En medio de la segunda ola, aumentaron los contagios en las fábricas y la actividad industrial volvió a caer en abril

Según un informe del Gobierno, 13 de los 16 sectores fabriles tuvieron retrocesos por la suspensión de turnos por el Covid y la falta de insumos clave como el oxígeno

La industria automotriz tuvo uno de los impactos más notorios entre todos los rubros fabriles por la segunda ola de coronavirus. EFE/Juan Ignacio Roncoroni
La industria automotriz tuvo uno de los impactos más notorios entre todos los rubros fabriles por la segunda ola de coronavirus. EFE/Juan Ignacio Roncoroni

La segunda ola de la pandemia en el país ya comenzó a impactar en los indicadores de actividad económica. Según un informe oficial, la suba de contagios de coronavirus en las fábricas hizo que la producción industrial manufacturera cayera un 2,9% en abril en comparación con marzo.

Un estudio realizado por el Gobierno midió la performance de ese sector industrial de acuerdo a su consumo de energía eléctrica, en una suerte de índice “anticipado” de la actividad fabril que analiza el Indec, organismo que publica sus resultados con dos meses de rezago.

“De acuerdo a nuestras estimaciones que toman como insumo el consumo de energía provisto por Cammesa a las principales plantas industriales, en abril la industria se contrajo 2,9% mensual desestacionalizado respecto a marzo. Sin embargo, se ubicó 6% por encima de abril de 2019 (y 58,6% por encima de abril de 2020, que coincidió con el peor momento económico de la pandemia)”, sostuvo el Centro de Estudios para la Producción (CEP XXI).

La suba de contagios de coronavirus en las fábricas hizo que la producción industrial manufacturera cayera un 2,9% en abril en comparación con marzo

De los 16 sectores que están considerados en el relevamiento oficial, 13 registraron caídas respecto a marzo, excepto químicos, alimentos (excluida molienda) y Otros sectores industriales. “Con todo, las caídas reportadas por los 13 sectores fueron relativamente moderadas dada la magnitud del rebrote de coronavirus (-3,1% en promedio en esos 13 sectores), con la más profunda en el sector automotriz (-9,3%)”, continuó el informe.

El informe destacó que si bien el sector no tuvo restricciones para operar durante abril ya que no se estipularon medidas de aislamiento social más estrictas para la industria manufacturera a pesar de la segunda ola de coronavirus en el país, el reporte adjudicó las caídas de actividad registradas a “mayor cantidad de contagios entre el personal (que obligó a suspender turnos en ramas como la siderurgia y la automotriz) y la falta de insumos (por ejemplo, la situación sanitaria generó escasez de oxígeno, material importante en ramas como la siderurgia)”, consideró Desarrollo Prodcutivo.

La suba de contagios de coronavirus en las fábricas hizo que la producción industrial manufacturera cayera un 2,9% en abril en comparación con marzo (EFE/ Juan Ignacio Roncoroni/Archivo)
La suba de contagios de coronavirus en las fábricas hizo que la producción industrial manufacturera cayera un 2,9% en abril en comparación con marzo (EFE/ Juan Ignacio Roncoroni/Archivo)

“A ello se le sumaron factores no directamente vinculados con la pandemia, como conflictos en el sector portuario (que provocaron falta de insumos en diversas fábricas) y paradas técnicas por mantenimiento en sectores como el automotriz (Ford) y la siderurgia. A pesar de la baja de abril, 11 de 16 sectores industriales consumieron más energía que en el promedio de 2019 (en la medición desestacionalizada)”, concluyeron al respecto.

En términos de empleo, la industria mostró “una heterogeneidad profunda”. En ese sentido, marcan que si bien “si bien el 75% de las ramas industriales tiene más empleo que en la prepandemia, hubo seis que experimentaron contracciones significativas y atenuaron la importante mejora del agregado industrial. En particular, sobresalen indumentaria, calzado y cuero”.

El Gobierno adjudicó las caídas de actividad registradas a la mayor cantidad de contagios entre el personal (que obligó a suspender turnos en ramas como la siderurgia y la automotriz) y la falta de insumos.

Por el contrario, hubo una recuperación del empleo en la construcción, la industria y los servicios profesionales y empresariales que, entre los tres sectores, crearon 55 mil empleos desde agosto pasado, y una expansión del empleo en la industria del caucho y plástico, alimentos, químicos y aparatos de uso doméstico.

También detectaron una “persistente baja” del empleo en ramas como hoteles, restaurantes, transporte y servicios culturales y personales. En conjunto, registraron una baja de 33,8 mil empleos desde agosto, y de 98,1 mil desde la prepandemia.

El último dato oficial de Indec muestra que la industria manufacturera mostró una leve recuperación en marzo (0,7%) en la medición contra el mes anterior, tras la caída que había registrado en febrero. Según estimaciones oficiales, de esta manera la actividad fabril quedó 3,9% por encima de los niveles que tenía antes de que desate la pandemia.

SEGUIR LEYENDO:

Información provista porInvertir Online