J. Ramírez, fundador del diario El Mundo. La pareja fue un símbolo de familia ecléctica pero firme durante treinta años hasta que J. Ramírez dijo basta y pidió, inesperadamente, el divorcio. Nadie entendía nada, conmoción total en España.

La historia terminó con que Ágatha, en un gesto de rebeldía típico de ella, se puso una burka para ir a firmar el divorcio. "Me daba igual que la gente me pudiera reconocer o no. Lo único que yo quería era que él no me volviera a ver nunca más", aseguró después la diseñadora. Ramírez se casó al poco tiempo con la abogada Cruz Sánchez Lara, de quien no se cansa de decir que está terriblemente enamorado. Bueno, Cósima es un blend perfecto de todo eso.

“Vestirse de negro es lo fácil, no va con mi personalidad”. (Foto: Agatha Ruiz de la Prada)
“Vestirse de negro es lo fácil, no va con mi personalidad”. (Foto: Agatha Ruiz de la Prada)

Simpática, pero muy muy simpática y divina, se crió estudiando música aunque se define como "pésima" en la materia. Ahora le está dando una última chance a su posible carrera musical con lecciones de bajo electrónico.

En el último año de carrera de historia, su mamá la motivó para que siguiera sus pasos y se uniera a su marca. Tanta insistencia dio sus frutos y Cósima Ramírez accedió a entrar al mundo de Agatha, que la trajo a Buenos Aires para presentar Rebel love, la nueva fragancia de la firma.

Vestirse de negro es lo fácil, no va con mi personalidad

-¿Siempre te gustaron los colores?

-Siempre. Bueno, es que tampoco me dieron demasiadas elecciones. De pequeña me he criado con un mundo multicolor a todo mi alrededor. O sea, mi cuarto de bebé era rosa chillón. No he tenido opción de que no me gustase el color.

-¿No tuviste una etapa dark?

-Sí, claro que la tuve, en la pre adolescencia. Me vestía de negro con un look casi gótico. Hice lo posible por no ser hija de Ágatha Ruiz de la Prada pero rápidamente me di cuenta de que era una tontería. Vestirse de negro es lo fácil, no va con mi personalidad. Los colores son muy alegres y para bien o para mal me han inculcado esta alegría que es algo bueno.

Con Tini Stoessel, embajadora del perfume en Argentina y Chile. (Foto: Agatha Ruiz de la Prada)
Con Tini Stoessel, embajadora del perfume en Argentina y Chile. (Foto: Agatha Ruiz de la Prada)

-Cómo surgió Rebel Love, el primer perfume de la firma que es lanzado desde que trabajás en ella?
-Es perfecto, yo creo que el espíritu rebelde es algo muy mío y aparte de tener un aroma chulísimo, el frasco es un homenaje a mi perfume favorito de la marca que es Corazón. Y la versión verde era mi favorita. Asi que estoy feliz. Lo querían llamar Love, rebel, love y yo sugerí que sea directamente Rebel Love.

-¿Cómo es trabajar con tu mamá? ¿Pelean?

-Inicialmente bastante, hubo bastante conflicto. Ella es terrible y yo cada vez me parezco más a ella. Somos de personalidades muy parecidas entonces cuando nos peleamos ninguna se rinde, y eso es complicado. Sobre todo porque de momento ella es la jefa oficial. Ahora la verdad que muchísimo menos. Está muy pacífico el estudio desde que se incorporó mi hermano Tristán como director general de la empresa. Las cosas están mejor. Es un buenazo, es una encarnación del Buda. Tenerlo a él nos calma, nos mantiene en paz. Cada vez es más gratificante trabajar con mi madre porque se da cuenta de que se puede fiar de mi más. Me puede dar más responsabilidad.

