Plástico
Plástico "protector" en un supermercado de barrio (Maximiliano Luna)

En medio de las crisis sanitaria y económica que se vive en el país por la pandemia desatada de coronavirus, y que mantiene a la población en cuarentena obligatoria, muchos cambiaron rotundamente sus hábitos para proveerse de productos esenciales como medicamentos y alimentos. En ese contexto, se produjeron en los últimos 20 días fuertes incrementos de los volúmenes vendidos tanto en supermercados como en almacenes, kioscos farmacias y comercios de cercanía, al tiempo que muchos otros negocios han tenido que cerrar respetando el aislamiento obligatorio decretado por el presidente Alberto Fernández hasta el 31 de marzo y con perspectivas de prolongación hasta mediados de abril.

Según un informe de la consultora Focus Market dirigida por Damián Di Pace, los niveles de facturación en comercios minoristas superaron el 150% en la tercera semana de marzo respecto a la misma semana del año anterior.

Muchos consumos pasaron de la modalidad presencial a la digital y los minoristas juntamente con proveedores y socios estratégicos buscan transformar la crisis en oportunidades.

Muchos consumos pasaron de la modalidad presencial a la digital y los minoristas juntamente con proveedores y socios estratégicos buscan transformar la crisis en oportunidades

“Marzo comienza a mostrar variaciones en consumo positivas en autoservicio; con un crecimiento exponencial del 50% durante la semana del 14 al 20”, destacó el estudio. Asimismo, agregó que los comercios facturaron tres veces más durante la última semana con una variación de precios del 3% contra la semana anterior.

Probablemente, todo esto se transforme en mayor stock en hogares de muchos productos asociados a la salud y a la limpieza y probablemente incluya un mayor consumo de estas categorías, pero no necesariamente podemos decir que el consumo se va a recuperar ante un hecho de estas características. Generalmente un mayor stock lleva a mayor consumo. En las próximas semanas, podremos ir validando las hipótesis que hoy se nos presentan”, observa Focus Market.

Cambios de comportamientos de consumidores y comercios:

Supermercados chinos

Si bien la cuarentena obligatoria decretada por el Gobierno en todo el país habilita a los ciudadanos a salir de sus casas para comprar alimentos en comercios de cercanía y supermercados como así también medicamentos e insumos indispensables como alcohol y barbijos en farmacias, los consumidores modificaron su comportamiento y comenzaron a hacer sus compras de manera online, por teléfono, WhatsApp y a través de las aplicaciones de delivery.

Yolanda Durán, presidenta de la Cámara Empresarial de Desarrollo Argentino y Países del Sudeste Asiático (Cedeapsa) remarcó en diálogo con Infobae: "si bien los supermercados chinos están con las ventas caídas luego de un fuerte aprovisionamiento a comienzos de marzo, comenzaron a implementar la entrega a domicilio de los productos.

“Si bien ya había, lo reforzamos y estamos atentos a los teléfonos. Las personas llaman a los supermercados chinos y en 45 minutos tienen la mercadería en la puerta de su domicilio. El servicio se puede pagar con la Tarjeta Alimentar o tarjeta de débito a crédito. Los comercios que tienen posnet manual lo lleva en mano para cobrar de esa manera. En otros casos se sigue pagando en efectivo”, destacó Durán.

Los supermercados chinos se sumaron a la modalidad de entrega a domicilio de los pedidos telefónicos
Los supermercados chinos se sumaron a la modalidad de entrega a domicilio de los pedidos telefónicos

Asimismo, agregó Durán que otra de las medidas que implementaron es la atención de adultos mayores y embarazados de 8:00 a 9:30 de la mañana de forma exclusiva.

Ya están cerrados algunos comercios de proximidad porque tenemos miedo al contagio de coronavirus. Ellos quieren proteger a su familia. Estamos en riesgo por estar cara a cara con los clientes y no sabemos quiénes están infectados y quiénes no

No obstante, alertó Yolanda Durán que muchos de los comerciantes que representa están cerrando algunos locales. "Ya están cerrados algunos comercios de proximidad porque tenemos miedo al contagio de coronavirus. Ellos quieren proteger a su familia. Estamos en riesgo por estar cara a cara con los clientes y no sabemos quiénes están infectados y quiénes no. Esto está sucediendo en barrios de la Ciudad de Buenos Aires y en la provincia de Buenos Aires”, detalló.

En otro orden, agregó que el horario de atención que habitualmente es de 7 a 23, ahora se redujo a uno de 8:00 a 20:00 al tiempo que alertó que existen faltantes de alcohol en gel, alcohol etílico y lavandina.

Kioscos

Ernesto Acuña, delegado en Capital Federal de la Unión de Kioskeros de la República Argentina afirmó a Infobae: "los vendedores tuvieron que adaptar sus comercios a la situación actual en el marco de la pandemia de coronavirus. El cambio de horario en primero lugar. Ningún quiosquero mantiene abierto después de las 20 horas. También vendemos artículos de primera necesidad como alimentos, alcohol, alcohol en gel y barbijos”, resaltó.

Y agregó: “Empezó a cambiar la modalidad de entrega. La Unión de Kioskeros firmó un convenio con Pedidos Ya. Estamos usando ese convenio para los envíos a domicilio. Es un convenio que nos salvó porque nos incrementó mucho las ventas. La gente usa mucho el delivery y evita salir a la calle. Sobre todo en los kioscos familiares y de barrio”.

"La gente usa mucho el delivery y evita salir a la calle. Sobre todo en los kioscos familiares y de barrio”, dijo Ernesto Acuña, delegado en Capital Federal de la Unión de Kioskeros de la República Argentina (Pablo Aharonian)

Otro punto fuerte en las ventas son los cigarrillos dada la ansiedad que genera la cuarentena. No obstante, Acuña afirmó que hay faltantes dado que las fábricas de las tabacaleras pararon la producción.

“El 75% de la caja de un kiosco son cigarrillos. Las golosinas dejan de venderse. En mi negocio estoy vendiendo productos incorporados en Precios Cuidados teniendo en cuenta que muchos supermercados no lo están cubriendo según me informan los clientes. La gente está utilizando mucho el kiosco porque espera menos tiempo. Tratamos de tenerlos con productos surtidos, resaltó.

La gente está utilizando mucho el kiosco porque espera menos tiempo. Tratamos de tenerlos con productos surtidos, incluso con Precios Cuidados que no encuentran en supermercados (Ernesto Acuña)

Entre los nuevos comportamientos que adoptaron los kioskeros se destaca el uso extendido de barbijos por la ventana del comercio y a través de una pequeña ventana, mientras les exigen a los clientes que respeten el espacio de dos metros al hacer fila para comprar.

Farmacias

El secretario general del Sindicato Argentino de Farmacéuticos y Bioquímicos, Marcelo Peretta dijo a Infobae:se busca avanzar con la posibilidad de que el paciente puede llevar las recetas en formato digital para evitar visitar al médico en este contexto. O que las personas paguen la totalidad de los fármacos y luego tengan un reintegro de las prepagas y obras sociales”.

Con respecto a las formas de consumo agregó Peretta: “hay delivery pero que no es mayor al habitual. La gente prefiere ir a la farmacia y hablar con el farmacéutico”.

Algunos clientes optan por pagar la totalidad de los fármacos con pedido de factura para reintegro cuando tengan la receta del médico
Algunos clientes optan por pagar la totalidad de los fármacos con pedido de factura para reintegro cuando tengan la receta del médico

En tanto, detalló Peretta: “las ventas de alcohol en gel, guantes y barbijos, se están vendiendo de forma moderada”. Agregó que la modalidad de venta para evitar faltas de stock es dispensar “un alcohol en gel por persona, tres pares de guantes, tres barbijos por persona y un envase de paracetamol para dar lugar a la reposición”.

Consultado sobre los horarios de atención de las farmacias en este contexto, dijo que corresponden a los registrados en el ministerio de Salud y que no han sufrido cambios. “La farmacia está obligada a atender por proveer productos esenciales. Puede ser que haya algún establecimiento que trabaje en un horario acotado pero nosotros no lo recomendamos. Más ahora que hay mucha más demanda de productos”, sostuvo.

La modalidad de venta para evitar faltas de stock es dispensar “un alcohol en gel por persona, tres pares de guantes, tres barbijos por persona y un envase de paracetamol para dar lugar a la reposición

Los cuidados a la hora de atención son los mismos que llevan a cabo la mayoría de los comercios. En ese sentido, Peretta afirmó que el sindicato de Farmacéuticos y Bioquímicos emitió un comunicado informando los cuidados que hay que atender para atender en farmacias entre los que se encuentran el uso de guantes y barbijo y mantener la distancia con los pacientes.

En otro orden, sostuvo Peretta que se multiplicaron las consultas por tener un profesional a disposición en las farmacias. “Se dispararon las fobias, los ataques de pánico y se disparó el consumo de ansiolíticos y antidepresivos. La gente encerrada termina somatizando. Si encerrás gente sana se empieza a enfermar de otra cosa”, explicó.

Pizzerías y casas de empanadas

Antonio Vázquez, presidente de Appyce (Asociación de Propietarios de Pizzerías y Casas de Empanadas) alertó: “la actividad del sector es prácticamente nula. En el caso de los panaderos, es muy puntual, según losa barrios”.

Los salones con una estructura y ubicados en lugares con una gran concentración de público como microcentro, están cerrados. Y la opción de envío a domicilio no es una opción de venta. No sostiene la estructura por eso están cerrados. Desde el 15 de marzo muchas pizzerías icónicas están cerradas”, aseguró la representante del sector.

E insistió: “El 97% de las pizzerías en la Ciudad de Buenos Aires están cerradas. Estamos realmente sobrepasados por la cantidad de gente que nos consulta qué va a pasar. Nosotros tenemos incertidumbre pero creemos que esto se va a prolongar por eso estamos muy preocupados y no sabemos cómo vamos a enfrentar esta situación”.

"El 97% de las pizzerías en la Ciudad de Buenos Aires están cerradas. Estamos realmente sobrepasados por la cantidad de gente que nos consulta qué va a pasar", dijo Antonio Vázquez (Maximiliano Luna)

En esa línea, el presidente de Appyce sostuvo que están tratando de llegar a las autoridades gubernamentales para pedir subsidios para las empresas. “Las preocupaciones que tenemos son los vencimientos impositivos que no se han prorrogado. Me refiero a ingresos brutos e IVA que se acumulan a fin de mes”, destacó.

Las preocupaciones que tenemos son los vencimientos impositivos que no se han prorrogado. Me refiero a ingresos brutos e IVA que se acumulan a fin de mes (Antonio Vázquez)

En tanto, advirtió que el salario de los empleados está en peligro dado que, según proyectó, no podrán ser pagados en su totalidad. “Nos preocupa el salario de la gente también. Pedimos medidas rápidas. Tiene que haber una decisión concreta y urgente. Como se hizo con los monotributistas”, reclamó.

Según Vázquez, el negocio de barrio tampoco se salva con el delivery aunque sí tiene una incidencia mayor que la que tiene para una empresa. “Vamos a ver cómo hacemos con el pago de salarios. Estamos tratando de armar un esquema de pagos”, aseguró.

Panaderías

La situación para los panaderos se complicó mucho en los últimos días de confinamiento ya que las ventas se desplomaron. Así lo consignó a Infobae Gabriel Fernández, vicepresidente de la Asociación de Panaderos.

“Ya estábamos en crisis, con problemas para mantenernos por las cargas sociales, las tarifas y todo lo que se tributa. Ahora estamos en un marco donde se complicó muchísimo más. Algunos colegas cerraron. El que es dueño de una propiedad y tiene pocos empleados o no paga un alquiler sigue abierto, porque de alguna manera hay que seguir”, se lamentó.

Fernández quien tiene una panadería en Almagro, contó que las ventas cayeron un 40%. Y añadió que en la otra sucursal que posee, cercana al shopping Alto Palermo, las ventas se desplomaron un 75 por ciento.

"Las ventas de las panaderías cayeron 40%. En una sucursal cercana al shopping Alto Palermo, se desplomaron 75%", dijo Gabriel Fernández (Gustavo Gavotti)

“Es una zona que está desbastada para los comercios. No les vamos a poder pagar el sueldo entero a los empleados. Se hacen adelantos de dos mil o tres mil pesos para que puedan comprar comida”, remarcó.

En ese marco, afirmó no es necesario el delivery porque la gente se acerca a comprar. “Palermo es el desierto ahora. Yo trabajo con la gente del shopping y al estar todo cerrado no tengo ventas”, se quejó.

El Mercado Central propondrá un compromiso social de abastecimiento a la cadena productiva

El flamante director del Mercado Central, Nahuel Levaggi, anticipó que desde el organismo se va a impulsar un “compromiso social de abastecimiento de toda la cadena productiva” para garantizar la provisión y mantener los precios de los alimentos.

El Mercado Central va a impulsar un compromiso social de abastecimiento de toda la cadena productiva para garantizar la provisión y mantener los precios de los alimentos (Nahuel Levaggi)

“Vamos a construir una especie de compromiso social de abastecimiento, donde haya productores, intermediarios y comercios de proximidad, donde todos empecemos a comprometernos a mantener una cadena de precios justa y razonable”, afirmó Levaggi a FM La Patriada.

El funcionario aseguró que desde su nuevo rol “la premisa es garantizar el abastecimiento y mantener los precios de los alimentos”, y señaló que para ello apelará “a la responsabilidad de todo el conjunto de la cadena productiva”.

"Vamos a construir una especie de compromiso social de abastecimiento, donde haya productores, intermediarios y comercios de proximidad, donde todos empecemos a comprometernos a mantener una cadena de precios justa y razonable", dijo Nahuel Levaggi

“Haremos lo que haya que hacer para que esto se garantice. No vamos a permitir que a un vecino o vecina no le alcance para comprar un alimento básico fruto de la especulación o de la avivada de algunos”, sostuvo Levaggi, quien también es el coordinador de la Unión de Trabajadores de la Tierra (UTT).

Aseguró que “en el Mercado Central no hubo grandes aumentos”, pero reconoció que “la cadena de producción y distribución frutihortícola está muy atomizada y no hay legislación que controle.

“En esto también hay que empezar a trabajar, porque hay especulaciones grandes que se dan porque puede haber faltante por alguna determinante”, indico Levaggi.

Puso como ejemplo que “en el sur de la provincia de Buenos Aires no se está pudiendo realizar la cosecha de cebolla por las restricciones de la cuarentena”.

Al respecto precisó que “no hay cosecha, hay cierto desabastecimiento, faltante de cebolla, y ahí empieza a jugar la oferta y demanda”.

“Si hay más demanda empiezan a subir los precios. Pero que haya menor cantidad no justifica que de pronto suba la cebolla 500%, la papa o lo que sea. Y en eso vamos a trabajar”, afirmó el titular del Mercado Central.

 Charly Diaz Azcué 162
Charly Diaz Azcué 162

En ese sentido, el titular de consumidores Libres, Héctor Polino, afirmó a Infobae: "hemos recibido denuncias por abuso de precios. En verdulerías han aumentado entre 30% y 40%, como en cebolla, papa, zanahoria y manzanas”.

“Las fruterías y verdulerías en general no entregan ticket de manera que no se puede denunciar”, cuestionó.

Agregó Polino: "hay dificultades para conseguir alcohol porque las droguerías eligen a quién le vende y a quién no y se lo comercializan a quienes pagan el precio más alto. Aumentaron un 30% los envases. Entonces estas dificultades hacen que haya faltantes. El alto precio del alcohol en gel no está en la farmacia porque no es formadora de precio. El problema está en las droguerías y laboratorios. Ahí el Gobierno tiene que acentuar el control”, consideró.

Seguí leyendo: