Johanna Posada es fundadora de Elevar Equity, un fondo de capital de riesgo que hace foco en startups en India y Latinoamérica que tengan el potencial de tener un fuerte impacto social. Desde 2006, Elevar busca proyectos de fintech que sean escalables y puedan ofrecer un retorno a los inversionistas, pero que a la vez puedan proveer servicios a comunidades que hayan sido históricamente relegadas. El objetivo de esta iniciativa es ofrecer servicios financieros para pequeñas y medianas empresas, créditos para financiamiento a la vivienda o a la salud.

En su paso por Buenos Aires, Posada asegura que Latinoamérica ha visto un gran cambio en lo que hace este tipo de desarrollos en los últimos años, cambio que asegura se debe a un mayor capital y a un cambio cultural en la región.

"Si bien no se puede hablar de Latinoamérica como un todo, hay países que han avanzado mucho más que otros, como México y Argentina, debido al ecosistema que se ha creado en los últimos años. El cambio es increíble."

Se pueden notar los esfuerzos que se han hecho en Argentina para ser más abiertos y amistosos hacia el capital

Como motor de esta transformación, habla de ciertos esfuerzos recientes para cambiar la mentalidad y hacer entender que para que haya emprendimiento "tiene que haber capital para al menos empezar a incubar." También asegura que si bien en Argentina, algunos años atrás se veía a un emprendimiento propio como una actividad extra que alguien realizaba a pesar de tener un empleo full time, esa mentalidad ha cambiado.

"El mismo consumidor también está cambiando como consume, y esto da pie a que haya mayor emprendimiento.", asegura.

El presidente le habla a emprendedores argentinos tras la aprobación de la Ley de Emprendedores, en marzo del 2017 (Adrián Escandar)
El presidente le habla a emprendedores argentinos tras la aprobación de la Ley de Emprendedores, en marzo del 2017 (Adrián Escandar)

Posadas explica que son estos cambios los que han hecho que en la actualidad se tenga una visión mucho más positiva de Argentina. "Se han notado los esfuerzos que se han hecho para ser más abiertos y amistosos hacia el capital. Incluso antes de este nuevo gobierno ya veíamos un cambio," explica, mientras agrega que la política o aspectos macro del país no afectan el día a día del cliente con el que ellos trabajan.

"Actualmente si hablás con inversores extranjeros, hay una visión positiva y alentadora de Argentina, aunque con cierta precaución," debido en su mayoría a algunas variables como la inflación, una de las razones por las cuales aún no llegan mayores inversiones.

Hay inversionistas que ya están viendo a la Argentina con muchísimo interés

"Se han visto muchas mejores, pero tiene que haber más. La inflación preocupa mucho y la gente habla de eso. Creo que es una cuestión de tiempo y programas, de que se implementen ideas y planes y que esto no haya sido simplemente un discurso. Mientras se vea que existe esta estabilidad y que está repercutiendo en las variables, se va a ver mucho más," explica, y agrega que a pesar de lo mucho que falta por hacer, hay inversionistas que ya están viendo a la Argentina con muchísimo interés."