Listos para partir a la nieve
Listos para partir a la nieve

Poco y nada parece importarles a esta altura a los Icardi la bola de nieve que se armó en torno a la ausencia del jugador de la selección. El familión ensamblado que lideran Mauro (24) y Wanda Nara (30) se muestra sonriente y despreocupado mientras disfruta de una escapada a las pistas europeas.

La ex modelo y hoy representante de su marido –el 9 del Inter– no solo dejó de contestar a las críticas en redes sociales, sino que además subió fotos de ella y sus cinco hijos volando en helicóptero y paseando por la montaña.

¿Papá piloto e hija copiloto?
¿Papá piloto e hija copiloto?

SIN RUSIA, ¿POR AMOR? Mientras el equipo albiceleste de Jorge Sampaoli entrena y compite en una gira amistosa por la antigua tierra de los zares, Icardi hace angelitos en las nieves de los Alpes con los tres hijos que su mujer tuvo con Maxi López (Valentino, 8, Constantino, 6, y Benedicto, 5)– y malcría a Francesca (2 años y 10 meses) e Isabella (1).

Wanda y Mauro
Wanda y Mauro

Ocurre que después de haber sido convocado por nuestro DT, el delantero se lesionó en el partido previo a la gira. El sitio oficial de la AFA informó que padecía "sinovitis con dolor en el tendón rotuliano de la rodilla derecha". ¿Conclusión? Al tiempo que alegaba necesitar recuperarse, el futbolista se bajó de los duelos del sábado 11 ante el local y del martes 14 frente a Nigeria.

¡Todos a bordo!
¡Todos a bordo!

Hasta ahí, todo entendible, si no hubiera sido porque poco después el club italiano detalló que solo "presenta un moretón y una zona inflamada" y que sería tenido en cuenta para el partido Inter-Atalanta, el domingo 19. Fue cuando empezaron las suspicacias…
Enfurecida por las versiones de que Sampaoli estaba enojado, Wanda tuiteó como esposa –más que como representante–, en respuesta a un periodista: "Cuando te llaman, explicás una cosa y dan otra información… ¿Cómo se llama eso? (…) ¿Para embarrar sí y para aclarar no?".

Pero al rato borró los posteos, subió al helicóptero y partió de descanso con su familia. Claro que también hay buenas noticias para Mauro: el Chelsea inglés estaría decidido a pagar 113 millones de euros por su pase. ¿Adiós Milán, hola Londres?

LEA MÁS: