El drama del cepo: una empresa asegura que no puede importar y advierte sobre cortes en energía y telecomunicaciones

Se trata de Cimet Optel, una compañía con 339 trabajadores que fue promocionada como ejemplo por el propio Gobierno hace apenas unas semanas. La enviaron una dura carta al Banco Central y al ministro Daniel Scioli

Una imagen de la planta de José León Suárez de Cimet
Una imagen de la planta de José León Suárez de Cimet

“Informamos sobre el alto riesgo relativo a la interrupción de los servicios de distribución eléctrica y telecomunicaciones por suspensión de las actividades productivas de industria esencial nacional proveedora de esos sectores”.

Así comienza la carta que circuló por redes de la empresa Cimet Optel, un proveedor de cables conductores que asegura que no puede importar cobre y advierte sobre riesgos inminentes. Está dirigida al presidente del Banco Central, Miguel Pesce, y al ministro de Desarrollo Productivo. Daniel Scioli.

Las nuevas restricciones a las importaciones, impuestas días atrás para lograr cumplir la meta del FMI afecta ya a todo el sector productivo, desde la importación de comida, como bananas y atún, hasta cuestiones más complejas vinculadas con la seguridad, como neumáticos para colectivos y agua pesada para centrales nucleares.

La carta de Cimet está firmada por Martín García Maglione, gerente general, y dos apoderados. Infobae intentó hablar con el gerente para confirmar la misiva pero no atendió el llamado. “Está reunido y consultando a los apoderados”, dijo su asistente. Básicamente les falta cobre y plástico. Desde el Banco Central confirmaron la recepción de la misiva.

La empresa tiene dos plantas, en San Martín y Quilmes y emplea a 339 trabajadores. Entre sus clientes están varias de las grandes compañías argentinas: YPF, Telecom, Enel, Metrotel, Cablevisión, Claro, Genneia, Vestas, Telefónica, AES, Barrick y Tenaris, entre otras.

El propio Gobierno promocionó a la empresa hace pocas semanas atrás

Y detallan vender productos, como proveedor esencial, a los sectores:

- Eléctrico (Energías renovables, generadores, transportistas y distribuidores)

- Petróleo y gas (exploración y explotación)

- Telecomunicaciones

- Minería

- Industria

- Inmobiliario

La carta que circuló por las redes
La carta que circuló por las redes

“Por su operatoria diaria Cimet depende fundamentalmente de materias primas de calidad tal que deben ser importadas por ser no obtenibles en nuestro país”, explican en la carta. Necesitan sobre todo “cobre de pureza electrolítica” en su variante de 8 milímetros y plásticos especiales, como polietilenos reticulados, así como aramida y fibra óptica.

“Tanto el cobre como los plásticos, en su calidad de commodities, han tenido bruscos y sostenidos aumentos de precios, en los últimos dos años. En el caso puntual del cobre el aumento de precio entre enero de 2020 y marzo de 2022 fue de 58,2%. Los plásticos aumentaron un 43,5%. En otras palabras, por igual cantidad de dólares pagados, recibimos hoy menos toneladas de cobre y plásticos que en 2020 y 20212″, explicaron.

Rollos de cables de la empresa
Rollos de cables de la empresa

El propio ministerio de Desarrollo Productivo los promocionó apenas semana atrás detallando que “producen más de 20.000 kilómetros de cable por año”. “CIMET OPTEL fabrica conductores de energía y fibra óptica para telecomunicaciones. Con el apoyo del Ministerio va a instalar una nueva línea de producción para ampliar la distribución de energía en el país”, detalló la cartera cuando aún la dirigía Matías Kulfas.

En el video que difundió Desarrollo Productivo en redes, María Soledad Caruso, gerenta de Comercio Exterior, aseguró: “En Cimet Optel somos fabricantes de conductores de energía y fibra óptica para telecomunicaciones. Producimos unas mil bobinas por mes que equivalen a 25.000 kilómetros por año. Son para trasportadoras eléctricas, desde Ushuaia a la Quiaca, y exportamos a 5 países de la región. Y también para petróleo, gas, minería, emprendimientos inmobiliarios y parques eólicos y solares, algo que estamos haciendo mucho. El contexto nos exige invertir, lanzar nuevos productos y nos obliga a invertir, perfeccionarnos, seguir desarrollando e innovar”.

La empresa se describe como uno de los más grandes fabricantes de cables conductores para energía y telecomunicaciones del país, con más de 70 años de actividad.

“Somos una empresa dedicada a la fabricación y comercialización de conductores de energía y comunicación que asume su responsabilidad para con la calidad de nuestros productos y servicios, el medioambiente, la seguridad y la salud de las personas, comprometiéndonos a: lograr la satisfacción de nuestros clientes y otras partes interesadas, establecer un sistema de mejora continua de Gestión de la Calidad, con impacto en el Ambiente, la Seguridad y la Salud en el Trabajo, proteger el medioambiente, a través de la prevención de la contaminación. prevenir los daños y el deterioro a la salud, contar con colaboradores comprometidos, competentes y actualizados en cuanto a conocimientos y normas, mantener un Sistema de Gestión Integrado conforme a las Normas Internacionales ISO”, detallan online.

SEGUIR LEYENDO: