Cuáles son las advertencias del hombre del mercado más cercano al Gobierno sobre el dólar, la inflación y el índice de riesgo país

En una entrevista con Infobae, Javier Timerman brindó su diagnóstico sobre la relación difícil entre el equipo económico y los inversores, sobre las criptomonedas y la abundante liquidez global

"Tenemos una historia difícil con los inversores. El default no fue gratis"
"Tenemos una historia difícil con los inversores. El default no fue gratis"

Javier Timerman, el hombre del sistema financiero de mejores relaciones con el Gobierno, afirmó que hay que firmar con el Fondo Monetario Internacional (FMI) un “acuerdo que incluya un plan económico creíble, con consistencia fiscal y monetaria” y consideró que se debe mejorar el diálogo con los inversores privados para recuperar la confianza.

Timerman, de 59 años, socio de AdCap y co-fundador de Banza, dijo en una entrevista con Infobae que los hombres de negocios ya se adaptaron a la relación especial entre el presidente Alberto Fernández y la vicepresidente Cristina Fernández de Kirchner; además, consideró que el Gobierno buscará postergar en términos amigables el pago al Club de París por USD 2.400 millones de mayo próximo y opinó que el riesgo país se ubica en el tope mundial por el mal sabor que les dejó a los bonistas el canje que se cerró en agosto pasado.

- ¿Por qué los bonos argentinos siguen en un piso tan bajo en un contexto de abundante liquidez global?

- Esto es consecuencia de un canje de deuda que no dejó conformes a los inversores y que provocó que una gran parte de éstos busque reducir exposición en Argentina. Lamentablemente, tenemos una historia difícil con los inversores. El default no fue gratis.

El canje de la deuda no dejó conformes a los inversores y provocó que una parte busque reducir su exposición en Argentina; tenemos una historia difícil con ellos

- ¿Qué medidas podría y debería tomar el Gobierno para rever esta tendencia?

- Debería haber un pronto acuerdo con el FMI, un acuerdo que incluya un plan económico creíble, con consistencia fiscal y monetaria. También, debería convencer a Wall Street de que la sociedad argentina es lo suficientemente madura como para consensuar políticas de Estado. El país vive una crisis durísima. Pero a pesar de eso, no logramos que los políticos se pongan de acuerdo en algunas cuestiones básicas. La calidad del gasto es más importante que el nivel de gasto. ¿Realmente podemos pensar que no podemos redireccionar parte del gasto para incentivar al sector privado a que invierta? Ese tipo de señales son las que buscan los inversores.

- El Ministerio de Economía ha dado señales de mayor austeridad fiscal y el Banco Central de menor emisión, pero esto no parece estar convenciendo a los inversores financieros. ¿Por qué ocurre?

-Porque hay temor de que sea solo una cuestión transitoria, basada en factores estacionales y no recurrentes. Yo creo que en eso el mercado se equivoca y el gobierno debería mejorar el dialogo con los inversores.

-¿Falta diálogo de los funcionarios de la Secretaría de Finanzas con los inversores?

- Creo que sí. Los inversores son nuestros clientes, son los que nos confían su dinero. Hay que estar constantemente en diálogo con ellos. Y esto debería incluir al presidente, Alberto Fernández. Yo organicé varias reuniones con ejecutivos de Wall Street y él cuando Alberto era candidato, y la reacción fue muy buena. Se generó un diálogo que después no continuó. Hay que imaginarse si vos traes a 10 inversores clave y los juntás en Olivos con empresarios, funcionarios, científicos, emprendedores, con políticos de la oposición, el impacto sería impresionante. Creo que deberíamos ser un poco más creativos comunicando.

"Los inversores son nuestros clientes, son los que nos confían su dinero. Hay que estar constantemente en diálogo con ellos. Y esto debería incluir al presidente, Alberto Fernández" (Facebook)
"Los inversores son nuestros clientes, son los que nos confían su dinero. Hay que estar constantemente en diálogo con ellos. Y esto debería incluir al presidente, Alberto Fernández" (Facebook)

- ¿Qué expectativas tiene sobre el acuerdo con el FMI en términos de cambio de este malhumor de los inversores; cree que se firmará este año?

- Es posible que se firme un acuerdo este año, pero para que ese acuerdo sirva de ancla y nos permita restablecer la credibilidad perdida, debería ser contundente. Hay que tener metas claras. El Fondo cometió un gravísimo error al otorgarle un préstamo a la Argentina que todos sabían que iba a tener que ser refinanciado agresivamente. Si bien el acuerdo lo van a firmar el FMI y el Gobierno, la reacción de los inversores va a tener mucho impacto en la economía. No podemos seguir con tasas en dólares del 17% anual. Creo que se debería tener en cuenta la opinión de todos los acreedores al momento de acordar.

Es posible que se firme un acuerdo con el FMI este año, pero para que permita restablecer la credibilidad, debería ser contundente, con metas claras

- ¿Cree que el Gobierno le pagará en mayo al Club de París o intentará postergarlo?

- Es posible que intente postergarlo, pero lo haría en un contexto de negociaciones amigables con el FMI, por lo que no sería algo muy traumático.

- ¿Por qué no resultan atractivas las acciones argentinas en el exterior?

- Es una combinación de incertidumbre macroeconómica con factores microeconómicos ligados al manejo del Gobierno de variables, como las tarifas de servicios públicos, que por otro lado, era necesario ajustar especialmente dada la crisis del covid. Es un mercado muy pequeño con muy pocos jugadores institucionales globales.

Se necesita estimular inversiones y apuntalar fuertemente los sectores donde somos competitivos

- ¿Cree que la actual estabilidad cambiaria durará al menos hasta las elecciones de octubre?

- El Gobierno tiene la posibilidad de mantener la estabilidad cambiaria, pero dependerá de su capacidad y voluntad para contener la dinámica inflacionaria. De lo contrario, habrá un deterioro del saldo comercial que volverá a poner presión sobre las reservas, y será difícil evitar la inestabilidad cambiaria. Creo que, dada la restricción externa, se ha trabajado bien. Pero son soluciones temporarias. Se necesita estimular inversiones y apuntalar fuertemente los sectores donde somos competitivos. Hoy la productividad argentina es baja, y eso se corrige dándole más aire al sector privado y mejorando la calidad del gasto.

- ¿Sigue habiendo dudas entre los inversores sobre las diferentes entre Alberto y Cristina?

_ No me parece un tema relevante.

"Ya se estableció una dinámica de trabajo entre el Presidente y la vicepresidente; este es un gobierno de coalición y los inversores aceptan que va a ver tironeo por un lado y por el otro"
"Ya se estableció una dinámica de trabajo entre el Presidente y la vicepresidente; este es un gobierno de coalición y los inversores aceptan que va a ver tironeo por un lado y por el otro"

- ¿Por qué?

- Porque ya se estableció una dinámica de trabajo entre ambos; este es un gobierno de coalición y los inversores aceptan que va a ver tironeo por un lado y por el otro. Además, saben que la dinámica no va a cambiar. Cristina no va a tener interés de imponerse y Alberto tampoco le va a imponer a ella; entonces ya se aceptó este tipo de dinámica en el gobierno. Por lo tanto, ahora lo que se espera son resultados: todos saben que Cristina quiere un acuerdo más largo con el Fondo que Guzmán, pero ya no hay más especulaciones sobre si esto va a terminar siendo un gobierno cristinista o albertista.

- ¿Hay oportunidades en el mercado doméstico de capitales?

- Actualmente, la estabilidad cambiaria está favoreciendo colocaciones en moneda local. La deuda ajustable por CER ha subido mucho en los últimos meses con la aceleración inflacionaria, pero todavía es una buena alternativa de protección. En la medida que el Gobierno brinde señales de contención efectiva de la inflación, los bonos a tasa fija y los que ajustan por tasa Badlar lucen atractivos.

- ¿De qué se trata el producto que están ofreciendo sin pago de comisión para la compra de Cedear?

- Es un producto de nuestra fintech, Banza, una empresa que creamos porque creemos en el acceso democrático al mercado. Lanzamos esta campaña porque los activos más operados a nivel local son los Cedears, entonces estamos bonificando las comisiones de todas las operaciones de compra y venta de este tipo de instrumento, que consiste en acciones de compañías internacionales de primera línea que cotizan en otros mercados pero que los usuarios pueden negociar en pesos desde Argentina a través de nuestra plataforma.

- ¿Qué Cedears resultan más interesantes?

- Estamos recomendando una cartera que combina Cedears de empresas líderes en tecnología, con otros de compañías de la economía tradicional que fueron muy castigadas por la pandemia y que están en plena recuperación.

- ¿Nota un creciente interés de inversores locales en las criptomonedas?

- Sí, tenemos cada vez más consultas sobre criptomonedas de parte de inversores minoristas, principalmente. Sinceramente, me preocupa cuando hay tantas consultas. Mi experiencia me dice que, cuanto más se habla de un activo y todo el mundo lo mira tan de cerca, más hay que alejarse.

Me preocupa que haya tantas consultas sobre las criptomonedas; cuanto más se habla de un activo y todo el mundo lo mira tan de cerca, más hay que alejarse

- ¿Cómo analiza la actualidad de Wall Street y la posibilidad de que se repitan episodios como el de GameStop?

- La increíble liquidez y estímulo fiscal con tasas por el piso fomenta la especulación. Tanto la secretaria del Tesoro, Janet Yellen, como el presidente de la Fed, Jerome Powell, dijeron que les preocupa la formación de una burbuja. Pero ambos prefieren mantener los estímulos por la inestabilidad económica que produjo el covid-19. Yo creo que, dada la volatilidad creada en los mercados, las autoridades americanas y sus pares europeos van a apretar las regulaciones para bajar el apalancamiento y reducir el riesgo de burbujas cuya volatilidad puede afectar a la actividad económica. Recordemos que la gran recesión de 2008 fue producto de la burbuja de las hipotecas y que la recesión de fines de los 90 fue producto de la caída de las empresas tecnológicas o puntocom.

- ¿Extraña sus años de trabajar en Manhattan?

- Empecé a trabajar en Wall Street a los 24 años y estoy por cumplir ahora 60. Siempre fui una persona de los mercados y siempre fui de tomar riesgo. Viví de cerca muchísimas crisis financieras, días maratónicos de trading, momentos de mucha tensión... durante muchos años dirigí los equipos de trading de Bear Stearns. Hoy prefiero estar más en contacto con clientes, con inversores, con funcionarios, y tener una visión más macro y más de mediano plazo. El trading es minuto a minuto.

- En la Argentina suele haber una visión negativa sobre el “gran inversor financiero” y sobre los bancos ¿Se puede rever esa percepción o los gobiernos en general prefieren alimentarla?

- La relación entre un país y la comunidad financiera no es una relación de suma cero. Si a un país le va mal, a sus inversores también. Es ridículo pensar que a un país le conviene tener una relación conflictiva con las entidades que le dan el capital que necesita para que su economía funcione. Tenés que seducirlos para que te dejen usar su capital. El capital hoy en día se mueve muy rápido, y por eso endeudarse irresponsablemente es tan peligroso como quedarse afuera de los mercados. Ninguna economía puede crecer sin capital.

Seguí leyendo:

Últimas Noticias

MAS NOTICIAS
Información provista porInvertir Online