Jorge Brito, de Banco Macro: “No hay billetes de 1.000 pesos, en el Central no dan abasto″

El banquero advirtió sobre la necesidad de lanzar un papel de $5.000, una posibilidad que el Gobierno analizó pero fue descartada. Además, apoyó la renegociación de la deuda y dijo que este lunes se dio un paso importante: "La oferta que hizo la Argentina, es lo máximo que se puede pagar"

Jorge Brito, presidente del Banco Macro.
Jorge Brito, presidente del Banco Macro.

“Lamentablemente no hay billetes de 1.000 pesos. La Casa de la Moneda está emitiendo todo lo que se puede y no alcanza. Tienen que sacar billetes de 100 pesos atesorados para que alcance el circulante. Todo el mundo ha duplicado o triplicado la cantidad de dinero en efectivo que tenía. Le manifestamos esto al Banco Central pero no dan abasto”, señaló Jorge Brito, presidente del Banco Macro en declaraciones a Radio Rivadavia.

“Habría que sacar un billete de una denominación más alta, de 5.000. Sino, cuando tengamos que pagar los aguinaldos en diciembre va a haber un problema serio”, agregó el banquero, en relación a un proyecto que el Gobierno analizó pero luego descartó, según palabras del presidente Alberto Fernández.

Brito explicó que pueden producirse algunos cuellos de botella en los bancos a raíz del pago del Ingreso Familiar de Emegencia (IFE), el bono de $10.000 que la Anses paga a familias sin otros ingresos para enfrentar la cuarentena. Recordó que cada pago del IFE representa casi 9 millones de beneficiarios y que ese movimiento “está concentrado en los bancos nacionales y genera una recarga muy importante en algunos bancos. Por eso se generan algunos problemas”.

<b>En la crisis del 2002 hubo que atender un montón de cosas y al sistema financiero. Hubo más de cinco que dejaron las llaves de sus bancos en la puerta del Banco Central </b>

“Los bancos extranjeros no reciben el pago del IFE y están cómodos con las sucursales con poca gente. En nuestro caso, hemos pagado el IFE a más de un millón de personas. Eso genera mucha gente y por ahí a algunos de nuestros clientes le genera molestias. Pero tenemos que entender que todos, dada la situación de emergencia, tenemos que colaborar”, señaló.

Brito destacó la solidez de los bancos argentinos y rechazó la idea de que el sistema financiero fue “el único ganador de todos estos años”. Al respecto, puntualizó: “Lo que hemos hecho fue capitalizar los bancos. El Banco Central sacó una normativa previendo que ningún accionista se pueda llevar la plata. Es importante entenderlo porque recordemos que en la crisis del 2002 hubo que atender un montón de cosas y al sistema financiero. Hubo más de cinco que dejaron las llaves de sus bancos en la puerta del Banco Central”.

"Todo el mundo ha duplicado o triplicado la cantidad de dinero en efectivo que tenía. Le manifestamos esto al Banco Central pero no dan abasto”, señaló el principal accionista de Banco Macro (REUTERS/Agustín Marcarián)
"Todo el mundo ha duplicado o triplicado la cantidad de dinero en efectivo que tenía. Le manifestamos esto al Banco Central pero no dan abasto”, señaló el principal accionista de Banco Macro (REUTERS/Agustín Marcarián)

En relación con la situación económica generada por la pandemia de coronavirus, señaló: “Claramente, la economía está mal porque hemos decidido tratar de que haya la menor cantidad de enfermos, y por ende de muertos. En el AMBA hay un montón de gente en cuarentena, y no puede ir a trabajar. Hay mucha gente que sí la está pasando muy mal.”

<b>Los bancos extranjeros no reciben el pago del IFE y están cómodos con las sucursales con poca gente. En nuestro caso, hemos pagado el IFE a más de un millón de personas. Tenemos que entender que todos, dada la situación de emergencia, tenemos que colaborar</b>

Al igual que otros empresarios, Brito pidió que las prevenciones sanitarias tenga cierta flexibilidad para reactivar la actividad económica: “Me parece importante que, más allá de lo que diga el equipo sanitarista del presidente, que lo está aconsejando muy bien, empecemos a pensar cómo hacemos para que la gente pueda empezar a trabajar, sin poner en riesgo a la sociedad. Hay que pensar cómo salir de esto. ¿Hay salida? Yo diría que sí”.

La renegociación de la deuda

Por último, el titular del Banco Macro abogó por una solución al problema de la deuda y se mostró optimista: “Ayer (por el lunes) se dio un paso importante al hacer la última propuesta del pago de la deuda. No digo que se haya solucionado, pero se dio un paso muy importante para que la Argentina comience a recorrer un camino que nos devuelva en la cultura del trabajo. Este es un gran esfuerzo que está haciendo el país para volver a crecer.

“Todavía no hay certidumbre. La oferta que hizo la Argentina, es lo máximo que se puede pagar. Hay que pensar cómo arrancamos: la Argentina reconociendo el 39 (dólares cada 100 de deuda nominal) y BlackRock pidiendo 75, se fue negociando y hemos llegado a 53 y medio. Es un éxito para las dos partes. No podemos dejar de reconocer que es lo máximo que Argentina puede pagar. Desde mi punto de vista, sin un acuerdo, no salimos”, afirmó.

Todas las empresas privadas tienen créditos tomados en el exterior. Hay que entender lo importante que es el costo del crédito. Cuando en un país el costo es del 3% en dólares, producir es fácil; cuando es de 13 o 14% en dólares, es imposible. Creo que arreglada la deuda, el costo del capital en Argentina va a bajar mucho. Por eso es indispensable el acuerdo”, concluyó Brito.

Seguí leyendo:

Martín Guzmán, sobre la oferta de canje: “Nuestra intención es ponernos de acuerdo con BlackRock, no queremos confrontar”

El FMI apoyó la nueva oferta del Gobierno para reestructurar la deuda y espera que haya un trabajo constructivo con los bonistas

MAS NOTICIAS
COTIZACIÓN PRINCIPALES MONEDAS