Jubilados, pensionados, AUH y personal doméstico: todas las medidas que tomó el Gobierno en medio de la cuarentena

Ante la pandemia de coronavirus que azota la economía y la salud de los argentinos, el Poder Ejecutivo llevó a cabo una batería de medidas para aliviar la situación de los más vulnerables

infobae-image

En medio de la crisis sanitaria que está paralizando la economía por el aislamiento obligatorio que se dispuso por la pandemia de coronavirus, el Gobierno tomó tomó una batería de medidas destinadas a proteger a jubilados y beneficiarios de prestaciones sociales.

En ese contexto, la Administración Nacional de Seguridad Social (Anses) que conduce Alejandro Vanoli, destacó la necesidad de atender a los grupos más vulnerables de adultos mayores jubilados y pensionados.

Principales medidas

1. Pago extra de la Asignación Universal por Hijo y Asignación Universal para Embarazadas, de $3.103, Hacienda estimó que la medida alcanzó a 4,35 millones de beneficiarios.

2. Bono para jubilados y pensionados de $3.000, únicamente para los que perciben la mínima, desde $15.891,49 hasta un tope decreciente de $18.891,49 desde marzo, el cual fue reglamentado con la publicación este martes en el Boletín Oficial del Decreto 309; cubre un universo de 4,65 millones de personas, entre ordinarios, Prestación Universal Adulto Mayor (PUAM); y por vejez e invalidez.

3. Bono para perceptores de planes sociales de $3.000 para unas 556.000 personas que cobran la mitad del salario mínimo.

Ingreso Familiar para de Emergencia (IFE) para AUH y Asignación por Embarazo

Los ministros de Economía, Martín Guzmán, y de Trabajo, Claudio Moroni, dispusieron en la semana una asistencia especial familiar, por ahora por única vez de $10.000, aunque “podría repetirse si la situación lo amerita” a liquidar en los primeros días de abril, para adultos de 18 a 65 años.

(Foto: Presidencia de la Nación)
(Foto: Presidencia de la Nación)

El mismo alcanza a las perceptoras de Asignación Universal por Embarazo. Existen 159.000, según las previsiones del Presupuesto 2020. También a los beneficiarios como único recurso monetario del Plan Progresar, actualmente unos 530.000 estudiantes que perciben menos de $6.000 por mes.

Cabe recordar que tal como informó Infobae, aquellas personas que están inscriptas en la Anses no tienen que hacer ningún trámite.

Beneficio extra de $10.000 para empleadas domésticas

Las trabajadoras de casas particulares, tanto las que están registradas por sus empleadores como las no registradas, podrán recibir el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) de $10.000 que fue anunciado el lunes por el Gobierno nacional. Pero solo en el caso de que ningún otro miembro de su grupo familiar cuente con un salario. Desde el Gobierno aclararon que abarca a las empleadas domésticas formales e informales y es compatible con la Asignación Universal por Hijo (AUH).

Sin embargo, no se especificó si pueden cobrarlo todas las empleadas o solo aquellas que dejaron de percibir ingresos a partir de la cuarentena. Desde la Anses confirmaron a Infobae que era para todas, formales y informales, aunque no hayan perdido su salario, pero fuentes del Ministerio de Trabajo aseguraron que aún se está trabajando en los detalles finales de la medida y que puede haber modificaciones.

Además de las trabajadoras domésticas cuyos empleadores realizan el aporte de sus cargas sociales mensualmente, se estima que hay un millón de empleadas de casas particulares que están en la informalidad, según cifras de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en base a estadísticas gubernamentales.

La Administración Nacional de Seguridad Social (Anses) que conduce Alejandro Vanoli, destacó la necesidad de atender a los grupos más vulnerables de adultos mayores jubilados y pensionados.
La Administración Nacional de Seguridad Social (Anses) que conduce Alejandro Vanoli, destacó la necesidad de atender a los grupos más vulnerables de adultos mayores jubilados y pensionados.

Requisitos y fecha de pago

Para poder acceder al IFE, los trabajadores y trabajadoras de casas particulares deben cumplir además otros dos requisitos:

-Ser argentino nativo o naturalizado y residente, con una residencia legal en el país no inferior a dos años

-Tener entre 18 y 65 años de edad.

Por otro lado, solo podrán acceder al ingreso de emergencia siempre que algún miembro de su grupo familiar no perciba ingresos provenientes de un trabajo en relación de dependencia público o privado; de ser monotributista de categoría C o superior o del régimen de autónomos; de una prestación de desempleo; de jubilaciones, pensiones o retiros; de planes sociales, salario social complementario, Hacemos Futuro, Potenciar Trabajo u otros programas sociales nacionales, provinciales o municipales.

El ingreso familiar de $10.000 se abonará por única vez en el mes de abril, aunque podría ser prorrogado y debe ser solicitado ante la Administración Nacional de Seguridad Social (Anses).

Prórroga de cuotas de créditos Anses por abril y mayo

Frente a la situación de emergencia sanitaria que atraviesa Argentina en media de la pandemia de coronavirus, desde Anses implementaron una serie de medidas para los sectores de menos ingresos entre los que se encuentra la prórroga de cuotas de créditos del organismo por abril y mayo.

Suspensión de fe de vida

El organismo que conduce Alejandro Vanoli suspendió el trámite de actualización de fe de vida, por parte de los jubilados y pensionados del Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA) y Pensiones No Contributivas, a efectos de garantizarles el cobro de las prestaciones puestas al pago durante marzo y abril, a través de la resolución 79/2020 publicada en el Boletín Oficial.

La misma precisó que las entidades pagadoras conservan la responsabilidad de rendir como impagos, en el marco de las operatorias vigentes, los fondos correspondientes, luego del fallecimiento del titular del beneficio y a partir de la recepción de la novedad de fallecidos informada por Anses, para los mensuales de marzo y abril de este año.

Plan para que puedan cobrar jubilados y beneficiarios de AUH que no tienen tarjeta de débito

Por costumbre, por baja capacitación financiera o por otros motivos, muchos beneficiarios suelen ir una vez por mes a la ventanilla de su banco y retirar sus fondos con su DNI, algo que mientras dure la cuarentena no será posible.

Cada mes, el Banco Nación paga 1.952.000 jubilaciones y pensiones en todo el país. De ese universo, calcula que solamente 13.000 jubilados no tienen su tarjeta de débito
Cada mes, el Banco Nación paga 1.952.000 jubilaciones y pensiones en todo el país. De ese universo, calcula que solamente 13.000 jubilados no tienen su tarjeta de débito

Algunos datos del principal banco del país, el Banco Nación, sirven para graficar la situación. Cada mes, el Nación paga 1.952.000 jubilaciones y pensiones en todo el país. De ese universo, calcula que solamente 13.000 jubilados no tienen su tarjeta de débito; ya las mandó a imprimir y se las enviará. Pero a la vez, hay otros 341.000 jubilados que no utilizaron su tarjeta en los últimos tres meses. Es imposible saber cuántos de ellos no la utilizaron pudiendo hacerlo y cuántos sencillamente no tienen la tarjeta, la tienen vencida, nunca la habilitaron y tantas otras situaciones.

Una de las alternativas que se manejan en ámbitos oficiales es que puedan cobrar mediante “Punto efectivo” una herramienta que permite cobrar por cajero sin tener tarjeta. Se utiliza habitualmente para mandarse dinero entre familiares. Una persona gestiona una transferencia a través de homebanking a favor de otra, ingresando el DNI de éste. Una vez realizada, el sistema del banco emite un código de seis dígitos que deberá enviar al receptor de la transferencia.

Una vez dado ese paso, el receptor puede ir a uno de los 6.500 cajeros de Red Link habilitados para esta operación, sin necesidad de ninguna tarjeta. Puede ingresar a la opción “Orden de Extracción”, tipear su DNI, el importe exacto y el código recibido; con esos datos podrá extraer el dinero.

Muchos bancos de Red Link tienen activo este servicio, como el Nación o el Banco Ciudad, que paga 120.000 jubilaciones pero asegura tener un altísimo porcentaje de uso de la tarjeta en ese segmento.

Otra opción que se analiza es el cobro a través de las oficinas de Correo Argentino. La Anses tiene en carpeta utilizarlas para instrumentar el pago del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) de $10.000 en el caso de aquellas personas que no posean una cuenta bancaria. Del mismo modo, podría implementarse una solución similar para aquellos jubilados que no tienen la tarjeta para acercarse al cajero.

Por otro lado, según pudo saber Infobae, las fintech hicieron llegar a los despachos oficiales su intención de aportar sus billeteras electrónicas para solucionar el tema, aprovechando la agilidad para abrir las cuentas virtuales.

Seguí leyendo:


Últimas Noticias

MAS NOTICIAS
COTIZACIÓN PRINCIPALES MONEDAS