El videojuego cancelado “Castlevania: Resurrection” se muestra por primera vez en un prototipo jugable

Se trata de uno de los mitos más populares en la industria del videojuego: un Castlevania 3D para Dreamcast cancelado al que muy pocos tuvieron acceso, hasta ahora

Castlevania es una de las series más reconocidas y antológicas dentro de la industria del videojuego. Desarrollada por Konami, nos cuenta respecto a las peripecias del clan Belmont en su eterna lucha contra las oscuras fuerzas del conde Drácula. A partir de esta sencilla premisa, el desarrollador japonés creó una serie de títulos dedicados a la mítica Nintendo Entertainment System de 8 bits, que quedaron grabados a fuego entre quienes los jugaron. Exploración, plataformas y una dificultad endiablada son algunos de los rasgos característicos que definen a Castlevania, que a su vez acuñó los elementos de un género muy común hoy en día: el “metroidvania”, que justamente combina elementos de esta franquicia junto con los de Metroid, otra popular franquicia de Nintendo.

El éxito de Castlevania es tan grande que dio lugar a una enorme cantidad de títulos a lo largo y ancho de la historia de los arcades, consolas de sobremesa y portátiles: Castlevania es una franquicia prolífica. Sin embargo, hubo una consola que no tuvo el beneplácito de contar con uno de estos juegos dentro de su catálogo, pero que sí estuvo muy cerca de tener su propia versión de Castlevania. Una combinación de factores lo impidieron: distintos inconvenientes de licencias y políticas empresariales, además de la muerte prematura de la plataforma. Hablamos desde luego, de Sega Dreamcast: la malograda consola de Sega que fue tan adelantada a su tiempo que pasó a la historia con muy buenos juegos pero con un soporte prácticamente insignificante, lo cual hizo que su tiempo de vida útil fuese de tan sólo 3 años.

El primer Castlevania es un clásico inolvidable.
El primer Castlevania es un clásico inolvidable.

Pero durante ese período de tiempo supo dominar la conversación, tal es así que fue una de las grandes protagonistas de la E3 de 1999, incluso meses antes de ser lanzada oficialmente al público. Cuentan los pocos privilegiados que estuvieron allí en ese momento que Konami ofrecía una batería de demostraciones de distintos videojuegos próximos a publicarse, todos a puertas cerradas. Uno de ellos -el que más revuelo generó entre los presentes- fue Castlevania: Resurrection. Aunque no sería la primera incursión de la franquicia en el mundo tridimensional (este honor se lo llevaría en ese mismo año Nintendo 64) sí que llamaba la atención considerando el enorme poder gráfico que podía desplegar el hardware de Sega.

Se trataba de un juego de plataformas a la usanza de los clásicos pero en entornos tridimensionales muy trabajados aunque definitivamente más lineales que los intrincados niveles que componen a los títulos clásicos de la franquicia. También se suponía que traería nuevos personajes al universo de Castlevania: Victor Belmont, continuando así el legado de Sonia Belmont, de un juego anterior. Aunque hubo comentarios no tan positivos respecto a lo mostrado, sí que el juego generó muchísimo ruido. Pese a esto, nunca más se supo del desarrollo de Castlevania: Resurrection, por lo que se lo consideró cancelado. Konami nunca se pronunció al respecto, pero sí lo hizo Greg Orduyan, quien fuese el Director Artístico del juego, en una entrevista años más tarde: “el juego fue saboteado internamente por “algunas personas dentro de Konami que tenían su propia agenda”. Esto lo dijo en referencia a que Castlevania: Resurrection sería el primero desarrollado fuera de Japón.

Castlevania: Lords of Shadow 2 es el último juego publicado de la franquicia, totalmente en 3D.
Castlevania: Lords of Shadow 2 es el último juego publicado de la franquicia, totalmente en 3D.

También comentó que más allá de los comentarios negativos del juego, lo que verdaderamente puso fin a Castlevania: Resurrection fue la salida de PlayStation 2 al mercado, la cual puso un freno de mano al desempeño de Dreamcast dictaminando así su final del ciclo de vida: Sega no tenía cómo competir a una empresa que había dominado el mercado con la primera PlayStation.

Castlevania: Resurrection nunca vio la luz, hasta el pasado fin de semana, donde un grupo de coleccionistas subió un video a YouTube en el cual se puede ver al juego corriendo en una consola Dreamcast. Se trata ni más ni menos de aquel mítico prototipo de la E3 de 1999 que tanto dio que hablar. Para los estándares de hoy se lo percibe como un juego rústico, pero se entiende por qué generó tanto revuelo cuando fue mostrado a puertas cerradas por primera vez. Gracias a las tareas de preservación y conservación que llevan adelante grupos independientes de entusiastas, es que hoy podemos constatar por nosotros mismos una parte importante de la industria del videojuego que de otro modo, habría quedado en el olvido.


Últimas Noticias

MAS NOTICIAS