Análisis de “Ghost ‘n Goblins: Resurrection”: un clásico reimaginado para todo público

Otra adición al catálogo de la Nintendo Switch llegó cargada de tanta nostalgia como nuevos elementos

(Foto: twitter)
(Foto: twitter)

El catálogo de la Nintendo Switch se está nutriendo de una gran cantidad de remasterizaciones y remakes de clásicos que nunca vienen mal. Mientras esperamos por los grandes títulos que prepara Nintendo con sus franquicias más importantes, esta vez le tocó a Capcom reimaginar uno de sus clásicos para lanzarlo en la consola híbrida más popular.

Ghost ‘n Goblins ocupa un lugar en la historia junto a los videojuegos más difíciles de todos la historia. Al mismo tiempo, es uno que presentó mecánicas plataformeras muy particulares que se siguen viendo hoy en día en todo tipo de títulos. Con una secuela y un par de reimaginaciones, nunca despegó de su fórmula clásica, pero en esta ocasión viene a llamar la atención de un público más amplio.

Ghost ‘n Goblins: Resurrection no sólo trae a Arthur de vuelta a la acción después de varios años, sino que lo hace con elementos que refrescan la fórmula ya conocida y le imprimen nueva vida. Los jugadores podrán elegir entre cuatro dificultades para superar su aventura, lo que ya derriba una importante barrera para los jugadores que no son tan expertos en el género. Esta dificultad, que de todas maneras es endemoniada y va a resultar en incontables muertes, se puede modificar en cualquier momento de la partida.

Ghost 'n Goblins: Resurrection recicla escenarios y enemigos para traerlos de vuelta con novedades (Foto: Captura)
Ghost 'n Goblins: Resurrection recicla escenarios y enemigos para traerlos de vuelta con novedades (Foto: Captura)

A diferencia de Ultimate Ghost ‘n Goblins, que fue por un apartado artístico 3D, Resurrection apela a lo caricaturesco y aprovecha que la franquicia no se toma demasiado en serio a sí misma para presentar niveles cargados de elementos y colores. Los escenarios logran albergar a varios enemigos a la vez para dar un paisaje tan enérgico como peligroso. Más que una remake, se trata de la versión definitiva, que también toma elementos de la secuela, Ghouls ‘n Ghosts, para proponer escenarios que se ven muy similares, pero que esconden caminos alternativos y más novedades.

La jugabilidad evolucionó lo suficiente como para entrar en una conjunción perfecta con la dificultad que plantea. En ningún momento parece injusta y, lejos de resultar frustrante, propone una experiencia más que entretenida, donde se aprende con cada paso que se da. La gran diferencia entre los distintos niveles de dificultad es la cantidad de golpes que Arthur puede aguantar antes de morir definitivamente. En la más fácil, además, se suman opciones como revivir justo donde nos mataron y hasta avanzar unos metros para evitar enemigos y dificultades. Sin dudas, Ghost ‘n Goblins: Resurrection es una genial oportunidad para todos aquellos que nunca se le animaron y también para los que le guardan rencor por alguna de las anteriores versiones.

Incluso también invita a una mayor audiencia gracias a una de las novedades más interesantes de esta remake: el modo cooperativo. Un segundo jugador podrá sumarse en cualquier momento de la partida para manejar a un compañero fantasma. El personaje cuenta con tres modalidades diferentes para ayudar en distintos tipos de escenario. Las tres opciones cuentan con un disparo, también único para cada uno, y pueden crear un puente, generar un escudo o agarrar a Arthur para evitar que caiga a un precipicio. Esta modalidad no sólo resulta muy divertida, sino que cambia la manera de encarar los distintos desafíos del juego. Al mismo tiempo, apela a la naturaleza de compartir que la Nintendo Switch viene vendiendo desde su primera publicidad oficial.

Los niveles cuentan con diferentes versiones que suben la vara de los desafíos (Foto: Captura)
Los niveles cuentan con diferentes versiones que suben la vara de los desafíos (Foto: Captura)

Como es de esperarse, Ghost ‘n Goblins: Resurrection incluye una gran cantidad de secretos en forma de hadas y cofres. Mientras que los cofres pueden ser trampas en más de una ocasión, las hadas servirán para desarrollar un árbol de habilidades mágicas. Al igual que las propias armas, los diferentes poderes están diseñados para escenarios y situaciones específicas. Al terminar la aventura, es muy probable que no se haya completado ni la mitad de dicho árbol, pero el título cuenta con eso y tiene varios elementos que invitar a rejugar los niveles más de una vez.

El recorrido de los niveles principales se puede hacer varias veces después de terminado por primera vez, para continuar recolectando puntos, hadas y cofres perdidos. Al mismo tiempo, cada nivel revela su costado sombrío una vez es superado. Esta versión de los escenarios no sólo es más oscura, sino que además suma enemigos, obstáculos y desafíos extra. En otras palabras, aprenderse un nivel de memoria no ayudará demasiado a la hora de superar su contraparte de las sombras.

Capcom ha estado haciendo un gran trabajo con sus más recientes remakes y Ghost ‘n Goblins: Resurrection se suma a la lista con grandes novedades para aportar. Si bien todos los elementos se sienten familiares, también incluyen uno o dos giros que hacen que la fórmula se revitalice y pueda dar horas de diversión sin aburrir ni frustrar. Incluso la música está en su mejor versión y es de las que nos podemos quedar tarareando por un largo rato después de jugar. Un poco porque las muertes constantes nos harán escucharla on repeat una y otra vez, pero también porque hay melodías fantásticas de principio a fin.

La cantidad de recursos a disposición y los niveles de dificultad hacen que Ghost 'n Goblins: Resurrection sea accesible para un público más amplio (Foto: Captura)
La cantidad de recursos a disposición y los niveles de dificultad hacen que Ghost 'n Goblins: Resurrection sea accesible para un público más amplio (Foto: Captura)

Desarrolla: Capcom

Distribuye: Capcom

Fecha de lanzamiento: 25 de febrero de 2021

Plataformas: Nintendo Switch

Puntaje: 8

Seguí Leyendo: