A diferencia de los deportes tradicionales, en los esports los hombres no cuentan con una ventaja física por sobre las mujeres por eso, para muchos, es de extrañar que no se vean tantas competidoras profesionales. La escena de la gran mayoría de los videojuegos está compuesta casi en su totalidad por varones, sin embargo hay varios casos en los que las jugadoras se impusieron y dieron que hablar a nivel mundial y están preparando el terreno para la nueva generación de competidoras.

La última mujer en salir campeona de un certamen mundial fue Xiaomeng “VKLiooon” Li. Es una joven china de 23 años. Nació en un pequeño pueblo en la provincia de Xinjiang, y durante el 2019 los ojos de todos los actores en la escena de deportes electrónicos se posaron sobre ella porque se consagró del Hearthstone GrandMasters 2019 - Global Finals. El mismo se llevó a cabo en la Blizzcon, el evento más importante de la temporada para Blizzard, la compañía creadora del juego, donde se celebran las finales de distintos títulos.

Lo más destacado del logro de VKLiooon es el hecho de que el certamen que ganó es mixto. Ella fue la única mujer en participar, y encima arrasó con sus rivales. Se ganó su lugar en el torneo tras consagrarse en la Gold Series 2019/Season 1 de China. Esta es la mejor manera de contraatacar a aquellas personas que dudaron de mí solo porque soy mujer. Esto demuestra que las chicas pueden ser fuertes jugadoras profesionales, tal como lo hacen los hombres", había declarado tras clasificar.

El campeonato en la Blizzcon se jugó entre el 1 y el 2 de noviembre del 2019 en Anaheim, Estados Unidos. Participaron ocho jugadores, que fueron divididos en dos zonas de cuatro. VKLiooon formó parte del Grupo B, y tras vencer 2-0 a Chen ‘tom60229’ Wei de Taiwan (campeón del mundo en 2017) se enfrentó al griego Chris “Fenomeno” Tsakopoulos en el Winner’s Match. Allí volvió a imponerse por 2-0 y se clasificó a las semifinales.

Aquella instancia (se jugó al mejor de cinco) no le resultó nada sencilla, porque el alemán Kevin ‘Casie’ Eberlein venció en dos juegos y le sacó el invicto. Sin embargo la china ganó tres partidas y se clasificó a la gran final. En frente tuvo al estadounidense Brian “bloodyface” Eason, y la final fue una masacre: 3-0 y campeonato para VKLiooon, que se convirtió en la primera mujer en la historia de la Blizzcon que consigue un título.

“Quiero decirle esto a todas las chicas que sueñan con los esports, con la competición, con la gloria: si quieres hacerlo y crees en ti misma, olvídate del género y lánzate”, declaró tras consagrarse.

Fotografía: Blizzard Entertainment
Fotografía: Blizzard Entertainment

Sasha “Scarlett” Hostyn tiene el increíble récord de ser la jugadora profesional que más dinero ha ganado en la historia de los deportes electrónicos: más de $300.000 dólares. Tiene 26 años, es oriunda de Canadá y se ha especializado en Starcraft II. Se ha consagrado campeona de múltiples torneos de talla mundial, y compite profesionalmente desde el 2012.

Se hizo conocida en la escena tras vencer a varios de los jugadores mejor rankeados en un certamen en Las Vegas. A partir de ese momento comenzó a escalar y a participar de importantes competencias. Se ganó el apodo de “La reina del Starcraft II” y fue reconocida mundialmente como una de las mujeres más exitosas en los esports.

En 2015 abandonó el Starcraft y buscó profesionalizarse en Dota 2, aunque pocos meses después volvió a su viejo amor. Su mayor logro se dio en el Intel Extreme Masters del 2018, una suerte de mundial del videojuego. El mismo se realizó en la ciudad surcoreana PyeongChang, una semana antes que se celebren los Juegos Olímpicos de Invierno. Scarlett fue la única mujer que participó.

Su debut fue ante el mexicano Cham en el tie-break de NA y ganó 3 a 0. Ya en las rondas principales del torneo se midió ante TIME de China, a quien venció por 3-1. Por el mismo resultado despachó al finlandés Serral en cuartos y al polaco Elazer en semis. La gran final fue contra el surcoreano SoS, y Scarlett se impuso por 4-1. Además se llevó $150.000 dólares en premios.

Sasha “Scarlett” Hostyn - ESL
Sasha “Scarlett” Hostyn - ESL

Katherine “Mystik” Gunn es otra de las jugadoras que más dinero ha recaudado en su carrera. Curiosamente no es con alguno de los esports más populares, sino con Dead or Alive 4 y Halo: Reach.

Comenzó su carrera competitiva en el primero, un título arcade de lucha. Durante el 2007 participó del Championship Gaming Series, en el que consiguió el segundo lugar junto al equipo Carolina Core. Un año más tarde finalizó en el tercer lugar.

Luego de un tiempo sin competir de manera profesional, audicionó para la segunda temporada del reality televisivo de Halo: Reach, WCG Ultimate Gamer. Mystik arrasó en la competencia, la ganó de pies a cabezas y se llevó la increíble suma de $100.000 dólares.

Mystik - Katherine Gunn
Mystik - Katherine Gunn

La estadounidense Ricki Ortiz llamó la atención de toda la escena profesional de fighting games en 2006, cuando finalizó segunda en la competencia de Capcom vs. SNK 2 en la Evo 2006. Desde aquel entonces participó en más de 60 torneos, siendo el más importante el segundo lugar de la Capcom Cup 2016 en el juego Street Fighter V. Obtuvo $60.000 dólares en premios. Desde el 2010 que forma parte de la organización Evil Geniuses.

Ricki Ortiz - Jugadora de Evil Geniuses.
Ricki Ortiz - Jugadora de Evil Geniuses.

En el Counter Strike: Global Offensive también hubo más de una competidora destacada. La rusa Ksenia “vilga” Klyuenkova, por ejemplo, es una leyenda en el CSGO femenino. Tiene 28 años y consiguió varios títulos a nivel mundial, como el Girl Gamer Esports Festival, la WESG o la Intel Challenge (tres veces consecutivas). Un caso similar es el de la sueca Zainab “zAAz” Turkie, que además de los campeonatos de Intel se consagró en la DreamHack Valencia 2019, la Game Gun 2014, entre otros. Anna “Ant1ka” Ananikova de Rusia y Julia “Juliano” Kiran, también jugaron con ellas y fueron protagonista de varios de los títulos.

Zaaz y Vilga.
Zaaz y Vilga.

En Argentina hay muchas mujeres que se destacaron y llegaron a formar parte de la escena profesional de esports. Quizás el caso más relevante sea el del Counter Strike: Global Offensive. El shooter de Valve cuenta con jugadoras en el máximo nivel hace ya muchos años, desde la época de los ciber.

El caso más relevante tiene que ver con 9Z, que actualmente cuenta con un roster 100% femenino. Son tres jugadoras argentinas, una chilena y una brasileña: Julieta “Khizha” Grillia, Evelin “Chjna” Acuña, Florencia “Flossie” Gasparini, Aida “Churra” Bravo González y Camila “Camyy” Natale.

La base, compuesta por Khizha, Chjna y Flossie, formó parte de Isurus durante el 2018 y 2019, y en conjunto fueron partícipes de varias hazañas a nivel local. Jugaron la Liga Pro de Temporada de Juegos frente a equipos masculinos y se consagraron campeonas en tres ocasiones de la Liga Femenina de Gamers Club. Además participaron en las finales regionales de la WESG y fueron subcampeonas de la Girl Gamer Festival Latam que se disputó en San Pablo.

La otra organización que tiene un equipo de mujeres es Nocturns Gaming, compuesto por Camila “armk4m” Sol Armesto, Francisca “frantastic” Belén Antonia Castillo Valenzuela, Romina “romi” Soledad Alvarez Benitez, Romina “pacem” Brignardello Mondaca y Daniela “dddAni” Biondi.

Con el inicio de la Unity League de LVP algunos equipos sumaron jugadoras al staff y actualmente son suplentes del roster principal. Es el caso de Malvinas Gaming, que sumó a Lara “Larischz” Correa, ex integrante de Malvinas Primadonna, la escuadra femenina de la institución. Juega CSGO competitivo hace ya ocho años, y hace dos que es su actividad es remunerada. Ella le aseguró a Infobae que el motivo por el que hay pocas mujeres en la escena “yace en la minimización del género”: “A la mujer por lo único que se la incluye es por marketing sexista. Desgraciadamente esto es un tema social, un problema muy grande a nivel mundial. No se va a poder arreglar nunca salvo que el género femenino domine un juego en particular.

En el League of Legends la situación es similar. Algunas organizaciones cuentan con jugadoras suplentes en la Liga Master Flow de LVP. 9Z tiene entre sus filas a Belén “Pinku” Moine, Isurus a Ayelén “Batic” Martino y a Camila “Epika” Paludi, y River a Lujan “Psirenyta” Benítez.

Durante el Clausura de LVP en 2019 la jugadora Melina “Honeymoon” Martínez fue suplente activa de 9Z, que se consagró campeón. En tanto, la uruguaya Stephanie “Careta” Huartamendía hizo lo propio pero en Rainbow7 de la Liga Latinoamérica.

De a poco las mujeres van creando su camino y resaltanto en la escena. Sin embargo aún falta mucho para que tengan las mismas chances que los jugadores hombres.

Seguí leyendo: