Contradicciones en el Gobierno por el regreso del IFE: “No lo tenemos en cuenta” dijo Moroni, luego de que Arroyo indicara lo contrario

El ministro de Trabajo descartó volver a implementar el Ingreso Familiar de Emergencia. Su par de Desarrollo Social insistió hoy que “no se descarta” y que apuntaban a 3 millones de personas con “muchas dificultades”

Claudio Moroni dijo que el Gobierno "no tiene en cuenta" una reimplementación del IFE. (Gastón Taylor)
Claudio Moroni dijo que el Gobierno "no tiene en cuenta" una reimplementación del IFE. (Gastón Taylor)

Continúan los idas y vueltas en el gabinete por la posibilidad de reimplementar el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) en medio de la segunda ola de contagios de coronavirus y de las últimas restricciones a la actividad. Este miércoles el ministro de Trabajo, Claudio Moroni, contradijo lo que había asegurado un día antes su par de Desarrollo Social, Daniel Arroyo: “No lo tenemos en cuenta”, sentenció.

Así lo aseguró el jefe de la cartera laboral al finalizar esta tarde la reunión de gabinete económico que tuvo lugar en la Casa Rosada, encabezada por el jefe de Gabinete Santiago Cafiero. “Hay que pensar cuál era la situación fáctica cuando tuvimos el IFE: no pasaba ni una bicicleta por la calle”, dijo Moroni ante la prensa en Casa de Gobierno.

“Hoy tenemos a sectores como la industria manufacturera y la construcción que están generando empleo, la actividad sigue funcionando, más allá de que hubo restricciones, y a esos sectores críticos los estamos asistiendo. La situación fáctica es distinta”, comentó el ministro.

“Hay que pensar cuál era la situación fáctica cuando tuvimos el IFE: no pasaba ni una bicicleta por la calle”. (Moroni)

Este miércoles el ministro de Desarrollo Social Daniel Arroyo insistió en que es una iniciativa que “no está descartada”. “Estamos evaluando todas las alternativas, no hay ninguna alternativa descartada”, dijo en declaraciones televisivas.

“El IFE que llegó a 9 millones tiene tres realidades. Hay 3 millones de personas que sí volvieron al trabajo y están en actividad como antes de la pandemia. Otras 3 millones están en una en zona gris, en que se recuperaron pero con dificultades. Y otros 3 millones están con muchas dificultades. O bien están sin trabajo o qué perdieron parte de la cantidad de horas que trabajaban y no las recuperaron”, mencionó en declaraciones a Crónica HD.

“Hay dos realidades. La pobreza está aumentando, y si aumentan los precios de los alimentos, eso aumenta más la pobreza. Ese es el principal problema sacando la pandemia. No es solo el precio alto sino la falta de referencia”, dijo el ministro de Desarrollo Social. “En función del análisis de toda la situación, vamos a tomar medidas adicionales,” agregó.

El ministro de Desarrollo Social Daniel Arroyo insistió en que el regreso de un IFE más focalizado "no está descartado". EFE/Juan Ignacio Roncoroni
El ministro de Desarrollo Social Daniel Arroyo insistió en que el regreso de un IFE más focalizado "no está descartado". EFE/Juan Ignacio Roncoroni

Sobre la posibilidad de quitar el componente de IVA para las compras con la Tarjeta Alimentar, Arroyo dijo que esas tratativas están “muy avanzadas en leche, carnes, frutas y verduras. Es decir, a las personas que compren esos productos con la tarjeta, les quitan el IVA. Es una cuestión de justicia, para que los que menos tienen paguen menos y además de calidad alimenticia”.

Un día antes ya había afirmado que la posibilidad de pagar un nuevo Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) “no está descartada”. “Está claro que estamos en una situación crítica en materia social y evaluamos permanentemente qué medidas de ayuda tenemos que aplicar”, señaló el ministro en declaraciones radiales.

El Ingreso Familiar de Emergencia se implementó en las primeras semanas de la pandemia y el año pasado pagó tres bonos de $10.000 a casi 9 millones de personas, principalmente trabajadores en negro, desempleados, monotributistas A y B y empleadas de casas particulares. En 2021 el programa se discontinuó por el gasto fiscal que representaba (unos $89.000 millones por cada pago) y por la recuperación paulatina de la actividad económica.

“Estamos evaluando todas las alternativas, no hay ninguna alternativa descartada”. (Arroyo)

El nuevo confinamiento intermitente que decretó el presidente Alberto Fernández y cuya primera etapa finalizó este lunes afectará la posibilidad de reinsertarse en el mercado laboral -formal o informal- para muchas personas, por lo cual el debate sobre la necesidad de retomar un pago amplio como el IFE volvió a ponerse sobre la mesa.

En todo caso, un regreso de este programa podría ser más ágil, ya que el Estado cuenta ahora -a diferencia de 2020- con una base de datos profunda que recopiló Anses durante la inscripción para el primer bono de $10.000. La necesidad de recomponer la vigencia del IFE ya había sido pedida hace pocas semanas por dirigentes del Frente de Todos identificados con la vicepresidenta Cristina Kirchner.

“Toda persona que acredite necesidad requiere presencia del Estado. Tenemos que establecer un piso de dignidad y terminar, por lo menos, con la indigencia”, había afirmado el ministro de Desarrollo Social bonaerense, Andrés Larroque. “Es indispensable que continúe el IFE y creemos que debemos reconvertir esas instancias en políticas para que no reciban ningún tipo de cuestionamientos”, agregó el ex diputado nacional e integrante de La Cámpora, la agrupación liderada por Máximo Kirchner.

SEGUIR LEYENDO:

Información provista porInvertir Online