Federico Sturzenegger (Adrián Escandar)
Federico Sturzenegger (Adrián Escandar)

Federico Sturzenegger, quien hasta junio fue presidente del Banco Central, desmintió brevemente hoy que haya criticado, en una conferencia informal en Universidad de Harvard, en EEUU, a Marcos Peña, jefe de Gabinete. "Lo de Harvard fue hace dos meses y nada que ver con lo que salió. Nada que valga la pena dar realmente", le dijo, escueto, a Infobae.

Sin embargo, esta tarde el ex funcionario dio algunos detalles de la evidente tensión entre el Central y el Gobierno en medio de la crisis cambiaria de los últimos meses que terminó provocando su renuncia. Lo hizo en la conferencia de aceptación de su designación como Académico de Número de la Academia de Ciencias de Buenos Aires.

Allí, en un discurso de poco menos de una hora en el que no dio nombres –sólo mencionó a Mauricio Macri y al "Ejecutivo"–, repasó sus contribuciones académicas en el área de regímenes cambiarios y en el debate de desequilibrios globales e hizo referencia a su gestión, a su salida y a la "desgastante puja que había durado 6 meses entre el BCRA y el Ejecutivo".

La crisis internacional encontró al país con una institucionalidad monetaria debilitada, lo cual explica la magnitud del efecto que dicha crisis tuvo sobre nuestra economía

"El Ejecutivo necesitaba más inflación para poder cumplir mejor su meta fiscal, además de buscar una política monetaria más laxa", aseguró. Si bien destacó que él insistió en que no había que mover la meta de inflación, "un hecho inédito en la historia macroeconómica moderna", Macri y sus funcionarios decidieron avanzar "de manera unilateral, derivando dicha decisión en la conferencia de prensa del 28-D". En esa conferencia de prensa, él, Peña, Luis Caputo y Nicolás Dujovne anunciaron las modificaciones a las metas de inflación.

La famosa conferencia de prensa del 28 de diciembre de 2017 (Adrián Escandar)
La famosa conferencia de prensa del 28 de diciembre de 2017 (Adrián Escandar)

Lo que siguió, dijo, es historia conocida: "el tipo de cambio se disparó y se derrumbó el precio de los activos en pesos" y con un Central débil y con su credibilidad afectada "la crisis internacional encontró al país con una institucionalidad monetaria debilitada, lo cual explica la magnitud del efecto que dicha crisis tuvo sobre nuestra economía".

"Las expectativas de inflación seguían la trayectoria establecida del Central con un desvío sistemático de 5 puntos anuales. Muchos leyeron eso como que dicha coordinación no estaba funcionando y que podían afectarse libremente las metas sin consecuencia significativa. Visto lo que ocurrió después con las expectativas, creo que esa hipótesis quedó desmentida. Aunque hoy con el diario del lunes podemos concluir que el régimen estaba trabajando apropiadamente en coordinar expectativas, no se veía así en ese momento y tampoco se comprendió la cabal necesidad de un Banco Central independiente, lección que muchos países han aprendido y siguen aprendiendo, muchas veces, de la manera más difícil", reseñó el ex funcionario.

Conclusiones

Sturzenegger asegura que es optimista sobre el futuro. "La sociedad argentina ha procesado el golpe que representó el corte en su financiamiento con una madurez muy alentadoras. Básicamente, lo que ocurrió a la Argentina este año fue que se encontró con la necesidad de ajustar el gasto agregado ante la imposibilidad de financiarlo", aseguró.

En un contexto de creciente credibilidad la inflación podría literalmente derrumbarse en el primer trimestre del año que viene

El economista celebró que nadie "se enroló en teorías mesiánicas pensando que un régimen cambiario diferente proveería mágicamente una solución" y que "hoy se entiende que la política monetaria tiene que ser lo dura que deba ser para combatir la inflación". Aseguró que el Central va a recuperar credibilidad por sus acciones, pero también del apoyo que reciba del gobierno.

También auguró que en un "contexto de creciente credibilidad la inflación podría literalmente derrumbarse en el primer trimestre del año que viene" y le advirtió al Gobierno que ceder a estas presiones sería "una señal parecida a la que ocurrió luego del 28D del año pasado con resultados idénticos: deterioro de expectativas, necesidad de subir aun más las tasas, aceleración inflacionaria y más recesión".

Aunque hoy con el diario del lunes podemos concluir que el régimen estaba trabajando apropiadamente en coordinar expectativas, no se veía así en ese momento y tampoco se comprendió la cabal necesidad de un Banco Central independiente

Cerró con una referencia a la Stars Wars, la saga de la que es fan declarado, en medio de referencia a la necesidad de fomentar el pensamiento creativo, resistirse al slogan fácil y desafiar a las propias suposiciones. "Esto me recuerda a ese momento genial de la primera de las películas de la Guerra de las Galaxias en la que Obi Wan Kenobi le dice al joven Luke Skywalker: 'Tus ojos pueden engañarte, no confíes en ellos'", dijo.

Hubo aplausos en la sala, pero pocos. No había más de 30 personas. Algo que el propio Sturzenegger sabía y hasta había adelantado en la previa. "No va ser un evento masivo. A estos eventos tan académicos no va mucha gente" escribió por chat.

Seguí leyendo: