Vidal en la mesa principal con Funes de Rioja (Cicyp), Acevedo (UIA), Pelegrina (SRA) y Gabbi (Bolsa de Comercio)
Vidal en la mesa principal con Funes de Rioja (Cicyp), Acevedo (UIA), Pelegrina (SRA) y Gabbi (Bolsa de Comercio)

La invitación a la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, para que participe de los clásicos almuerzos del Consejo Interamericano de Comercio y Producción (Cicyp), ya estaba cursada desde hace varias semanas. Y la funcionaria había confirmado, también hace tiempo. Fue casual, entonces, su presencia en este encuentro empresario  organizado en el hotel Alvear, en momentos en que puertas adentro de Cambiemos hay quienes creen que Vidal debe ser la candidata a Presidente este año en función de recientes encuestas que muestran a Cristina Fernández ganadora en segunda vuelta frente a Mauricio Macri.

Pero las preguntas de si iba a postularse para suceder a Macri no faltaron por parte del empresariado, lo que demostró cierta ansiedad por conocer su respuesta. "No me imaginé que me iban a hacer esta pregunta", contestó. Y reafirmó: "Soy parte de un equipo y nos concentramos en gobernar. Me comprometí con los bonaerenses y lo seguiré haciendo si me vuelven a votar en octubre".

El 11 de diciembre, la lista de problemas que tendrán es la misma (Funes de Rioja)

También le preguntaron por el vínculo con los empresarios, a lo que respondió que "podría ser mejor", que "siempre hay tensiones e intereses, pero que eso no invalida el diálogo".  Minutos antes, la funcionaria les había pedido colaboración para combatir la pobreza, luego de contar un caso de un empresario que va a instalar, en la villa Puerta de Hierro, un taller para que trabajen aparadores del sector del calzado. Lo hará en dos sitios donde antes se vendía droga, aclaró la Gobernadora. "La lucha contra la pobreza se hace poniendo el cuerpo, es en el 1 a 1, y es convocando al sector privado a colaborar", sostuvo.

Juan Carlos López Mena, de Buquebús, y Martín Cabrales, entre los asistentes al almuerzo
Juan Carlos López Mena, de Buquebús, y Martín Cabrales, entre los asistentes al almuerzo

Hoy, Vidal parece seducir a los hombres de negocios mucho más que Macri. Su forma de hablar, su sensibilidad con los problemas que afectan a la sociedad, su mayor vocación de diálogo, entre otras virtudes. No podría afirmarse que no les gustaría que fuera ella la postulante de Cambiemos. Porque consideran que sería mejor candidata, y mucho más si garantiza un triunfo del Gobierno frente a la posibilidad de que vuelva el kirchnerismo al poder.

Sin embargo, hoy el foco de los empresarios está puesto en los problemas que afectan a la economía. Si bien es cierto que apoyan la continuidad del actual gobierno ante el temor de Cristina, sostienen que más allá de quien sea el candidato, la clave es poder avanzar en las reformas estructurales pendientes. De hecho, fue un tema que los empresarios hablaron con Vidal durante el almuerzo y ella misma les reconoció que había que avanzar en ese camino. 

No importan las personas; lo que importan son las políticas (Rattazzi)

"La Argentina tiene que salir adelante, por lo tanto, hay que escuchar lo constructivo, no sólo las críticas. Lo que usted nos muestre como desafíos lo tomaremos como nuestros desafíos", planteó el presidente del Cicyp, Daniel Funes de Rioja, antes de darle la palabra a Vidal. Y agregó: "Quizá con respecto a pasado tenemos muchas deudas y divorcios, pero en el futuro esperamos tener muchas comuniones".

María Eugenia Vidal (Maximiliano Luna)
María Eugenia Vidal (Maximiliano Luna)

En definitiva, una nueva apuesta del sector empresario a que Cambiemos pueda encarrilar el rumbo de la economía. Consultado luego por el periodismo sobre si preferían a Vidal o Macri como candidatos, Funes de Rioja fue contundente: "El 11 de diciembre, la lista de problemas que tendrán es la misma".

Lo mismo enfatizó el presidente de Fiat, Cristiano Rattazzi: "No importan las personas; lo que importan son las políticas". Y en la misma línea se ubicó el presidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA), Daniel Pelegrina, al plantear que lo importante es que quien sea el nuevo presidente priorice la producción y la exportación, que contribuirá a bajar la inflación.

Empresarios de la construcción que participaron del almuerzo coincidieron en que es necesario retomar la agenda de reformas pendientes y destacaron la mayor gestión que existe, en lo que respecta a la obra pública, en la provincia de Buenos Aires, que a nivel nacional. "En la provincia pagan a término, mientras que en Nación a los 120 días", remarcaron, en apoyo a Vidal.

Juan Carlos López Mena, de Buquebus; Guillermo Montenegro y Martín Cabrales, en el almuerzo de hoy (Maximiliano Luna)
Juan Carlos López Mena, de Buquebus; Guillermo Montenegro y Martín Cabrales, en el almuerzo de hoy (Maximiliano Luna)

"Tenemos muchos problemas, pero un panorama político en la oposición despreciable porque no presenta planes ni antecedentes. Y lo que más desespera es que vivimos en un país con enormes posibilidades de desarrollo", señaló otro de los comensales, del grupo agroindustrial.

Sobre las medidas anunciadas la semana pasada por el Gobierno, los empresarios destacaron las que mejoran la situación de las pequeñas y medianas empresas, como la quita de retenciones o de las comisiones bancarias, pero cuestionaron el acuerdo de "Precios Esenciales". Aunque desde el sector de la alimentación se esmeran en destacar que se trató de un acuerdo voluntario -a diferencia de las presiones de la época de Guillermo Moreno al frente de la Secretaría de Comercio-, la mayoría de los hombres de negocios afirman que los controles de precios nunca funcionaron y que no bajarán la inflación. Como dijo Rattazzi, "lo importante es llegar a las elecciones".

También estuvieron presentes Jorge Brito (h), Juan Nápoli, Gustavo Weiss, Jorge Di Fiori, Martin Cabrales, Bettina Bulgheroni, Carlos Rottemberg y Adelmo Gabbi, y los funcionarios Fabian Perechodnik, Juan Curuchet, Hernán Lacunza, entre otros.

Seguí leyendo: