Con menos demanda interna y exportaciones, las automotrices aplican esquemas de suspensiones de producción
Con menos demanda interna y exportaciones, las automotrices aplican esquemas de suspensiones de producción

Por la caída en la demanda y las exportaciones de automóviles, en el arranque del año varias compañías del sector automotriz comenzaron a aplicar esquemas de suspensiones de turnos en la producción. Es el caso de Honda, Fiat y General Motors, pero en el sector aseguran que la mayoría planea tomar decisiones similares en los próximos meses.

En el caso de Honda, la empresa japonesa suspenderá por varias semanas la producción de motos y autos —la camioneta HR-V— en su planta de Campana, que estará paralizada a partir del próximo 25 de febrero. En ese tiempo los operarios cobrarán un 70% del total de su salario.

La empresa japonesa cuenta con unos 1.100 empleados en la Argentina. Y ya está previsto que la producción de motos vuelva a ponerse en marcha a partir del 18 de marzo y la de autos desde el 25 del mismo mes.

En el sector destacan que, salvo el caso de Toyota, el resto de las empresas se vieron obligadas a aplicar algún esquema de suspensiones

Pero Honda no es la única compañía automotriz que decidió reducir su producción por la baja en las ventas. En el sector destacan que salvo el caso de Toyota, el resto de las empresas ya está aplicando algún tipo de esquema de suspensiones, pero en la mayoría de los casos sin contar con un cronograma tan preciso como la automotriz japonesa.

En Fiat, del grupo FCA, las suspensiones suelen ser los días lunes y viernes, pero sin un esquema fijo. El año pasado la empresa también había decidido paralizar algunos turnos. Mientras que General Motors realizó un acuerdo con el sindicato Smata para operar con "suspensiones rotativas" en su planta de Alvear, Rosario, hasta el 30 de abril. La planta está trabajando un solo turno y en mayo contemplan volver a su actividad normal.

En diciembre, el promedio de toda la industria automotriz fue de 9 días hábiles de actividad como consecuencia del adelanto de las vacaciones en la mayoría de las plantas.

En la planta de Honda en la provincia de Buenos Aires se produce el modelo Honda-CR-V
En la planta de Honda en la provincia de Buenos Aires se produce el modelo Honda-CR-V

El sector exportó en enero 7.403 vehículos, un 67,7 % menos respecto del mes anterior y registró una caída de 28,9 % si se lo compara con el volumen de enero de 2018. En las ventas mayoristas, en tanto, hubo una caída del 38% con respecto a diciembre y del 53,4% en comparación con enero del año pasado.

Está previsto que la producción de motos vuelva a ponerse en marcha a partir del 18 de marzo y la de autos desde el 25 del mismo mes

"El desempeño de enero, con el arrastre de diciembre, lleva a ser muy prudentes respecto del comportamiento que tendrá el sector en el año", señaló Luis Fernando Peláez Gamboa, presidente de Adefa. "En 2018, el mercado y la industria arrancaron con una inercia que llevó a las estimaciones hacia volúmenes récords. No obstante, las turbulencias financieras llevaron a concluir el año con números de ventas y producción más cercanos al comportamiento promedio histórico local", agregó.

En el caso de las motos, la venta en el primer mes de 2019 arrancó con una fuerte baja en comparación con el mismo mes del año anterior. Según las estadísticas de la Cámara de Fabricantes de Motovehículos (Cafam), en enero se patentaron 42.773 unidades, lo que representó una baja del 45% interanual.

Una muestra de la situación del sector es la decisión de las automotrices de suspender la edición 2019 del Salón del Automóvil de Buenos Aires. Esta muestra se realizaba desde 1998 y salvo dos ediciones se realizó todos los años impares. Buenos Aires alterna con la exposición de San Pablo, en Brasil, que abre sus puertas los años pares.

Seguí leyendo