Cada vez es más gratificante trabajar con mi madre porque se da cuenta de que se puede fiar de mi más

-¿Qué te inspira a la hora de diseñar?
-En la marca siempre hemos sido muy autorreferenciales y ahora las colecciones que estuve haciendo tienen que ver más con mi experiencia en el mundo Ágatha. Yo soy bastante nostálgica y lo que más me gusta de Ágatha es el Ágatha de mi infancia, que era como mucho más infantil. Los íconos básicos que son el corazón, la flor, la estrellita, la nubecita y en algún momento sacaré el caracolcito. Me vuelven loca, creo que en la simplicidad de cada ícono puedes sacarle mucha más profundidad y sentido del humor.

Los diseños de Cósima son autoreferenciales (Foto: Agatha Ruiz de la Prada)
Los diseños de Cósima son autoreferenciales (Foto: Agatha Ruiz de la Prada)

-¿Cuando eras chica soñabas con trabajar en la empresa de tu madre?

-No, la verdad es que nunca me lo esperaba. Yo siempre he sido una niña de papá entonces quería ser historiadora o política. O sea, todo lo opuesto a lo que soy. Menos mal que no me dediqué a la política. He salido un poco más lista.

-¿Cómo decidís tu look?

-Siempre uso mucho color pero al trabajo, al estudio, todos los días voy muy cómoda. Me encanta el chándal (jogging), por ejemplo. Soy muy chandalera. Me encanta estar cómoda y como trabajo en la moda y las reglas ahora son mucho más fluidas, todo vale. Estar cómoda es lo fundamental.

-¿Cuál es tu prenda favorita?

-Bueno, me encantan estas Buffalo que eran de las Spice Girls. Yo me he quedado en adolescente perpetua y estas eran mi referencia de la adolescencia. De pequeña no me las compraban y como me quedé con las ganas, de mayor estoy haciendo realidad mis sueños de adolescente. Además que tengo complejo de bajita por estar siempre rodeada de modelos, entonces las plataformas me ayudan.

Cósima con los zapatos buffalo, su prenda favorita. (Foto Instagram)
Cósima con los zapatos buffalo, su prenda favorita. (Foto Instagram)

-¿Es verdad que te gustaría dedicarte a escribir?

-Sí, es mi gran ambición, mi gran sueño. Incluso el otro día le decía a mi madre "hombre, se está haciendo muy divertido esto, y las aventuras son increíbles pero yo tengo muchas ganas de ponerme seria con mi escritura". Porque es algo a lo que hay que dedicarle mucho tiempo. Mi sueño sería escribir aunque sea una pequeña novelita de ciencia ficción.

Mi sueño sería escribir aunque sea una pequeña novelita de ciencia ficción

-¿Tu papá te lee?

-Sí, le paso todo pero a veces no necesito sus correcciones porque quizás me cambia la palabra y yo quería decir exactamente lo que puse. Lo principal es que aprendí a usar tildes, eso es lo que más me corregía.

Es historiadora recibida en la Universidad Brown. (Foto: Agatha Ruiz de la Prada)
Es historiadora recibida en la Universidad Brown. (Foto: Agatha Ruiz de la Prada)

-Hace poco hablaste abiertamente de tu bisexualidad, ¿Estás saliendo con alguien?
-No, últimamente estoy con trabajo y mis hobbies. Hago artes marciales, me gusta leer, escribir, tengo doce perros. ¡No me da el tiempo ni para novio, ni para novia, ni para un perro más!

-Sos miembro de la aristocracia española, tu mamá es baronesa y vos heredarás el título, ¿qué opinás del video que se viralizó de la pelea pública entre la reina Letizia y Sofía, la reina emérita a la salida de misa de Pascuas?

-¡La verdad es que no lo vi! Como estuve trabajando a full acá en Buenos Aires me lo perdí. ¡Qué pena habérmelo perdido! La verdad es que no es nada sano criticar a alguien públicamente pero yo no veo a la reina Letizia como una chica "rebel". No es una chica rebel. Y probablemente no sea muy divertida.

-¿Y a Sofía?

-A Sofía… pues la la verdad es que la conozco poco pero quién sabe, capaz sea una rebelde escondida.

Por Soledad Martínez Caneda.

SEGUÍ LEYENDO: