Descubre una de las rutas más espectaculares de Huesca: atraviesa ermitas incrustadas en la roca y una cascada

Este sendero de dificultad media-baja permite contemplar uno de los paisajes más impresionantes de la comarca de Alto Gállego

Guardar

Nuevo

Ermita de La Cueva, en Huesca (Shutterstock).
Ermita de La Cueva, en Huesca (Shutterstock).

La provincia de Huesca alberga atractivos únicos. De la mano de sus impresionantes paisajes protagonizados por los Pirineos, la región es un destino rural único para los amantes de la naturaleza. Además, gracias a su extensa red de senderos, los viajeros más aventureros pueden disfrutar de rincones y parajes que son una maravilla. A esto se le suman sus pequeños pueblos y construcciones que permiten disfrutar de un impresionante patrimonio histórico y cultural.

Para disfrutar de todas estas maravillas, la ruta de las ermitas de Yebra de Basa se alza como un plan ideal para descubrir todos los secretos de la comarca de Alto Gállego. A través de este sendero, el viajero puede contemplar hasta nueve ermitas, de las cuales algunas son de las más impresionantes de la toda la región. A su vez, cascadas y un paisaje de vértigo son protagonistas a lo largo de todo el recorrido, el cual cuenta con una distancia de alrededor de 12 kilómetros de longitud en sentido ida y vuelta

9 ermitas y una imponente cascada

El punto de partida de la ruta se encuentra en a escasos 200 metros de Yebra Basa, junto a la ermita del Angusto. Aquí, se puede estacionar el vehículo, siendo la primera de las nueve construcciones que alberga el camino. El sendero se termina de completar en alrededor de cinco horas, una vez iniciado, tan solo hay que seguir las señales hasta llegar a otras dos ermitas: la de Rodillas y Escaronillas. Seguidamente, el camino se adentra en un entorno más boscoso donde se tiene que cruzar las aguas del Barraco de Santa Osoria.

Ermita de La Cueva y cascada de El Chorro, en Huesca (Ayuntamiento de Yebra de Basa).
Ermita de La Cueva y cascada de El Chorro, en Huesca (Ayuntamiento de Yebra de Basa).

Más tarde se llega a las ermitas de la Cueva y San Cornelio, las cuales están escoltadas por la impresionante cascada de El Chorro. A media que el viajero se acerca a este enclave se puede contemplar la majestuosidad del salto, el cual se combina a la perfección con la espectacularidad de las construcciones fusionadas con la roca. De este modo, la ermita de La Cueva es uno de los enclaves más destacados de todo el camino, ya que la imagen que crea con la cascada es de postal.

Pasado este lugar, el itinerario recorre las ermitas de San Blas y Santa Bárbara para, finalmente, llegar al punto más alto de la sierra, donde se localiza la ermita de o Zoque. Por último, la Ermita santuario de Santa Orosia es el final perfecto, pues se trata de un lugar de culto y peregrinación, ya que acoge la imagen de la patrona del Viello Aragón, así como un manantial. Para volver, tan solo hay que deshacer lo andado.

Recomendaciones y cómo llegar

Este sendero es de dificultad media-fácil, por lo que es ideal para disfrutar en compañía de la familia y amigos. A su vez, se puede hacer en cualquier época del año, aunque es preferible en primavera u otoño, cuando las temperaturas son más moderadas y hay más agua, pues debido a la sequía en ocasiones la cascada se seca. Por otro lado, para llegar a Yebra de Basa desde Huesca, el viaje tiene una duración estimada de 45 minutos por la carretera A-23. Por su parte, desde Lleida el trayecto es de alrededor de 1 hora y 50 minutos por las vías A-22 y A-23.

Una de las rutas más impresionantes de España: recorre tres ríos, tiene una bonita cascada y frondosos bosques
Guardar

Nuevo