“Era siniestro que yo tuviera que decir ‘qué bien que me llevo con mi compañero’ y por dentro viviera una pesadilla, sin poder hablar. Todo el sistema es muy jodido: hay que estar muy fuerte para que no te pase por encima”
“Era siniestro que yo tuviera que decir ‘qué bien que me llevo con mi compañero’ y por dentro viviera una pesadilla, sin poder hablar. Todo el sistema es muy jodido: hay que estar muy fuerte para que no te pase por encima”

El regreso a la pantalla chica la devolvió "más segura, más entera y más digna". Por eso estuvo lista para encarnar a Luciana, la protagonista de Campanas en la noche, que cuestiona el rol de la mujer ante la violencia y lo pone en discusión en el prime time.

En la charla que mantuvo con GENTE, Calu Rivero reflexionó sobre qué aprendió de su pesadilla que vivió junto a su ex compañero en Dulce amor, cómo encaró el trabajo con sus nuevos compañeros de tira y su impotencia a la hora de que le creyeran: "Hoy estamos en un momento distinto. Me siento abrazada y sé que inicié el tiempo en el que terminó el silencio".

–Todo lo ocurrido con Juan Darthés fue de mucha oscuridad y fue una situación que te obligó a irte a armar otra vida.

–Y me llevó mucho tiempo tomar esa decisión, mucha angustia, y me han dicho mis representantes en ese momento que en Telefe no me iban a llamar nunca más. Entonces, que no me llamen más. Yo fui muy clara con el equipo cuando me fui, pero no fui clara con la prensa porque no sabía cómo ponerlo en palabras y aún estaba procesándolo. Pero todos saben bien que me fui porque no aguantaba más, porque hasta ahí llegó mi dignidad de soportar esos actos de exceso y de repetición ante mí. No entendía mi límite, no entendía mi no, y me lo hacía de nuevo… bueno, basta. Yo creo que una persona sabe muy bien cuando marcás el límite. Si alguien te está diciendo: "hasta acá".

“No tiene que pasar que tengas un arma en tu cabeza para sentir que tu vida se acaba. No tenemos que llegar a contar casos tan extremos como el de Thelma para que se nos crea. Si yo salgo a decir eso y me voy de mi trabajo, es porque no aguanto más”
“No tiene que pasar que tengas un arma en tu cabeza para sentir que tu vida se acaba. No tenemos que llegar a contar casos tan extremos como el de Thelma para que se nos crea. Si yo salgo a decir eso y me voy de mi trabajo, es porque no aguanto más”

–Además son cosas que se charlan entre los actores, justamente. Si los besos son con lengua o no, hasta dónde se llega, ¿verdad?

–Por supuesto. Todo se habla, se dice todo y se llega a acuerdos. Con Esteban Lamothe tenemos escenas mucho más violentas, con Ludovico (Di Santo) tuvimos escenas mucho más jugadas, y se habla perfectamente. Con Esteban dijimos, muy bien, esto es de golpes, hacemos una coreografía, no es que te voy a golpear en serio. Lo mismo es con el beso: vos contás algo pero no es que tenés que tener relaciones en serio en el set para que se vea real.

–Cuanta fragilidad…

–En mi caso fue más difícil, porque lo hacía bajo el lente de la cámara: ¿sabés lo que es eso? Imaginate en la cabeza de una actriz que recién está entendiendo todo, en un programa que se veía mucho, primetime, y en el único momento que tenía contacto conmigo era en el momento de la grabación. Y en ese momento, que se exceda, era mucho. Traté de decirle y no me escuchaba, le decía de nuevo, me decía que no lo hacía más y lo hacía de nuevo. No tiene que pasar que tengas un arma en tu cabeza para sentir que tu vida se acaba. No tenemos que llegar a contar casos tan extremos como el de Thelma, para que se nos crea. Si yo salgo a decir eso y me voy de mi trabajo, es porque no aguanto más no porque me voy a estudiar inglés. Le dí todo a ese personaje, y tener que dejar un sueño por algo que se me excedía de mi cuerpo.

“En el programa de Mauro Viale, dio (Juan Darthés) un mensaje súper oscuro, en el que seguía hablándoles a las víctimas, cuando dijo que se iba a matar. Lo no dicho es: ‘Si a mí me pasa algo, ustedes son las culpables’. No: yo no me voy a hacer cargo de eso, no me vas a seguir manejando mi cabeza, hacé de tu vida lo que quieras. Yo ya estoy del otro lado”.
“En el programa de Mauro Viale, dio (Juan Darthés) un mensaje súper oscuro, en el que seguía hablándoles a las víctimas, cuando dijo que se iba a matar. Lo no dicho es: ‘Si a mí me pasa algo, ustedes son las culpables’. No: yo no me voy a hacer cargo de eso, no me vas a seguir manejando mi cabeza, hacé de tu vida lo que quieras. Yo ya estoy del otro lado”.

–Incluso te pidieron que "para que esté todo tranquilo" dijeras que "es un caballero".

–Exacto, me pidieron eso y no lo hice. Es tanto el miedo que te generan porque hay algo que no quieren que se caiga. Quieren que el éxito siga. Sos sólo una actriz, una chica con su espadita, por eso valoro mucho que el colectivo de Actrices se haya formado. De a poco estamos entendiendo cómo actuar. Somos actrices que aprendimos a actuar, no a hacer política o a dedicarnos a algo más social. También estamos leyendo y entendiendo cómo responder y hay cosas que nos exceden. Son personas que quieren cambiar la industria y eso ya es un montón: ¿nos vamos a poner a ayudar a juzgar?

–Bueno, Isabel Macedo sentó posición y dijo que cuestionaba "las maneras" de Actrices.

–Yo no opino igual que ella: no te tiene que representar ni todas participamos de la misma manera ni pensamos igual. Justamente es un colectivo de personas distintas que se unen por algo puntual: nació por la lucha del aborto legal. Y después empezó a crecer más, un día fue Thelma y habló con las chicas, contó su verdad y todas terminaron llorando y dijeron "hay que hacer algo con esto". Entonces actrices y actores pusieron plata para que pueda cubrir los gastos para viajar a Nicaragua porque como no había prescripto lo podía hacer. Vino una denuncia (N. de la R: Fardin denunció a Darthés por haberla violado  a los 16 años) y se organizaron. Pensá que yo tuve que hacerlo sola, ¿y qué me pasó? Me hicieron mierda. Me han dicho que lo mío era por prensa, ¿qué prensa voy a necesitar? ¿Quién quiere una prensa de ese tipo?

Por redacción GENTE.
Fotos: Chris Beliera.

SEGUÍ LEYENDO: