La cuarentena disparó el uso de soluciones financieras y de pago digitales

Desde el empleo de billeteras electrónicas hasta el uso de transferencias por dispositivos fijos y móviles se multiplicaron por las medidas de distanciamiento social. Pero también las aperturas de cuentas bancarias a distancia y el uso de cheques virtuales, favorecidos por las bajas tasas

Billetera digital (Shutterstock)
Billetera digital (Shutterstock)

Las medidas de distanciamiento social que están vigentes en la Argentina desde el 20 de marzo generaron una explosión de soluciones financieras digitales que ayudaron a personas y empresas a mantener su consumo, operaciones y pagos sin tener que moverse de sus casas. A la par del crecimiento destacado de Mercado Libre y su billetera digital, que con su último balance presentado en Wall Street probó ser el principal ganador de la vida de cuarentena, se dispararon otras tendencias que van desde el uso intensivo de aplicaciones que volvieron innecesario ir al banco hasta para abrir una cuenta hasta alternativas de financiamiento pyme en el mercado de capitales que se apoyan en el hasta hace poco prácticamente experimental cheque electrónico.

El informe de Uso de Dinero Electrónico que elabora la Red Link asegura: “En las primeras semanas de cuarentena se sumaron 2 millones de personas al uso de soluciones digitales”. El estudio se focaliza sobre movimientos de dinero a través de los cajeros automáticos, la computadora o el celular, y las diversas aplicaciones para hacer pagos, transferencias de dinero entre cuentas propias y de terceros, hacer depósitos, o carga de la billetera virtual o de la tarjeta de transporte o del teléfono móvil.

En ese crecimiento de lo que son pagos digitales es muy destacado el rol de Mercado Libre y Mercado Pago, pero no están solos. Estamos viendo crecimientos importantes en billeteras digitales como Naranja X y Vale PEI que, desde atrás, también acompañan”, dijo Jorge Larravide, especialista en medios de pago.

"Pero más allá de que las transferencias electrónicas siguen siendo las operaciones más utilizadas, y que más se aceleraron con la pandemia, los crecimientos más espectaculares se ven en el uso de mobile, tanto billeteras como bancos. Es cierto que las costumbres pesan y hay sectores de la sociedad que no acceden o prefieren evitar el dinero electrónico como sea, pero aun con las filas que vimos en los bancos para cobrar jubilaciones y planes sociales, también se volvió una realidad que hoy no es necesario ir a un banco ni siquiera para abrir una cuenta, agregó Larravide.

<b>Más allá de que las transferencias electrónicas siguen siendo las operaciones más utilizadas, y que más se aceleraron con la pandemia, los crecimientos más espectaculares se ven en el uso de </b><i><b>mobile</b></i><b>, tanto billeteras como bancos (Jorge Larravide)</b>

Cuentas bancarias sin pisar un banco

Uno de los desarrollos que más se adoptaron en estas semanas es el de Banco Provincia y su “Cuenta DNI”. Se trata de una aplicación para celulares desarrollada por la anterior administración del Provincia que ganó en relevancia ante las medidas de distanciamiento social y los intentos del Gobierno por hacer llegar jubilaciones y otras asignaciones, como el Ingreso Familiar de Emergencia, sin que las personas se aglomeren en bancos y oficinas de correo.

De ser una posibilidad casi sin uso pasó a tener 500.000 usuarios según los últimos datos distribuidos por la propia entidad. La conveniencia de la aplicación está en que permite abrir una cuenta bancaria gratuita directamente desde el celular, sin siquiera pisar una sucursal.

No es el único banco que incorporó el “onboarding digital”, como llaman en la jerga a la activación de un nuevo cliente sin ningún contacto físico en el medio. El Banco Nación también lo ofrece a través de su “App Banco Nación” que, una vez descargada, pide los datos personales (nombre, DNI, fecha de nacimiento y correo electrónico) y, terminado ese paso, habilita la apertura de una caja de ahorro.

Banco Santander, Banco Macro y Banco Galicia, que había generado una alternativa específica para estudiantes, también se mostraron muy activos tratando de ofrecer sus opciones de apertura de cuentas a distancia. Y por supuesto, lo mismo sucede con los bancos 100% digitales, como Wilobank.

Por la cuarentena, el Banco Provincia desempolvó una app casi sin uso que permite abrir una cuenta bancaria sin ir a una sucursal
Por la cuarentena, el Banco Provincia desempolvó una app casi sin uso que permite abrir una cuenta bancaria sin ir a una sucursal

Pagos digitales

Los datos de Mercado Libre y su billetera digital Mercado Pago también son una muestra de la tendencia. La empresa de Marcos Galperín vio dispararse su precio en Bolsa esta semana luego de reportar un crecimiento de sus ingresos del 37% en dólares que, aunque está explicado más que nada por su operación en Brasil, es acompañado por el crecimiento en Argentina.

Desde el unicornio incluso destacan el aumento de una de sus alternativas menos utilizadas hasta ahora, el link de pago de Mercado Pago. El método permite enviar por mail, Whatsapp y/o cualquier otra vía los datos de una operación que luego se cancelan desde la app. Aseguran que el uso creció 200% en siete semanas, con rubros destacados como alimentos y bebidas 900%, seguido por mercados y supermercados 600%, veterinarias 500%, servicios de educación 400%, que se dispararon gracias a los envíos a domicilio de comercios de barrio y cobros de servicios profesionales.

<b>Se destacaron los aumentos de pagos digitales en la compra de alimentos y bebidas 900%, seguido por mercados y supermercados 600%, veterinarias 500%, servicios de educación 400 por ciento</b>

Según el informe de Link, mientras tanto, todas las alternativas de pago digital se vieron afectadas favorablemente por el nuevo contexto. El uso del mobile banking creció 16,9%, el de home banking 9,7% el uso de aplicaciones móviles 20,9% y pago de impuestos y servicios 6,3 por ciento.

Cheques electrónicos

Uno de los avances más impresionantes que dejan estos 50 días de aislamiento social preventivo y obligatorio es la explosión en el uso de cheques electrónicos. Si el uso del efectivo está muy arraigado en el día a día de las personas, el cheque físico es un instrumento de pago y financiamiento que parecía imbatible en el mundo empresario local. Sin embargo, las trabas para el movimiento que supuso la pandemia de coronavirus COVID-19 dieron por tierra con la idiosincrasia.

<b>Si el uso del efectivo está muy arraigado en el día a día de las personas, el cheque físico es un instrumento de pago y financiamiento que parecía imbatible en el mundo empresario local. Sin embargo, las trabas para el movimiento que supuso la pandemia modificaron ese uso</b>

“Antes de la pandemia, el uso de Echeq estaba cercano a cero. Recién estaba empezando, el salto después fue directamente exponencial”, dijo Fernando Luciani, CEO del Mercado Argentino de Valores (MAV).

Según datos del MAV, el 16 de marzo –cuatro días antes del decreto de aislamiento social– se operaron en total 3 cheques electrónicos avalados por algo más de $1,3 millón. El 5 de mayo, último dato procesado al cierre de esta nota, los Echeq ya eran 132 por $136 millones, aunque en días previos se vieron picos con 400 cheques descontados o 337 millones operados.

En la disparada en el uso de cheques electrónicos no jugó sólo la conveniencia logística, sino también la financiera.

La conveniencia primero es la tasa, porque el rango promedio estuvo entre 15% y 20%. Y segundo el plazo, porque hay muchas líneas bancarias que se hacen al 24% pero no llegan a plazos tan largos para cheques. En la Bolsa están en un promedio de 180 días, mucho más que en un banco. Además, el costo financiero total es mucho mayor con bancos. Los costos en el mercado de capitales pueden tener 3 puntos más de costo por SGR y la sociedad de Bolsa, pero además en el mercado de capitales no se paga IVA”, explicó Cristian Villaroel, vicepresidente de Mills SGR.

Las pymes recurren al mercado de cheques para transformar esos documentos que pagan en 60, 90 o 180 días en efectivo disponible en el día. Algo vital dada la caída en la facturación y la necesidad de mantener el pago de sueldos y otros compromisos.

Pero con tasas tan por debajo de la inflación, además, les permitió otro tipo de manejos financieros. Al contar con la posibilidad de obtener efectivo con un par de clicks y a tasas tan por debajo de expectativas de inflación que están bien por encima del 40% y de devaluación que, si nos guiamos por la suba de los dólares paralelos, no están lejos de esas cifras, el acceso a financiamiento en pesos tan barato también les permitió a muchas de esas empresas dolarizar toda su caja y mantener la rueda girando gracias a los préstamos.

Seguí leyendo:

Últimas Noticias

MAS NOTICIAS
COTIZACIÓN PRINCIPALES MONEDAS