Coronavirus en la región: Argentina es el país con mayor disconformidad del sector empresario respecto de las medidas que tomó el Gobierno

Un estudio llevado a cabo por IAE Business School (IAE) da cuenta el impacto de la pandemia de COVID-19 sobre las empresas argentinas y hace una comparación con el efecto que tuvo en compañías de países como Uruguay, Chile y Colombia

El informe arroja que para muchas industrias en Argentina, la venta online no es una posibilidad. El 70% de los empresarios que respondieron la encuesta incluyendo industrias tales como energía, agro, metalurgia, transporte marítimo, química y petroquímica, turismo y construcción no la implementaron. (Foto: Pixabay)
El informe arroja que para muchas industrias en Argentina, la venta online no es una posibilidad. El 70% de los empresarios que respondieron la encuesta incluyendo industrias tales como energía, agro, metalurgia, transporte marítimo, química y petroquímica, turismo y construcción no la implementaron. (Foto: Pixabay)

Un estudio llevado a cabo por IAE Business School (IAE), la Escuela de Administración y Negocios de la Universidad Austral, al que accedió Infobae, señaló que en Argentina el 83% del sector empresario considera insuficientes las medidas que implementó el Poder Ejecutivo para atenuar el impacto de la crisis que generó la irrupción del COVID-19, al tiempo que en Uruguay existe una aprobación del 45,8% de las compañías a las medidas implementadas por el gobierno de ese país y sólo el 20,9% las considera insuficientes.

En Chile, el 23% de los empresarios relevados las consideró suficientes, contra un 28% que las ponderaron insuficientes, mientras que en Colombia casi el 70% las rechazó, contra un 15% que las consideró idóneas.

Mientras que en Uruguay las iniciativas más contempladas para paliar la crisis fueron: ajustes en los costos no laborales (50,3%), ajustes en el servicio o producto (48,3%) y el pase a seguro de paro (42,8%), en Argentina, en cambio, se buscó cuidar las fuentes de trabajo y el 40,7% del ajuste pasó por los costos no laborales y por la creación de fuentes alternativas de ingresos como el lanzamiento de nuevos productos.

En ese marco, sólo el 6,5% analizó los procedimientos preventivos en el país y un 17,3% analizó iniciar un procedimiento preventivo de acreedores en Uruguay.

Según el informe del IAE Business School, en Chile el ajuste en los productos y servicios alcanzó el 75%, mientras que la reducción de personal quedó en segundo lugar con el 29%. El lanzamiento de nuevos productos alcanzo el 28,8% y la suspensión temporaria, el 26%. Asimismo, el 18% contempló iniciar el procedimiento preventivo de acreedores.

En tanto, en Colombia, los ajustes a productos y servicios y a los costos no laborales alcanzaron al 59,2% y al 57,9% de los encuestados, respectivamente. El 35% evaluó reducciones de personal y el 23,7% los procesos preventivos de acreedores.

Adaptación a nuevos esquemas de trabajo

Si bien en Uruguay sólo el 14,1% de las empresas hacía teletrabajo regularmente previo al surgimiento de la pandemia de Covid-19, actualmente casi el 50% de las empresas tiene entre el 40% y el 100% de su fuerza de trabajo en casa con home office.

Sin embargo, el porcentaje es mucho mayor en Argentina debido a las mayores restricciones impuestas por el aislamiento social, preventivo y obligatorio decretado por el Gobierno y que rige desde el 20 de marzo. El estudio señala que el 48,6% de las empresas tiene más del 80% de su personal trabajando remotamente.

En Argentina el 48,6% de las empresas tiene más del 80% de su personal trabajando remotamente. REUTERS.
En Argentina el 48,6% de las empresas tiene más del 80% de su personal trabajando remotamente. REUTERS.

Y añade que en Colombia, el 43% de las empresas tienen más del 80% trabajando desde la casa, mientras que en Chile ese porcentaje de home office alcanza apenas al 38,9% de las empresas.

Cambios en los canales de venta

El informe arroja que para muchas industrias en Argentina, la venta online no es una posibilidad. En ese sentido, el 70% de los empresarios que respondieron la encuesta incluyendo industrias tales como energía, agro, metalurgia, transporte marítimo, química y petroquímica, turismo y construcción no la implementaron.

Mientras que para quienes lo pudieron hacer, como los rubros textil, retail, farmacia, salud y servicios profesionales, el canal de venta subió entre 1% y 25% para el 8% de los consultados; entre 26% y 50% para el 8,8% de los encuestados y más del 50% para el 13,3% de los empresarios relevados.

En Colombia, en cambio, el e-commerce subió entre 1% y 25% para el 24,5%; entre 26 y 50% para el 8,1% de las empresas y más del 50% para el 11% de las empresas.

En otro orden, el relevamiento arrojó que en Argentina más de la mitad de las empresas no digitalizó ningún proceso durante el aislamiento. No obstante, entre las compañías que lo hicieron, se destacan la migración a la nube (12,6%); la creación y gestión de aplicaciones (el 9,9%) y el fortalecimiento del data analytics (4,5%). Al tiempo que indicó que menos del 1% se digitalizó a través del uso de blockchain.

La misma tendencia se repitió en Colombia si se considera que el 53% no digitalizó nada, pero el 21,4% migró a la nube, el 9,4% creó apps y el 6% desarrolló o utilizó herramientas de data analytics.

Impacto del coronavirus en la salud de los directivos

En Argentina, el 30% de los directivos sufrieron efectos en su salud física como consecuencia de la crisis. En Uruguay, en cambio, no alcanzó al 20%.

En Colombia, el acumulado de 27,7% tuvo problemas gástricos, musculares, dolores de cabeza o hipertensión. Y en Chile, ese porcentaje alcanzó al 24,4%.

Las principales emociones en Uruguay fueron la preocupación 75,6%; la incertidumbre 63,1% y la ansiedad 47,2%.

En el caso de Argentina, la preocupación tuvo el 73,2% de las adhesiones, seguida por la incertidumbre 71,4% y la ansiedad 52,7%.

En cambio en Chille los porcentajes fueron los siguientes: preocupación 71%; incertidumbre 57,1% y la ansiedad 39,8%.

Por último, el 59,1% de los empresarios colombianos manifestaron preocupación, el 54,5% incertidumbre y el 43,4% ansiedad.

El informe del IAE reflejó que muchas empresas no estaban listas para la crisis y eso quedó plasmado, por ejemplo, en el bajo porcentaje de teletrabajo, de venta online y en las estructuras de costos fijos alta, la poca flexibilidad y la baja capacidad de adaptabilidad.

Asimismo, explicitó que muchos directivos consideran que el gobierno de su país no toma las decisiones adecuadas, mientras prevalecen los sentimientos de preocupación, incertidumbre y angustia.

“Es muy notable la diferencia entre la aprobación del empresariado uruguayo a las medidas implementadas por el gobierno del presidente Luis Lacalle Pou, contra el sentimiento de insuficiencia que manifiesta el sector empresario en Argentina”, señalo a Infobae el filósofo y profesor universitario Santiago Sena.

Remarcó que mientras que en Uruguay hubo un cambio de gobierno “las reglas de juego no cambiaron”. Y agregó que el mandatario uruguayo considera que la salida de la crisis es a través del sector productivo y tiene gestos en ese sentido.

Además señaló que en Argentina, en seis meses de la gestión actual de gobierno se modificaron las retenciones al agro, se dio marcha atrás con la reducción de impuestos, se discutió gravar el blanqueo, se frenó la aplicación de la ley de Economía del Conocimiento, mientras discuten crear nuevos impuestos en un país con la mayor carga impositiva del mundo, según el reporte anual del Banco Mundial Doing Business.

“Me choca que un gobierno que fue elegido por el pueblo argentino haciendo campaña con un una pantalla que contaba pymes que cierran y que se haya comprometido a trabajar para que cada vez haya más pequeñas y medianas empresas, no haya sido más rápido de reflejos para frenar el impacto de la cuarentena en el sector productivo”, sostuvo.

En tanto, Roberto Vassolo, economista y docente del IAE Business School destacó que en Argentina los empresarios llegan a un nivel de afectación tal que tres de cada diez sintieron los efectos de la crisis en su salud física producto de lo pesada que es la carga y el impacto que tiene la pandemia sobre las personas.


Seguí leyendo:

Impuesto a las grandes fortunas: por qué los tributaristas creen que puede ser confiscatorio y qué opciones se analizan en otros países

El impacto del coronavirus: el campo frenó inversiones y proyecta margenes ajustados en el actual ciclo agrícola

MAS NOTICIAS
COTIZACIÓN PRINCIPALES MONEDAS