Los alimentos acumularon casi 40% de inflación en el semestre: cuáles fueron los rubros que más subieron

Junio cerró con un alza promedio de precios en el sector de alimentos y bebidas entre 4,5 y 5%, por debajo del IPC general, según los privados. Las expectativas para los próximos meses

La inflación del primer semestre alcanzó el 35%, pero los alimentos superaron el promedio debido a la inercia de los primeros meses del año
La inflación del primer semestre alcanzó el 35%, pero los alimentos superaron el promedio debido a la inercia de los primeros meses del año

Si bien pareciera que pasó la tormenta de los primeros meses del año, en los que los alimentos derivados de las materias primas que más subieron de precio en el mundo, primero con las limitaciones que generó la pandemia de Covid-19 y más recientemente, producto de la invasión de Rusia a Ucrania, cerró el primer semestre del año con un alza que superó ampliamente el promedio del IPC que informa el Indec.

Los datos oficiales de junio se conocerán a mediados de mes, pero según los privados, el rubro trepó casi al 40% en el período, con las verduras y tubérculos que lideraron el ranking, con el 60,9% de incremento.

Hacia adelante, el panorama se presenta algo más alentador para este rubro, ya que la tendencia que se reflejó en junio -según el Indec, ya sucedió también en mayo- es que los alimentos y las bebidas aumenten sus precios pero por debajo del promedio general, excepto que suceda algún otro imprevisto o que haya una estampida del tipo de cambio. El 40% de los insumos que utiliza la industria alimenticia son importados, por lo que una devaluación brusca aceleraría la inflación, en éste y en todos los sectores.

El 40% de los insumos que utiliza la industria alimenticia son importados, por lo que una devaluación brusca aceleraría la inflación, en éste y en todos los sectores

“Ya desde el segundo semestre del año pasado, y junio será la excepción, los alimentos vienen creciendo por encima de la inflación. Y eso es muy relevante, ya que afecta a los que menos tienen. Según nuestra medición, la inflación general del mes fue de 5,3% y la de alimentos, de 4,5%, lo que nos da un primer semestre con un aumento de precios en este sector de 39,9% y 65% en doce meses”, precisó la directora de C&T, María Castiglioni. La economista agregó que “se destacan por arriba del promedio los panificados y cereales, las leches y las verduras, que tuvieron un aumento muy grande en los primeros tres meses del año”.

De acuerdo con sus números, lo que más subió en junio fueron los aceites, grasas y manteca (12,4%), y lo secundaron las verduras, tubérculos y legumbres (7,6%). En el semestre, estas últimas encabezaron el ranking, con el 60,9%, y luego le siguieron las verduras (46,5%); pan y cereales (42,3%); café, té, yerba y cacao (41%); leche, productos lácteos, huevos y vegetales (41,4%); y bebidas alcohólicas (39 por ciento).

Por debajo del promedio, que fue de 39,9% en alimentos, se ubicaron las carnes y derivados (33,7%), que habían subido fuerte a comienzo de año pero luego se tranquilizaron; azúcar, dulce, chocolates y golosinas (33,4%); las frutas (31%) y las bebidas no alcohólicas (30,4 por ciento).

Los panificados son de los productos que más subieron en el semestre debido al impacto del alza del trigo
Los panificados son de los productos que más subieron en el semestre debido al impacto del alza del trigo

Los relevamientos de precios de la consultora EcoGo arrojaron que los alimentos treparon 4,7% en junio, versus una inflación general que estimó osciló entre 5,2% y 5,4%. En ese caso, también el acumulado desde el inicio del año alcanzó el 40%, por encima del nivel general. “Los rubros que más aumentaron este mes fueron los panificados y los aceites, más de un 10% los primeros y cerca de un 8% los segundos. El pan fresco fue uno de los productos que más aumentó por sí solo, un 15%; y en el acumulado del año también, un 66%”, explicó la analista Milagros Suardi.

Hacia adelante, dijo, en estos rubros debería comenzar a verse un menor ritmo de suba, dado que parte del alza se debió al salto de las cotizaciones internacionales del trigo y el girasol luego de la invasión rusa a Ucrania. Hoy, los futuros del trigo están cotizando a la baja y eso debería incidir positivamente, explicó Suardi. A su vez, adelantó que “la yerba debería aumentar bastante en los próximos meses a raíz de la merma en la producción generada por los incendios y la sequía”.

El pan fresco fue uno de los productos que más aumentó por sí solo, un 15%, y acumuló 66% en el semestre (Suardi)

Por su parte, desde Equilibra, Lorenzo Sigaut Gravina, dijo a Infobae que este ítem relevante del índice general de precios subió en junio por debajo del promedio agregado (poco más de 4%, frente a 5,2% del IPC) y para julio proyecta una situación similar, con otros rubros, como los regulados que van a impulsar la inflación, pero la vedette ya no será el mundo alimenticio.

Para Ecolatina, en tanto, el IPC de junio rondó el 5,5%, más alto que el de mayo, y alimentos 5,6%. “De esa forma, en el primer semestre acumulamos 34,7% (la del segundo trimestre fue 17,7%, superando el 14,5% la del primero), con alimentos trepando 37,7%. Es por esta razón que consideramos que el proceso inflacionario adquirió un sesgo más regresivo en la primera parte de este año, afectando a los sectores que menos tienen”, remarcó Santiago Manoukian, de la consultora.

Los números de LCG, que mide la evolución de los alimentos semanalmente, destacó en el informe de cierre del mes que si bien la última semana mostró una desaceleración en el alza de los precios, el rubro terminó junio con un incremento de 5,5%. Según los datos desagregados, los tres ítems que más aceleración tuvieron fueron: comidas listas para llevar (9,4%); productos de panificación, cereales y pastas (7,2%) y productos lácteos y huevos (6,1 por ciento).

“La dinámica inflacionaria está mostrando que todos los precios están subiendo a un ritmo muy rápido, aún con las medidas que se vienen tomando desde el Gobierno, luego de un acuerdo con el FMI que orienta la política macro para reducir el déficit y la emisión monetaria, y que apela a que las tasas de interés sean positivas. Pero los objetivos del acuerdo no se están logrando cumplir y por ahora el escenario parece desafiante, sobre todo con esta dinámica financiera que impacta en todos los precios y el mayor control de las importaciones”, consideró María Castiglioni.

La dinámica inflacionaria está mostrando que todos los precios están subiendo a un ritmo muy rápido, aún con las medidas que se vienen tomando desde el Gobierno (Castiglioni)

Hacia adelante, la directora de C&T precisó a Infobae que difícilmente el año termine por debajo del 80% y que los alimentos se ubicarán en línea con el promedio, tras el primer golpe de los primeros meses del año.

SEGUIR LEYENDO: