El Banco Central comenzó noviembre con ventas en el mercado cambiario

La entidad monetaria se desprendió de USD 27 millones por su participación en la rueda, con un importante volumen negociado, por encima de los USD 500 millones

Otra jornada de ventas para el BCRA
 REUTERS/Agustin Marcarian
Otra jornada de ventas para el BCRA REUTERS/Agustin Marcarian

En los negocios del mercado mayorista destacó el importante monto operado en el segmento de contado (spot) por unos USD 540,8 millones. Según indicaron fuentes de la plaza, “el BCRA terminó la primera rueda del mes con ventas por USD 27 millones, para atender la demanda en el mercado”.

En los primeros días aumentan las necesidades de los bancos de hacerse de divisas para atender las ventas de dólar “ahorro” con la renovación del cupo mensual de 200 dólares para individuos.

La entidad monetaria viene de contabilizar en octubre un saldo neto vendedor de USD 489 millones tras el suceso del dólar “soja” de septiembre -con compras récord por USD 5.000 millones-, y afronta un 2022 con compras netas por USD 4.500 millones, un monto que representa el 70,5% del saldo neto a favor en el mismo lapso del año pasado, de unos USD 6.399 millones al 1 de noviembre de 2021.

Las reservas internacionales brutas cayeron el lunes unos USD 263 millones respecto al viernes y finalizaron en USD 38.673 millones, el stock más bajo desde el 6 de octubre. En octubre, no obstante, estos activos se incrementaron USD 1.052 millones, por la llegada de préstamos de organismos multilaterales.

Los mercados de Argentina iniciaron noviembre tras el acuerdo de deuda del Gobierno con el Club de París y en la antesala del anuncio para que los importadores puedan utilizar sus propios dólares para pagar por sus compras.

Para los expertos de Portfolio Personal Inversiones, “el panorama para los próximos meses es preocupante. La oferta del agro brillará por su ausencia por el anticipo del dólar soja -en septiembre se liquidó lo que iba a liquidarse hasta fin de año-, la baja por estacionalidad y, fundamentalmente, por factores climáticos”.

Las transacciones en el mercado de cambios se vieron condicionadas por el cierre mensual de carteras, de cara a un último bimestre del año complicado por una inflación proyectada por encima del 100%, que obligó a ventas oficiales en la plaza mayorista, mientras que el arranque de noviembre incrementa la demanda de bancos para hacer frente a las compras de minoristas por “dólar ahorro”.

“Al revés de lo deseado por el Gobierno, la semana pasada el BCRA vendió reservas en el mercado mayorista por más de 70 millones de dólares y continuó comprando bonos para sostener los precios de estos, mostrando la fragilidad de ambos mercados”, dijo a Reuters Roberto Geretto, analista de Fundcorp. “La supuesta medida de abrir importaciones si son pagadas con dólares propios de las empresas es otra muestra de los efectos distorsivos del cepo (cambiario)” y “alimentando más la inflación”, agregó.

“El contexto de fondo sigue siendo desfavorable”, subrayó un informe de Delphos Investment. “El Gobierno sigue enfrentando dificultades en la administración de reservas, que colisiona con el nivel de actividad en forma creciente. Sin embargo, el incremento de la deuda comercial por importaciones ha moderado en el corto plazo el efecto negativo de las mayores restricciones cambiarias”, acotó el reporte.

Seguir leyendo: