En una rueda en la que el Dow Jones escaló 3,9%, descollaron las acciones y los bonos argentinos. (Reuters)
En una rueda en la que el Dow Jones escaló 3,9%, descollaron las acciones y los bonos argentinos. (Reuters)

Los bonos y las acciones de Argentina cerraron con amplias subas este lunes, en la recta final de las negociaciones por millonaria reestructuración de deuda soberana en moneda extranjera, con fecha límite prevista para este viernes 22.

El Gobierno analiza minuciosamente las tres contraofertas realizadas por grupos de acreedores, que contemplan un período de gracia menor e intereses en promedio más altos a los que ofreció el ministro Martín Guzmán en la propuesta de reestructuración original.

Fuente: Rava Online. Precios en dólares.
Fuente: Rava Online. Precios en dólares.

Los principales bonos en dólares de referencia subieron este lunes un 6% en promedio, con alzas destacadas para el Bonar 2022 (A2E2D) y el Discount 2033 (DICYD), que treparon 12%, en medio de las señales positivas que impulsaron expectativas sobre las negociaciones de la deuda soberana.

El riesgo país medido por JP Morgan restaba a las 17, al fin de los negocios bursátiles en Buenos Aires y Nueva York, 142 unidades, para quedar debajo de los 2.700 puntos básicos por primera vez desde el 6 de marzo pasado.

Alberto Fernandez y Martín Guzmán analizaron a lo largo del fin de semana las contraofertas presentadas por los bonistas. Las tres propuestas de los acreedores privados se encuentran bastante lejos de la oferta oficial. Entre los distintos grupos de bonistas, habrían presentado distintas ofertas de acuerdo a sus activos y tipos de fondos que administran”, precisó Portfolio Personal Inversiones. “Los Valores Presentes Netos de cada una se ubican entre el 58% y 60%, mediante exit yields del 10%”, agregó.

Como adelantó Infobae, cada contraoferta tendría un valor presente neto similar y combinarían un menor período de gracia, una menor quita de capital, cupones promedio más altos y comenzarían a amortizar en 2025.

El Ministerio de Economía comunicó que recibió tres contraofertas de reestructuración de la deuda por parte de distintos grupos de acreedores

Un reporte del Grupo SBS refirió que “en comparación con la oferta del Gobierno, las propuestas contemplan vencimientos más cortos, mayores cupones, menores reducciones de capital, la eliminación del período de gracia y el reconocimiento de los intereses corridos”.

“Lo más importante es que las demandas no están tan lejos de los USD 42,6 que puede ofrecer Argentina sin poner en riesgo la sostenibilidad, dejando espacio para encontrar un acuerdo que pueda servir tanto al deudor como a los acreedores”, acotó el Grupo SBS.

La oferta inicial de canje prevé un recorte de intereses del 62%, un período de gracia de tres años y una quita de capital del 5,4%, pero no alcanzó un apoyo sustancial de los acreedores.

Jorge Fedio, analista técnico de Clave Bursátil, aportó que “ya no es negocio para nadie entrar en default y, en situación de extrema debilidad y con lo peor, queda como un deber no llegar al extremo y resolver como sea vía negociación”. Acotó que “en el ambiente bursátil y económico circuló la idea que se llega al entendimiento sin necesidad de default e hizo que las cotizaciones de bonos y acciones dispararan”.

Fuente: Rava Online. Precios en dólares.
Fuente: Rava Online. Precios en dólares.

Los bonos soberanos negociados en el Mercado Abierto Electrónico (MAE) cerraron con una mejora promedio del 3,3% en pesos, liderados nuevamente por las emisiones dolarizadas.

El índice accionario líder S&P Merval mejoró un 2,3%, a 40.286 unidades, en línea con la trayectoria de las plazas externas y encabezado por la mejora de acciones energéticas y financieras, luego de acumular un alza del 8,9% durante la semana pasada.

En cuanto a las acciones argentinas que se operan en dólares en Wall Street como certificados ADR las alzas promediaron el 6%, con ganancias destacadas para Tenaris e IRSA (+10%).

Se desplomó 7% el dólar blue

Un panorama que insinúa mejorar en el plano financiero fue el factor que llevó a un ajuste drástico de las cotizaciones del dólar ajenas a los controles de cambio.

El bursátil contado con liquidación se operó en torno a los 119 pesos, con una brecha de 75% respecto del oficial mayorista, que con alza marginal de nueve centavos cerró a 67,82 pesos. Operadores estimaron que la autoridad monetaria vendió durante la sesión unos USD 70 millones de sus reservas.

La nota destacada la dio el dólar blue, que descendió $10 o 7,2% en el día, para caer a 128 pesos desde su récord. La brecha con el oficial se redujo así a 88%, después de haber superado el 100 por ciento la semana pasada.

Los analistas económicos coinciden en que un acuerdo para reestructurar la deuda despejaría el horizonte financiero y aunque el Estado argentino continuaría marginado del mercado internacional de crédito por su elevado riesgo país, los tipos de cambio bursátiles podrían consolidar esta baja en el corto plazo.

Crecen apuestas por la compresión de la brecha a través de una más acelerada convergencia del oficial para evitar distorsiones

“El mejor tono permitió extender la calma de las ‘brechas’ de las últimas ruedas, y así es que aflojan hasta el 75%, más allá de que los motores que inclinan a los operadores a una mayor dolarización siguen encendidos, además de que crecen apuestas por la compresión de la brecha a través de una más acelerada convergencia del oficial para evitar distorsiones”, analizó el economista Gustavo Ber.

“La creciente emisión y brecha cambiaria junto con un resultado adverso en la renegociación de la deuda pública ley extranjera, pueden acelerar la depreciación del tipo de cambio oficial, impulsando la inflación de bienes y servicios transables”, estimó la consultora Ecolatina.

Seguí leyendo: