El Gobierno lanzará en los próximos días el Plan Nacional de Ciencias, Tecnología e Innovación
El Gobierno lanzará en los próximos días el Plan Nacional de Ciencias, Tecnología e Innovación

El programa que el Gobierno lanzará en los próximos días ya tiene nombre completo: se llamará Plan Nacional de Ciencias, Tecnología e Innovación. Con él apuestan a fomentar el interés, a despertar vocaciones tempranas y engrosar las matrículas en las carreras consideradas estratégicas.

El plan atravesará todos los niveles educativos, desde el jardín hasta la universidad. Según supo Infobae, la intención es que dentro del aula se introduzca a los chicos a las nuevas herramientas: a Internet de las cosas, a big data, a las artes electrónicas y las energías renovables, por ejemplo. Una vez terminada la educación obligatoria, piensan en una línea de becas destinada a fortalecer las áreas de vacancia.

“Las becas inducen a aumentar la cantidad de estudiantes, pero no son suficientes. Estamos llegando tarde. Por eso hay que trabajar desde el nivel inicial. El plan tiene un componente para las carreras estratégicas, para las necesidades actuales. Ciertos sectores de la economía tienen una demanda insatisfecha hoy. Aunque eso no necesariamente va a ser lo mismo de acá a diez años”, explicó Nicolás Trotta, ministro de Educación nacional.

Las becas que se entregarán en primera instancia apuntarán al sector del software, a la industria del petróleo, a la geología, la minería, las carreras vinculadas a la explotación de Vaca Muerta. Luego, la idea es que se vayan reorientando, adaptándose a las nuevas necesidades del mercado laboral.

Nicolás Trotta, ministro de Educación nacional (Adrián Escandar)
Nicolás Trotta, ministro de Educación nacional (Adrián Escandar)

Esa línea de beca, en realidad, ya existe. Son las Becas Progresar destinadas a carreras estratégicas. Hasta hoy, esa línea entrega $2.550 por mes a los estudiantes de primer año, $3.100 en segundo, $4.100 en tercero, $5.350 en cuarto y $6.900 en quinto. Para la actual gestión, esos montos quedaron desfasados. En agenda está un aumento considerable.

“Parte del objetivo es fortalecer la ciencia y que se incluyan todas las herramientas tecnológicas dentro del aula. El desafío es cómo articulamos la programación, la robótica, el diseño y la construcción de aplicaciones móviles de forma transversal. No pretendemos crear nuevas materias”, señaló Trotta.

Más allá de las asignaturas puntuales ligadas a computación o informática, quieren que los maestros estén preparados para impartir sus contenidos también con una didáctica cruzada por la tecnología. En ese objetivo, el Instituto Nacional de Formación Docente (INFoD) tendrá un rol central. De allí saldrán las capacitaciones pertinentes.

La otra gran apuesta detrás del plan es la de romper las diferencias de género. Basta con revisar un par de estadísticas para confirmar, pese a algunos avances, que las mujeres todavía le escapan a las carreras científicas y tecnológicas. En las secundarias técnicas, por caso, las mujeres tan solo representan un tercio de la matrícula. Mientras que ya en la universidad, en las aulas de ingeniería solo son un 24 por ciento.

Se revisarán las Becas Progresar
Se revisarán las Becas Progresar

Para lograr esa paridad de género, pretenden “romper ciertas barreras de curiosidad” que se dan en la primera infancia. La nueva pauta publicitaria orientada a educación que se pondrá en marcha en marzo, advierten, ayudará a visibilizar a las niñas en roles científicos y tecnológicos.

Esa pauta funcionará en lo que el propio Gobierno llama “contenidos circulares”, es decir, a través de los distintos medios: televisión, radio, portales digitales, redes sociales. Una parte se difundirá en los medios públicos, como Educar o Pakapaka, y otra parte se comunicará en los privados, con previa aprobación del ministerio de Educación.

En la cartera educativa tienen la idea de vincular los distintos programas nacionales que están lanzando. En los primeros días de marzo, en sintonía con el inicio del ciclo lectivo, oficializarán el nuevo Conectar Igualdad.

Para ello, llevan adelante un “relevamiento de buenas prácticas” en las provincias. De acuerdo a las cifras oficiales, la realidad es muy dispar entre los distritos. Hasta el momento están conectadas a internet el 40% de las escuelas, que reciben al 60% de la matrícula total. El Gobierno volverá a entregar dispositivos -no solo netbooks, sino que posiblemente tablets en los jardines-, con la intención de que también ayuden a cumplir los objetivos pedagógicos del nuevo plan de ciencias.

Seguí leyendo: