La construcción, el agro y los bienes durables, los motores que aceleran la reactivación económica según el Gobierno

El Ministerio de Desarrollo Productivo difundió el informe de actividad del Centro de Estudios para la Producción (CEP XXI). Avizoran un repunte más rápido del esperado, con rubros que ya están en niveles pre pandemia

ndonato@infobae.com
Tras la cifra de actividad industrial de junio, que mostró una fuerte desaceleración en los niveles de caída, para julio se espera una nueva mejora
Tras la cifra de actividad industrial de junio, que mostró una fuerte desaceleración en los niveles de caída, para julio se espera una nueva mejora

La economía mostró en junio y julio signos de recuperación mayores a los esperados, con una actividad industrial que registró una mejora importante respecto de los meses más críticos de la cuarentena y las ventas a través de Ahora 12 evidenciaron un crecimiento y se ubicaron en niveles similares a los de la prepandemia, informó el Ministerio de Desarrollo Productivo a través del informe del Centro de Estudios para la Producción (CEP XXI) de agosto. De todos modos, aclaró también que los efectos de la crisis causada por el Covid-19 son dispares según cada sector y región del país.

Los datos informados por el Indec de la actividad manufacturera de junio reflejaron una merma de 6,6% respecto del mismo mes del año pasado, cuando la estimación del CEP en base al consumo de energía sugería una caída del 14%. Y estos datos se confirman con otros índices de julio, como el de la producción automotriz, que había caído 34% interanual en junio y que el mes pasado se ubicó prácticamente en niveles prepandemia (-1,5% interanual).

A su vez, el Índice Construya –que toma la actividad de las principales empresas productoras de materiales para la construcción– experimentó un alza interanual del 13,6% en julio, y se ubicó en el mayor nivel desde abril de 2018. Este repunte -dice el informe del CEP- se debe mayormente a pequeñas refacciones en el hogar más que a la obra pública o las grandes construcciones privadas, que se encuentran todavía con restricciones operativas en parte del país (como el AMBA).

El consumo de energía en la industria, proporcionado por Cammesa, tras estancarse en la primera quincena de julio (período que coincidió con un aislamiento más estricto en el AMBA), repuntó nuevamente a partir del 20 de ese mes. En las últimas dos semanas, afirma el informe, habría vuelto a los niveles prepandemia (incluso con una expansión del 2,5% interanual).

Con respecto al consumo, el CEP destacó que las ventas con el programa Ahora 12 mostraron un crecimiento en julio respecto de junio (+8,7% a precios corrientes y +5,6% a precios constantes) y se ubicaron en niveles similares a los de la prepandemia. Ello se vio apalancado, fundamentalmente, por el evento del Hot Sale durante la última semana del mes, que hizo que lo que hasta mediados de mes venía con una caída moderada, luego repuntase y finaliza el período en alza.

infobae-image

Según el informe, durante el Hot Sale las ventas con Ahora 12 se triplicaron con respecto a las de un día normal, impulsadas por tecnología, muebles, indumentaria e, incluso, turismo. “Esa promoción tuvo un impacto particular en el AMBA donde la actividad comercial venía más rezagada que en el resto del país”, sostuvo el CEP.

Dentro del sector industrial, los sectores que más se expandieron en junio en ventas reales fueron los ligados al agro (maquinaria agrícola, agroquímicos y medicamentos de uso veterinario); al hogar (somieres y colchones; cocinas, calefones y estufas; escobas, cepillos y pinceles); a los nuevos patrones de movilidad urbana (la mitad de las empresas fabricantes de bicicletas registró alzas reales superiores al 37,1% interanual) y a las demandas ligadas a la pandemia (como insumos médicos y jabones y detergentes, rubros en los que más de la mitad de las firmas mostró alzas superiores al 11,3% y 8,3% respectivamente).

Respecto de la demanda de bienes durables, el crecimiento se vincula con que las personas pasan más tiempo dentro de sus casas, pero también porque el precio de estos bienes medidos al dólar oficial (y, particularmente, al dólar MEP) se contrajo sensiblemente, incentivando la demanda de quienes disponen de ahorros en divisas. En los últimos tres años, el precio del ladrillo común en dólares cayó 45% (y 64% al MEP) y el de los muebles 40% (y 61% al MEP). En el caso de los electrodomésticos, los vehículos y el cemento Portland, la baja fue más moderada, pero de todos modos muy significativa (de entre 17-18% al dólar oficial y entre 46-47% al paralelo).

Los sectores industriales más castigados por la pandemia fueron la fabricación de cerveza y café, en los que más de la mitad de las firmas (cervecerías artesanales y productores ligados a cafeterías) registró bajas mayores al 88,8% y al 57,3% respectivamente. También se vieron muy afectados los sectores ligados al calzado, los productos de cuero y talabartería, los artículos deportivos, los insumos para el turismo (como valijas), ciertos alimentos que dependen de la circulación callejera y el trabajo en oficina (como los productos de panadería) o de los restaurantes (como los jugos o frutas deshidratadas), indicó el informe.

infobae-image

Dentro de las actividades comerciales, el rubro más dinámico fue el de venta minorista por Internet: más de la mitad de las firmas del sector duplicó sus ventas en términos reales. Se expandieron la venta de maquinaria agropecuaria y agroquímicos y los artículos del hogar (en los que se destacan, además de muebles, colchones, electrodomésticos y pinturas, confecciones y ropa de cama o mantelería). Los comercios más afectados fueron aquellos ligados a la movilidad automotriz (como lavaderos de autos y equipos de GNC), kioscos, diarios y revistas, golosinas, bijouterie y joyería, muebles para oficinas y panaderías.

Los rubros con mayor afectación de toda la economía son las actividades ligadas al esparcimiento, el deporte, la cultura, el turismo y la gastronomía, sectores en los que más de la mitad de las firmas no registró facturación alguna en junio y, por ende, las ventas reales cayeron 100%.

En cuanto al empleo, la cartera productiva remarcó que si bien entre febrero y mayo se registró una caída del 2,5% -pérdida de 154.000 empleos asalariados-, la mayor desde 2002, la contracción “luce más moderada que la de otros países del continente: -7,5% en Brasil, -12,2% en Chile, - 13,8% en Estados Unidos y - 19,2% en Canadá”. Casi toda la contracción en la Argentina se produjo en marzo (-0,7%) y abril (-1,7%), mientras que mayo mostró una virtual estabilización (-0,1%).

El Gobierno también informó que dentro del programa de Asistencia al Trabajo y a la Producción (ATP), hasta el momento, se erogaron $121.400 millones, de los cuales casi $49.900 millones corresponden a la primera ronda, $40.900 millones a la segunda y $30.600 millones a la tercera.

La cuarta ronda (que incorpora la modalidad del crédito a tasa subsidiada para firmas cuya facturación nominal se haya incrementado entre el 0% y el 30% interanual) está próxima a pagarse. Los datos preliminares indican que ya hay 135.000 empresas aprobadas para el pago de salario de 1,4 millones de trabajadores y 65.000 para créditos a tasas subsidiadas para asistir el salario de 400.000 empleados, lo que implica un desembolso de $27.000 millones y $7.000 millones, respectivamente. Esta cifra representa una baja respecto a las anteriores rondas de la ATP, lo cual se explica en buena medida a que muchas empresas pudieron producir en condiciones de relativa normalidad.

En las tres rondas de la ATP, alrededor del 99,5% de las firmas aprobadas fueron PyMEs de menos de 200 trabajadores. En total, hubo 328.000 empresas que ingresaron en al menos un ATP, que tienen 3,07 millones de trabajadores y representan alrededor del 60% del total de las firmas empleadoras del país.

Seguí leyendo:

La AFIP habilitará los créditos a tasa subsidiada para las empresas que no hayan sufrido una caída de su facturación nominal

Dólar hoy: el blue cerró sin cambios, a $131, y la brecha con el oficial siguió cerca del 80%


MAS NOTICIAS
COTIZACIÓN PRINCIPALES MONEDAS