En marzo desembarca "Argentina, tierra de amor y venganza", la nueva superproducción de Pol-ka para eltrece. Y aquí no solo te adelantamos las imágenes sino que además, revelamos sus secretos.

El burdel. La China Suárez –figura de Multitalent– como Raquel, Anita Pauls y Luli Torn (otras dos prostitutas), y Andrea Frigerio en el rol de Madame Ivonne, mujer de Trauman (Fernán Mirás), dueños del lugar. (Foto/ Gentileza Pol-ka).
El burdel. La China Suárez –figura de Multitalent– como Raquel, Anita Pauls y Luli Torn (otras dos prostitutas), y Andrea Frigerio en el rol de Madame Ivonne, mujer de Trauman (Fernán Mirás), dueños del lugar. (Foto/ Gentileza Pol-ka).

La trama
Dos soldados españoles que vivieron en carne propia el horror de la Guerra Civil deciden viajar a la Argentina. Torcuato (Benjamín Vicuña) –tras una jugada sucia a su compañero– se involucrará con lo más aristocrático y lo más turbio de la sociedad, y tendrá la suerte de conocer a Lucía (Delfina Chaves, figura de Multitalent), una joven de clase alta caída en desgracia que, empujada por una madre ambiciosa (Virginia Innocenti), se verá obligada a casarse con el español, que quiere adquirir prestigio social. Por otra parte, Bruno (Albert Baró) llegará más rezagado a la "tierra prometida", buscando recuperar lo que le fue arrebatado por su coterráneo.

En otro barco llegará Raquel (Eugenia "China" Suárez, star de Multitalent), una polaca de clase media que arriba a Buenos Aires con una promesa de matrimonio y la idea de ayudar a su familia, sumida en la miseria de la posguerra.

Al arribar descubre que fue engañada y que su destino es un burdel (regenteado por Andrea Frigerio y Fernán Mirás). Aldo Moretti (Gonzalo Heredia), uno de los principales promotores del vapor que traslada a los europeos a la Argentina, conocerá a la joven a bordo y será quien intente rescatarla de la red de trata en la que se verá inmersa.

Benjamín Vicuña como Torcuato Ferreyra, en plena Guerra Civil española. (Foto Gentileza Pol-ka).
Benjamín Vicuña como Torcuato Ferreyra, en plena Guerra Civil española. (Foto Gentileza Pol-ka).
Vicuña y el español Albert Baró, quien interpreta a Bruno Salvat.
Vicuña y el español Albert Baró, quien interpreta a Bruno Salvat.
Vicuña, el más villano de la tira (Fotos Gentileza Pol-ka)
Vicuña, el más villano de la tira (Fotos Gentileza Pol-ka)

Apuesta gigante
Diego Carabelli, productor ejecutivo de la tira, habla del esfuerzo que significa ambientar el año 1938 en 2019: "Fue un gran desafío, que implicó salir de nuestra zona de confort y hacer una gran inversión porque todo, si bien es de época, debe verse como nuevo, porque para los personajes lo es.

En el estudio, que tiene 1.200 metros cuadrados, hicimos cinco grandes decorados (el burdel, el club social, la pensión, la casa de Torcuato –Benjamín Vicuña– y la de Morel –Delfina Chaves–), y en el predio de Estudios Baires pusimos a punto una calle de cien metros de adoquines, en la que construimos fachadas de ambos lados para el set de exteriores.

“La polaca” Raquel Zimmermann (China Suárez) junto a Aldo Moretti (Gonzalo Heredia) en el barco que los traerá desde España. (Foto Gentileza Pol-Ka).
“La polaca” Raquel Zimmermann (China Suárez) junto a Aldo Moretti (Gonzalo Heredia) en el barco que los traerá desde España. (Foto Gentileza Pol-Ka).

Además, hicimos una inversión en el área de post-producción, comprando material de autos antiguos digitales para componer los planos generales de la ciudad. El más mínimo detalle fue pensado de acuerdo a la época: hasta el setenta por ciento del vestuario, confeccionado especialmente. En este proyecto somos casi ciento cincuenta personas, que buscamos generar algo que nos enorgullezca. Hoy competimos con decenas de plataformas, pero sabemos que cuando hay un programa de calidad la gente vuelve a ver televisión".

El romance

Moretti (Heredia) es un “chanta de buen corazón” que trabaja para Torcuato (Vicuña). Aquí una escena del barco junto a Bruno (Beró), también en ese trayecto.
Moretti (Heredia) es un “chanta de buen corazón” que trabaja para Torcuato (Vicuña). Aquí una escena del barco junto a Bruno (Beró), también en ese trayecto.
Al llegar a Buenos Aires, Raquel quedará atrapada en una red de trata y penará en el burdel. (Foto Gentileza Pol-Ka)
Al llegar a Buenos Aires, Raquel quedará atrapada en una red de trata y penará en el burdel. (Foto Gentileza Pol-Ka)

Con impronta femenina
Carolina Aguirre, una de las autoras de los libros, cuenta: "Cuando estudiamos la década de los 30´ notamos que fueron las mujeres las que tuvieron los desafíos y los retos más importantes de la época, y quisimos contar a través de ellas muchas cosas que existían en aquel entonces y que aún hoy siguen pasando. Por un lado, tenemos a Raquel (la China Suárez) que es una víctima de trata, algo que hoy continúa ocurriendo: siguen secuestrando mujeres y sólo en Tucumán hay cuatrocientas whiskerías.

