El gobierno postergó dos semanas el aumento al impuesto a los combustibles para suavizar el impacto en precios

Hoy debía aplicarse un ajuste en el tributo que podría haber elevado el precio de la nafta hasta 1,8% pero se postergó hasta el 16 de diciembre

El aumento caerá en la segunda mitad de diciembre
El aumento caerá en la segunda mitad de diciembre

El Gobierno postergó hasta el 16 de diciembre próximo la suba en el impuesto a los combustibles prevista para hoy, a través del decreto 965/2020 publicado hoy en el Boletín Oficial. La actualización, que podía llevar a un aumento en surtidores hasta el 1,8%, se pospuso para contribuir con la “estabilización de precios”.

El texto publicado hoy en el Boletín oficial indicó que “el incremento en los montos de impuesto correspondiente al segundo trimestre de 2020, surtirá efectos para la nafta sin plomo, la nafta virgen y el gasoil, desde el 16 de diciembre de 2020”.

Asimismo, el decreto suspendió “toda otra actualización hasta el 15 de enero de 2021”. El Gobierno atribuyó la postergación a “las circunstancias actuales y la necesaria estabilización de los precios ameritan que la actualización del segundo trimestre de 2020 surta efectos desde el 16 de diciembre de 2020, inclusive, y que toda otra actualización se suspenda hasta el 15 de enero de 2021″.

De esta manera, se detuvo por dos semanas otro incremento de hasta 5,4% en las naftas y el gasoil.

La semana pasada las estaciones de servicio aumentaron desde 2,5% sus precios en surtidores
La semana pasada las estaciones de servicio aumentaron desde 2,5% sus precios en surtidores

“Aumentan los impuestos a los combustibles el 16 de diciembre 5,4%. Un aumento de entre 1,5 y 1,8% sobre el precio final de los combustibles. El 15 de enero aumentarán los impuestos otro 7,7%”, dijeron a Infobae fuentes del sector.

La semana pasada, YPF anunció un aumento del 2,5% promedio a nivel nacional y el resto de las empresas del sector iniciaron el mismo camino. A menos de 24 horas de que la mayor petrolera del país anunciara el aumento, la petrolera Raizen que comecializa a través de la marca Shell y Puma hicieron lo propio y retocaron los valores en sus puntos de venta.

Desde las empresas justificaron la decisión explicando que se intenta “recomponer asimetrías históricas” que existen entre la Capital Federal y el interior del país. En la Ciudad de Buenos Aires el alza será de 2.85% en promedio y se comenzó a aplicar a partir de la hora cero de este lunes 23 de noviembre, por lo cual quienes vayan a cargar durante la madrugada ya sentirán el incremento.

Ante los aumentos por parte de la empresa estatal, el resto de las empresas expendedoras suelen seguir los pasos que toma la compañía estatal, que es la líder del sector, con una participación del 55% del mercado de venta de combustible.

De esta manera, a modo de referencia, los nuevos precios en los surtidores de Shell en la ciudad de Buenos Aires son: la Shell V-Power nafta pasa de $ 72,74 a $ 74,90 lo que marca un alza de 2,97%; la Fórmula Shell Super, de $62,64 a $ 64,56, un incremento de 3,07%; la Shell V-Power Diesel, de $68,89 a $ 7,81 una suba de 2,79% y por última el litro de Shell Fórmula Diesel que pasa de $ 59,99 a $ 61,79, lo que marca un incremento de 3 por ciento.

Seguir leyendo:

Patentamientos: este año se venderán 110.000 autos menos que en 2019

La caída de las reservas no frena: en noviembre salieron USD 1.200 millones del Banco Central

El Gobierno pagó un alto costo por bajar el dólar libre en noviembre: vendió bonos y el riesgo país volvió a los 1.400 puntos

MAS NOTICIAS
COTIZACIÓN PRINCIPALES MONEDAS