Los mercados financieros también atraviesan aguas turbulentas en 2020. (Reuters)
Los mercados financieros también atraviesan aguas turbulentas en 2020. (Reuters)

Los mercados financieros de la Argentina atravesaron una semana agitada, marcada a fuego por las dificultades planteadas por los gobiernos provinciales para poder cumplir con los vencimientos de moneda extranjera.

La delicada situación fiscal de Buenos Aires y Chubut tomó mayor resonancia, ante la inminente negociación del Gobierno nacional para reestructurar la deuda soberana.

Para los analistas financieros no está cerrada la posibilidad de una salida amigable para diferir los compromisos, previsión que permitió una cierta calma en la evolución de los precios de la renta fija, ampliamente castigados en los últimos dos años.

En ese sentido, el Riesgo País que mide JP Morgan siguió cerca de los 1.800 puntos básicos, una cifra muy elevada pero lejana a los máximos de 2.600 puntos registrados en septiembre pasado.

Las autoridades de la provincia de Buenos Aires pidieron el martes a sus tenedores del bono 2021 postergar hasta mayo el pago de una amortización por más de USD 250 millones. Este jueves, Chubut anunció que buscará un reperfilamiento de los vencimientos de títulos en moneda extranjera, por unos USD 600 millones.

El BCRA recortó las tasas en 13 puntos porcentuales desde el recambio presidencial

En cuanto a las acciones, fue una semana con escasas definiciones. En pesos defendieron los precios, según la referencia del S&P Merval de ByMA (Bolsas y Mercados Argentinos) que cerró cerca de los 42.400 puntos, un escalón por debajo del viernes anterior, en los 42.740 puntos.

En dólares también concluyeron con mínimos cambios, tal como se observó en el desempeño de los ADR de compañías argentinas negociados en las bolsas de Nueva York.

Fuente: Rava Online. Precios en dólares
Fuente: Rava Online. Precios en dólares

“En el ámbito de la renta variable siguió la tendencia de los últimos días: los inversores están alternando las oportunidades entre distintos sectores del Panel General”, indicó un reporte de Inversor Global.

En ese marco, el Banco Central retomó la iniciativa el jueves. La entidad que conduce Miguel Pesce dispuso una nueva baja de su tasa de referencia, la de las Letras de Liquidez (Leliq), cuyo piso quedó en 50% anual, desde el 52% previo.

Además, el Central impulsará a partir de febrero la oferta en bancos de plazos fijos a 90 días ajustables por la Unidad de Valor Adquisitivo (UVA) más un 1%, para estimular las inversiones en pesos con una tasa real positiva. Asimismo, estas colocaciones podrán precancelarse a partir de los 30 días, lo que reduce el riesgo de quedar “calzado” en una economía con alta inflación.

Con este panorama sinuoso para las inversiones financieras sobresalió el avance registrado en las cotizaciones alternativas del dólar, aquellas no alcanzadas por las restricciones que pesan sobre el mercado de cambios formal.

Mientras que el dólar mayorista apenas se deslizó al alza, para finalizar en $60,005, el dólar “solidario” al que acceden los ahorristas terminó a $81,86 en promedio, por el recargo del 30% para la demanda privada.

El bursátil “contado con liquidación” subió un peso en la semana y ahora casi converge con el “solidario”, en los 81,70 pesos. También avanzó el dólar MEP, que cerró por encima de los 80 pesos.

Seguí leyendo: