Alberto Cormillot recién llegado a la Antártida se subió a un Bell 212 para ir al Monte Cock Bird (Foto gentileza A. Cormillot)
Alberto Cormillot recién llegado a la Antártida se subió a un Bell 212 para ir al Monte Cock Bird (Foto gentileza A. Cormillot)

Alberto Cormillot (79) cumplió uno de sus sueños al poner un pie sobre el helado suelo de la Antártida y compartió con GENTE las primeras fotos.

Llegó al continente blanco ayer después de que el Hércules de la Fuerza Aérea que lo llevó hiciera escala en Río Gallegos y luego volara hasta la base Marambio. Allí se equiparon con la ropa adecuada para soportar las temperaturas bajo cero.

Alberto Cormillot y el resto del equipo en pleno vuelo con 15 grados bajo cero. (Foto gentileza A. Cormillot)
Alberto Cormillot y el resto del equipo en pleno vuelo con 15 grados bajo cero. (Foto gentileza A. Cormillot)

Apenas arribaron el doctor fue invitado a hacer un viaje en uno de los helicópteros Bell 212 que llevan dentro de un Hércules para la temporada de verano. Fueron al Monte Cock Bird, en donde la temperatura era de 15 grados bajo cero, para dejar provisiones.

El doctor y especialista en nutrición viajó junto a una delegación de la Fuerza Aérea que lleva suministros para la campaña. Los viajes al continente blanco sólo se hacen durante el verano y, aunque la mayor cantidad de provisiones llega por mar (este año el rompehielos Irízar volvió a la Antártida tras su restauración), algunas se llevan por aire.

La imagen tomada por Alberto Cormillot en el Monte Cock Bird. (Foto gentileza A. Cormillot)
La imagen tomada por Alberto Cormillot en el Monte Cock Bird. (Foto gentileza A. Cormillot)

El plan del Cormillot, además de cumplir su sueño de visitar este lugar, es revisar la alimentación que llevan las delegaciones y aconsejarlos. Como presente les llevó un "permitido" de su dieta: alfajores.

En la comitiva también viajó un grupo de YMCM (Asociación Cristiana de Jóvenes) para instalar un gimnasio en el lugar.

Comillot prometió seguir el plan alimenticio de la delegación de la base Marambio comunicándose por internet y de manera gratuita. Permanecerá allí hasta el sábado.

(Agradecimiento: división prensa F.A.A.)