El Gobierno podría mandar al Congreso una reforma de la ley de Economía del Conocimiento además de cambiar su reglamentación

Desde el Ministerio de Desarrollo Productivo definirá “en el cortísimo plazo” el alcance de los cambios normativos que comenzaron ayer con la anulación de las resoluciones vigentes

El ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas (Nicolás Stulberg)
El ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas (Nicolás Stulberg)

Luego de la polémica generada en torno a la suspensión de la puesta en marcha de la Ley de Economía del Conocimiento a través de una resolución publicada el último lunes en el Boletín Oficial, que frena los beneficios impositivos para empresas encuadradas en dicha industria, el Gobierno salió a aclarar que trabaja en modificaciones a la reglamentación para que la normativa favorezca a las pymes.

Un comunicado del Ministerio de Desarrollo Productivo, destacó que trabaja para que la Ley de Economía del Conocimiento aporte al desarrollo de las pymes y favorezca al sector, al tiempo que anticipó que la normativa tendrá vigencia retroactiva al 1° de enero de este año.

<b>Hemos detectado inconsistencias en la implementación de la ley que nos han llevado a suspender la reglamentación porque se necesita un replanteo de algunos aspectos para el correcto funcionamiento de la normativa</b>

“Desde el Gobierno Nacional estamos absolutamente convencidos de la importancia del sector de la economía del conocimiento y su aporte al desarrollo del país, por eso trabajamos para que los cambios estén orientados a incrementar los beneficios para las pymes y que estén disponibles en el corto plazo”, destacó en el texto.

En este sentido, ratificó que no están anulando el régimen. “Por el contrario, hemos detectado inconsistencias en la implementación de la ley que nos han llevado a suspender la reglamentación porque se necesita un replanteo de algunos aspectos para el correcto funcionamiento de la normativa”, señaló.

En ese marco, aclararon que están culminando los estudios que les permitan determinar si esas reformas se deben hacer mediante un decreto reglamentario o es necesario modificar la Ley. “En el cortísimo plazo tendremos el resultado de esa evaluación”, detallaron.

“En estos 40 días de gestión hemos mantenido un diálogo permanente con las empresas del sector. Las modificaciones no están orientadas a penalizar a las empresas sino a profundizar el impulso a las pymes del sector”, insistió el Gobierno. Agregó que los beneficios de la ley no están suspendidos porque cuando se definan las modificaciones serán retroactivas al primero de enero, de manera que no quedará ningún período sin el beneficio de la ley.

Con la reforma normativa, el gobierno apunta a beneficiar a las pymes
Con la reforma normativa, el gobierno apunta a beneficiar a las pymes

“En el proyecto original, que se puso en marcha durante el Gobierno del ex presidente Néstor Kirchner era claro el impulso a las pymes pero en la reglamentación de la actual ley no se ve reflejado de manera adecuada”, indicó el Ministerio de Desarrollo Productivo en el comunicado.

Y concluyó al afirmar que “es muy saludable la voluntad de la Ley de incorporar otras actividades como la nanotecnología, la biotecnología o la economía 4.0, pero la redacción del marco normativo actual no permite clasificarlas con claridad, lo que puede dar lugar a equívocos”.

Cabe recordar que una resolución firmada por el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, suspendió sin plazo los beneficios impositivos para el sector de la economía del conocimiento que habían sido establecidos en la ley 27.506, sancionada en mayo de 2019.

La decisión anuló dos resoluciones del gobierno anterior que ponían en marcha el régimen de incentivos de esa ley, destinado a empresas del sector informático y de los servicios profesionales. También designó como autoridad de aplicación de la ley a la Secretaría de Industria, Economía del Conocimiento y Gestión Comercial Externa, que conduce Ariel Schale.

<b>Las modificaciones no están orientadas a penalizar a las empresas sino a profundizar el impulso a las pymes del sector</b>

En tanto, si bien explican que la decisión de suspender el inicio de la Ley de Economía del Conocimiento “no fue sorpresiva” porque venían en conversaciones con el Gobierno y mantienen un buen diálogo, las empresas del sector dicen haber quedado “en un limbo” que pone en duda muchos proyectos a causa de la incertidumbre en el marco regulatorio.

“Hay un diálogo fluido, con conversaciones positivas, pero entramos en un limbo que tendrá efecto en los negocios. No vemos una intención de bloquear la ley, pero muchos proyectos entrarán en un impasse, ya que hoy no está claro cuál es el marco regulatorio”, señaló a Infobae Luis Galeazzi, director ejecutivo de Argencon, una entidad que agrupa a empresas del sector como Globant, JP Morgan, Exxon Accenture, Deloitte, Microsoft, PwC, Chevron, American Express y Oracle, entre otras.

No hay que perder de vista que la decisión del Gobierno de suspender la reglamentación de la Ley de Economía del Conocimiento impactó en forma directa en el modelo de negocios de compañías tecnológicas argentinas de destacada expansión en los últimos años y cuya proyección va más allá de las fronteras nacionales.

Seguí leyendo:

Las tecnológicas argentinas cayeron 2% en dólares por la suspensión de la Ley de Economía del Conocimiento

Las empresas tecnológicas aseguran que “entraron en un limbo” y que podrían frenarse proyectos e inversiones


MAS NOTICIAS
COTIZACIÓN PRINCIPALES MONEDAS