Dentro de la habitación 601 del hotel Faena, Marta Fort vivió la previa del momento más importante de su adolescencia. Rodeada de los cuadros de San Martín, Rosas y el Escudo Nacional que ornar la suite presidencial, se entregó mansamente al maquillaje de Daniel Di Franco y el peinado de Javier "El Chino" Alfonso. +

Más tarde llegó la diseñadora Claudia Arce con su asistente, Susana Schechtet, trayéndole los dos vestidos que usaría esa noche. El principal, confeccionado con 150 metros de tul negro y casi diez mil brillantes bordados.

Lo que casi arruina su gran noche fue… ¡una uña! Más precisamente, la de su dedo índice izquierdo, que se le salió la noche anterior, jugando con sus amigas.

Desesperada, llamó a Marisa López, su niñera, y a Natalia Román, su jefa de prensa, buscando una solución. Al final, llegó de la manera más simple: con un pegamento para zapatos. Y ahí fue Marta, con su uña postiza bien agarrada.

A la suite regresó después de la fiesta junto a tres amigas, y se quedó buena parte del domingo. Estaba rendida, pero feliz. Cuando habló con GENTE, dejó algunas frases con su sello:

"Mi fiesta tuvo mucho entretenimiento. Si hubiera estado papá, no lo habría tenido. El entretenimiento habría sido él: él cantando en todo momento, él actuando… Seguro se iban a dormir a las tres de la mañana con papá cantando tangos. Hubieran sido muy diferentes mis 15″

"Pensé en papá el sábado, sí. Pero como estaba con amigas me sentí muy contenida. Supongo que cuando esté más tranquila voy a pensar más. Pero como te dije, cuando pienso en él no es algo emotivo sino alegre, como la frase que había: '¡Mamá, cortaste toda la looooz…!'."

"No entiendo por qué tuvo repercusión lo que dije sobre mi sexualidad. Para mí, ser bisexual no es algo importante, ni que tenga que importarles a otras personas. Es como que me gusten las manzanas; no es relevante"

"Supongo que mi papá estaría orgulloso de mí. No estaría decepcionado. Igual, él nunca me impuso un estereotipo; siempre me dejó hacer la mía. Más que la hija que él hubiera querido, soy la chica que a mí me gusta ser".

por: Hugo Martin

SEGUÍ LEYENDO: