Los empresarios reclaman al Gobierno moderación y diálogo para poder gobernar hasta 2023

Algunos se ilusionan con que el resultado del domingo pasado en las PASO traiga una etapa de concertación después de la elección de noviembre. En la UIA celebraron la invitación del Gobierno a la Casa Rosada para la presentación de la ley de Hidrocarburos

Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner, tras el resultado adverso de las PASO (Franco Fafasuli)
Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner, tras el resultado adverso de las PASO (Franco Fafasuli)

Los empresarios no tienen dudas de que la derrota electoral que sufrió el oficialismo el domingo en las PASO impulsará una mayor radicalización de la política y un mayor populismo en los próximos dos meses para intentar revertir el escenario. De hecho, el propio Gobierno dejó trascender que este jueves habrá anuncios destinados a inyectar más dinero en el bolsillo de los sectores más vulnerables. Y la agenda seguirá hasta noviembre por este mismo camino, admiten en la Casa Rosada. Pero el resultado de las primarias, inesperado para todas las fuerzas políticas, debería forzar a un mayor diálogo y concertación con el mundo privado, de cara a los próximos dos años que tendrá por delante el Frente de Todos para gobernar, confían en el establishment.

Si bien la actual gestión adoptó un gran conjunto de medidas en favor de los sectores productivos, especialmente las pequeñas y medianas empresas, hasta ahora ha primado el unilateralismo para la toma de las decisiones. Y se ha resquebrajado el diálogo con algunas actividades, como por ejemplo el sector del campo, a partir de la fuerte limitación de las exportaciones de carne para evitar que el precio siga subiendo. Tampoco fluye el vínculo con la UIA desde que Daniel Funes de Rioja es el presidente; y quedó clarísimo con el desplante sufrido para el festejo del Día de la Industria, al que no sólo no asistió el jefe de Estado, Alberto Fernández, sino que tampoco participó ningún ministro. Y lo mismo pasa con otras entidades.

Pero aunque existen dudas sobre el rumbo que tomará la coalición gobernante a partir de ahora -si primará el modelo más kirchnerista/camporista o las ideas del ala más moderada del Gobierno-, el Gobierno ya comenzó a dar algunas señales en favor de un mayor diálogo y consenso con el mundo privado. Presentó este lunes en el Museo del Bicentenario el proyecto de una nueva Ley de Compre Argentino y mañana hará lo mismo con la tan postergada iniciativa para impulsar inversiones en el sector de hidrocarburos, con especial foco en Vaca Muerta.

El presidente de la UIA, Daniel Funes de Rioja, junto al secretario de Industria, Ariel Schale, en el festejo del Día de la Industria
El presidente de la UIA, Daniel Funes de Rioja, junto al secretario de Industria, Ariel Schale, en el festejo del Día de la Industria

“No sé cuáles son las decisiones que va a tomar el Gobierno. Aspiro al diálogo y la concertación para que sepan cuáles son nuestras propuestas. Y por lo pronto, celebramos que nos hayan convocado para la presentación del proyecto de ley de Hidrocarburos”, manifestó a Infobae Funes de Rioja. Un dato a destacar es que se trata de uno de los primeros eventos oficiales al que el dirigente industrial es invitado desde que asumió la presidencia de la UIA, a mediados de junio. Según precisó el abogado laboralista, “son muchos temas en los que hay que dialogar con el Gobierno, como por ejemplo la cuestión de la informalidad, los costos que afectan la competitividad, la falta de contenedores para exportar, entre tantos otros”.

En la UIA hay una gran heterogeneidad de pensamientos: algunos más afines al Gobierno, provenientes de sectores más protegidos, y otros que si bien defienden la existencia de una política industrial, cuestionan el sesgo “anti-empresa” de muchas de las medidas adoptadas por la conducción actual. Por eso, el resultado del domingo preocupó a algunos -de cara a lo que puede suceder en 2023, aunque hoy sea largo plazo- e ilusionó a otros, que creen que “la derrota electoral los obligará a dialogar más”.

“Esto te marca que tenés que concertar. Con mucha fuerza, podés dialogar menos, pero con menos impronta, el escenario cambia. Si bien de acá a noviembre puede haber medidas más expansivas, que tampoco van a cambiar mucho el contexto, el escenario actual exige más concertación para los próximos dos años. Y no existe eso sin la UIA presente”, dijo un miembro de la entidad. De todas formas, remarcó que desde la entidad se mantendrá la cautela hasta ver hacia dónde van los acontecimientos.

“Las medidas que se vienen pidiendo desde la CAC implican costos políticos muy altos. Son medidas duras para las cuales hay que hacer reformas estructurales muy importantes” (Mario Grinman)

Por lo pronto, y de cara a la agenda que viene, en las próximas semanas, la entidad comenzará a mantener encuentros con los distintos candidatos que competirán en noviembre para escuchar qué propuestas tiene cada uno en materia de política industrial. Lo mismo harán otras instituciones, como IDEA, el Foro de Convergencia, la Asociación Empresaria Argentina (AEA); entre otras.

“Todavía no tengo claro qué va a hacer el Gobierno hasta la elección. Todo empuja a una radicalización. Pero si se sostiene luego de noviembre, eso pondría en serio peligro los dos años que le quedan. Tienen que ir a un plan de estabilización y el acuerdo con el FMI puede allanarle el camino”, dijeron fuentes de IDEA, al tiempo que remarcaron que aunque siempre el empresariado fue marcado como enemigo, “hay ahora un escenario posible de acuerdo, de generar diálogo”. “Siempre tratamos de aportar ideas, pero cuando hay cuestiones que afectan la seguridad jurídica, salimos a advertirlo. Con una nueva composición en el Congreso, más equilibrada, el oficialismo va a tener que negociar”, dijo un ejecutivo miembro de la entidad.

La institución, que preside Roberto Murchison, prepara el tradicional coloquio anual del 13 al 15 de octubre, pero esta vez no será en Mar del Plata ni completamente virtual. En esta oportunidad, el escenario elegido será el centro Costa Salguero, y se prevé la presencia de unos 500 empresarios, así como también miembros del oficialismo y de la oposición. Está invitado el Presidente, así como también algunos miembros del gabinete, pero aún no han confirmado. “El eje es el futuro. Queremos salir de la coyuntura. Educación es uno de los temas; también Justicia; y las cuestiones económicas y de innovación. Además, habrá una mesa de gobernadores. La sociedad está pidiendo más moderación, más acuerdos. Y creo que eso es lo que le conviene a Alberto Fernández, ya que le quedan dos años más de gobierno”, dijo un empresario miembro de IDEA.

El coloquio de IDEA se hará este año en el centro Costa Salguero entre el 13 y el 15 de octubre y están invitados funcionarios y referentes de la oposición
El coloquio de IDEA se hará este año en el centro Costa Salguero entre el 13 y el 15 de octubre y están invitados funcionarios y referentes de la oposición

“Aspiraría a que terminado el período electoral, haya un esfuerzo de todas las partes para dialogar y ponerse de acuerdo en ciertos temas fundamentales. Creemos que es necesario un acuerdo con el FMI y dejar la competencia electoral para avanzado el 2023. Todo lo que ayuda a dar previsibilidad al sector privado es un aporte importante”, opinó, por su parte, un empresario miembro de AEA.

Para el presidente de la Cámara Argentina de Comercio (CAC), Mario Grinman, “es absolutamente necesario dialogar”, aunque no se mostró optimista respecto de que desde el Gobierno se vayan a tomar ahora las medidas que viene reclamando el sector empresario, como la simplificación de la carga tributaria, un nuevo marco laboral, entre otros. Según remarcó el directivo, “las medidas que se vienen pidiendo desde la CAC implican costos políticos muy altos. Son medidas duras para las cuales hay que hacer reformas estructurales muy importantes”.

Una de las entidades que ha tenido mayor diálogo con el Gobierno en el último tiempo fue la Cámara Argentina de la Construcción (Camarco). De hecho, varias de las propuestas que el sector le acercó a las autoridades derivaron en proyectos de ley. Tal es el caso del blanqueo y el que impulsa un fondo compensador para incentivar a los bancos a otorgar préstamos hipotecarios. De todas formas, el blanqueo quedó a mitad de camino y la otra iniciativa ni siquiera tuvo tratamiento en comisión en Diputados. “Nuestro diálogo ha sido bueno, aunque siempre hay cosas que se pueden mejorar, como esto de las leyes que podrían haber salido”, precisó a este medio el presidente de Camarco, Iván Szczech.

SEGUIR LEYENDO:



Información provista porInvertir Online