Mercados: Wall Street retoma el “sell off”, pero YPF sube 8% antes de presentar balance

El riesgo país argentino sigue en 1.550 puntos, en una rueda negativa para los mercados, decepcionados por declaraciones del presidente de la Reserva Federal

Los índices de Wall Street ajustaron precios esta semana. (EFE)
Los índices de Wall Street ajustaron precios esta semana. (EFE)

Mientras los mercados de EEUU caen por tercera rueda consecutiva, destaca el ascenso de 8% que experimentan las acciones de YPF en el mercado local y en Wall Street, antes de la presentación de su balance.

El ADR de la petrolera argentina, controlada por el Estado y una de las más grandes de Argentina, sube un 7,6%, a USD 4,29, antes de reportar su resultado contable al cuarto trimestre del 2020 al cierre de los negocios.

Los mercados internacionales negocian otra vez en baja, para acentuar los recientes ajustes que los alejan de los récords de enero y febrero, después de la exposición que realizó por la tarde el presidente de la Reserva Federal de los EEUU, Jerome Powell.

El Nasdaq de Wall Street pierde 11% desde su récord del 12 de febrero, para operar debajo de los 13.000 puntos

El jefe de la Fed pidió “paciencia” en el proceso de recuperación de la economía y aseguró que la política monetaria expansiva en los actuales niveles que aplica el banco central norteamericano es “apropiada”.

Tras la disertación, los índices de las bolsas de Nueva York pasaron inmediatamente a negativo por la tarde y el promedio tecnológico acometió en fuertes bajas de 3% por tercera rueda consecutiva, para acumula una pérdida de 7,5% desde el martes, mientras que en las últimas tres semanas acumula una caída de 11% desde el récord del 12 de febrero, cuando superaba los 14.000 puntos.

El riesgo país de Argentina se mantiene cerca de su máximo desde el 10 de septiembre, luego de la reestructuración de deuda soberana

Entre los ADR argentinos que se negocian en Wall Street destacaban las mejoras de YPF y las pérdidas para Grupo Galicia (-0,9%) y las acciones de Mercado Libre, que restaban un 6,9% a las 16 horas.

La Bolsa de Buenos Aires cotizaba con una leve baja, a pesar de los valores tentadores entre acciones de alta liquidez, luego de un sostenido derrumbe del mercado por la desconfianza reinante en el mercado sobre la economía nacional.

El índice S&P Merval de Buenos Aires cede un leve 0,1%, a 47.253 unidades, luego de perder el 3,4% en las anteriores dos rondas.

En el exterior, los títulos públicos en dólares registran una baja de 0,2% en promedio, mientras que el riesgo país del banco JP Morgan sube tres enteros, a 1.549 puntos, cerca del máximo intradiario de 1.560 puntos básicos anotado el martes.

“La Bolsa abrió para arriba por compras de oportunidad, hay precios de los que conocemos como ‘ganga’ ya que son en empresas sólidas, pero que el mercado ha castigado a sus acciones por el contexto de la macro del país”, explicó a Reuters un agente bursátil.

El director ejecutivo de Pan American Energy, el argentino Marcos Bulgheroni, declaró que el país necesita aumentar la capacidad de producir gas natural licuado (GNL) para acelerar el desarrollo de su mayor reserva de hidrocarburos no convencionales, Vaca Muerta, ya que muchas empresas cambian de producción de gas a petróleo en busca de una mayor rentabilidad.

Qué dijo Powell

El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, reiteró su compromiso de mantener bajo el costo del crédito y el dinero fluyendo hasta que los estadounidenses vuelvan al trabajo, refutando a los inversores que dudaron abiertamente de que pueda cumplir la promesa una vez que pase la pandemia y la economía avance por sí sola.

Con el despliegue de las vacunas y la inyección de estímulos fiscales “hay buenas razones para pensar que pronto tendremos más progresos” hacia los objetivos de la Fed de máximo empleo y 2% de inflación sostenida, comentó Powell en un foro de The Wall Street Journal.

Pero “incluso si eso sucede, llevará mucho tiempo. Queremos mercados laborales consistentes con nuestra evaluación de pleno empleo. Eso significa todas las cosas”, comentó el titular de la Fed, en referencia a esperar no solo por una baja tasa de desempleo, sino también que salarios y las aumento de empleo que fluyan hacia minorías y otras personas que a menudo quedan fuera de las primeras etapas de un repunte económico. “Quiero ser claro sobre esto”, dijo Powell. Incluso cuando las condiciones mejoran, “espero que seamos pacientes”.

Powell reconoció que la suba de las tasas de los bonos del Tesoro fue “destacable” y que le “llamó la atención”, pero no lo consideró un movimiento “desordenado”

Sus comentarios, probablemente los últimos antes de una conferencia de prensa el 17 de marzo después de la próxima reunión de política monetaria de la Fed, dejaron de lado la preocupación de que un reciente aumento en los rendimientos de los bonos del Tesoro podría significar problemas para el banco central de EEUU, mientras los inversores hacen subir las tasas de la deuda norteamericana que el organismo quiere mantener bajas en lo que respecto a los tipos de referencia.

Si bien Powell dijo que el aumento fue “destacable y me llamó la atención”, no lo consideró un movimiento “desordenado”, o que llevara a las tasas a largo plazo a un nivel tan alto que la Fed podría tener que intervenir en los mercados con más fuerza para reducirlas, por ejemplo, aumentando sus 120.000 millones de dólares en compras mensuales de bonos. “Nuestra actual postura de política monetaria es apropiada”, agregó.


SEGUIR LEYENDO:

Últimas Noticias

MAS NOTICIAS