Además, investigamos cómo eran los burdeles de esa época y son exactamente iguales a los de hoy. No cambió nada, excepto que ahora, si los compran, ellas pueden usar preservativos. Por otro lado, tenemos la historia de Lucía (Delfina Chaves), que es de una familia de clase alta venida a menos y la obligan a casarse con un hombre rico para que su familia se salve, porque en aquel momento la única forma de subsistencia que tenía una mujer de clase alta era casarse "bien": ésa era su carrera y su trabajo, y esto fue así hasta los 60'. Estos personajes, por más que puedan parecer dispares, en el fondo son lo mismo, porque a las dos las venden: a una para puta y a la otra para esposa. Y ésa es la división tradicional del patriarcado que ha existido siempre: la de los burdeles y los matrimonios".

Fernán Mirás en el rol del dueño del prostíbulo Varsovia (Foto Gentileza Pol-Ka).
Fernán Mirás en el rol del dueño del prostíbulo Varsovia (Foto Gentileza Pol-Ka).

El inicio & la sorpresa
"La idea de esta historia surgió hace tres años, porque Adrián (Suar) quería volver a hacer una historia de época", cuenta Leandro Calderone, otro de los guionistas y detalla: "Queríamos hablar de la inmigración. Hubo dos olas: la de los 20', que nos pareció muy atrás, y la de los 40'.

Tomamos ésta porque encontramos que la llamada Década Infame –en la que el país estaba convulsionado por la corrupción y el fraude– tiene un paralelismo con lo que pasa en el presente". Casi mil días más tarde, el Chueco lo llamó para decirle: "¡Vamos con todo!". Ahí arrancó lo que él denomina "la gran historia de mi vida". Carolina Aguirre, la otra mente maestra detrás de este relato, se suma a la emoción diciendo: "Yo viví muchos proyectos, pero nunca vi algo así. Todos están poniendo tanto esfuerzo que necesitás estar a la altura: sólo por dar un ejemplo, La China actúa en tres idiomas, y muchos se han transformado físicamente. Esta serie es distinta y creo que los va a sorprender. Eso sí, aclaro que no es costumbrista, ¡para nada!. Está mucho más cerca de ser un mix entre melodrama y una serie de gangsters. Sé que muchos creen que la Argentina era almidonada y formal en 1938, pero todo lo contrario: vamos a mostrar lo salvaje que era".

Toto Kirzner interpreta a un policía que investiga una peligrosa red de trata.
Toto Kirzner interpreta a un policía que investiga una peligrosa red de trata.
Otra escena que juega el hijo de Adrián Suar y Araceli González.
Otra escena que juega el hijo de Adrián Suar y Araceli González.
Virginia Innocenti, otra de las grandes actrices convocadas, en el rol de una millonaria en decadencia.
Virginia Innocenti, otra de las grandes actrices convocadas, en el rol de una millonaria en decadencia.
Delfina Cháves y Minerva Casero, ambas figuras de Multitalent, en el papel de dos hermanas de una familia acomodada.
Delfina Cháves y Minerva Casero, ambas figuras de Multitalent, en el papel de dos hermanas de una familia acomodada.
Gonzalo Heredia y la China Suárez vivirán un tórrido romance en la tira.
Gonzalo Heredia y la China Suárez vivirán un tórrido romance en la tira.
El español Albert Baró se hizo conocido por su participación en la serie Merlí.
El español Albert Baró se hizo conocido por su participación en la serie Merlí.

Secretos de dirección
Los directores Sebastián Pivotto y Martín Sabán trabajaron juntos en Padre Coraje (2004), Valientes (2009), Alguien que me quiera (2010) y Violetta (2014), y ahora se enfrentan al desafío de Argentina, tierra de amor y venganza (2019).

"Lo más divertido es que cada vez que grabamos sentimos que nos metemos en una máquina del tiempo", reconoce Pivotto, que dirige los exteriores, y comenta: "En el set tenemos que estar atentos todo el tiempo a pequeñas cosas, como el saludo de los personajes, que no pueden darse besos y tienen que estrecharse la mano o tocarse el sombrero. También estamos haciendo fumar cigarrillos –sin nicotina– a un montón de personajes en todas partes, porque eso habla de la época y de la falta de concientización que había al respecto".

Su colega, Martín Sabán, encargado de los interiores, suma: "Desde lo técnico, buscamos que sea diferente el planteo de cámara y la forma de la narrativa audiovisual, para que el espectador vea una evolución en la forma de contar una telenovela. Y en cada decorado generamos un estilo propio de cámara: en el burdel se siente la opresión, en el club social el movimiento y la vida, y en la casa de Torcuato la tensión. En lo personal y en lo profesional, diría que hace tiempo que no me divertía tanto. Es algo contagioso, porque después de cada toma los actores comentan entre sí lo buena que estuvo su escena. Trabajamos diez horas diarias, pero creo que todos sentimos una alegría también diaria".

Vicuña, como Torcuato, antes de la traición a su amigo de combate.
Vicuña, como Torcuato, antes de la traición a su amigo de combate.

SEGUÍ LEYENDO: