Fuerte volumen de operaciones de los dólares alternativos en un mercado que se prepara para el final del dólar soja

El monto de negocios para las divisas que se operan en la plaza bursátil creció al nivel récord de casi USD 240 millones

Los pagos de deuda ganan ponderación en el déficit. (Adrián Escandar)
Los pagos de deuda ganan ponderación en el déficit. (Adrián Escandar)

Con las restricciones del Banco Central para acceder al dólar MEP y al contado con liquidación a las sociedades agropecuarias que liquidaron soja a $200, surgieron nuevas ideas ante la sensación de que, irremediablemente, a fin de mes se muere este tipo de cambio preferencial.

La exportación, ante el apuro de los productores de vender antes de que finalice el régimen, pagaron la soja por debajo de los $70 mil. En las últimas 4 ruedas había cotizado a ese valor, pero ayer se pagó a $ 68.500 y luego se equilibró en $69.000. Salvador Vitelli, especialista en agronegocios, comentó que “lo que está pisando fuerte en el mercado es el rumor de que la semana que viene se comenzaría a negociar el producto al dólar oficial” que ayer cerró a $144,90. El ritmo de devaluación cayó, para sorpresa del mercado.

“La situación disparó algunas ventas remanentes para calzar contra la compra de insumos importados y los productores aprovecharon esta última ventana de oportunidad”, agregó.

“Lo que estaban haciendo últimamente es vender con estos últimos valores de $70 mil y hacer una recompra de otras posiciones como noviembre para quedar con una probable ganancia por la diferencia de precios cuando la soja vuelva a cotizar al dólar mayorista. El precio actual de $70 mil equivale a un precio en dólares mayorista de $480 y la posición fin de noviembre cotiza en el MATBA a USD 408 y permite una ganancia de USD 75 por tonelada que solo puede fracasar si en el medio aparece una medida artificial que desarbitre al dólar”, explicó Vitelli.

Lo cierto es que se negociaron 450 mil toneladas, un volumen respetable. La soja aportó USD 351,5 millones de los que el Banco Central compró 243 millones. El resto, USD 109 millones fue para los importadores.

Las reservas, a pesar de este elevado monto de compras, perdieron USD 738 millones y quedaron en USD 37.593 millones ya que se hizo un pago al FMI que se completará hoy para totalizar USD 2.700 millones. Esos dólares volverán de la mano del FMI en un futuro cercano.

En la caída también incidió la constante baja del yuan que en las últimas dos ruedas perdió 1% y cerró a 7.0490. En dos ruedas, el yuan se llevó USD 160 millones y cuando se acabe el dólar soja, si continúa la devaluación de la moneda china, la presión será ostensible porque los yuanes representan 51% de las reservas del Banco Central.

La demanda de los dólares alternativos volvió a la normalidad porque los que compraron justificaron ventas de soja antes del 20 de setiembre cuando comenzó a regir la nueva norma. Por eso, el monto de negocios en esta plaza creció al récord de casi USD 240 millones. Las Alyc (agentes de Bolsa) ofrecieron menos resistencia porque cedió la presión oficial y tuvieron que aceptar la realidad de la plaza.

El dólar MEP aumentó $2,81 (+1%) a $297,91 y el contado con liquidación, $ 3,01 (+1,01%) a $305,90. El “blue” se mantuvo sin cambios en $287 al ceder la presión en la plaza de los alternativos.

En tanto, las noticias de que la Reserva Federal aumentó la tasa de interés en 0,75 puntos a 3% y 3,25% anual, trajo desaliento, pese a que los inversores del mundo descontaban esta acción. En la Argentina afectó levemente a los bonos de la deuda, por eso el riesgo país subió solo 4 unidades a 2.393 puntos básicos.

La Bolsa cerró con bajas mínimas y negocios por $2.532 millones. El S&P Merval, el índice de las acciones líderes, cedió 0,64% en pesos y 1,6% en dólares.

Los ADR’s -certificados de tenencias de acciones que cotizan en las Bolsas de Nueva York- también tuvieron un cierre negativo.

Para hoy se espera otro capítulo del mercado cambiario con vendedores de soja descreídos de que se prorrogue el régimen del dólar a $200, cubriéndose con dólar MEP y contado con liquidación.

SEGUIR LEYENDO: