Dólar: con nuevas subas, las paridades alternativas se van alineando con el “solidario”

Los distintos tipos de cambio ajenos a las restricciones tienden a converger hacia los $82 del dólar oficial más el recargo del 30%

jgasalla@infobae.com
El dólar oficial sigue estabilizado en valores de agosto pasado. (Reuters)
El dólar oficial sigue estabilizado en valores de agosto pasado. (Reuters)

El dólar mayorista sigue operado con escasas variantes en la City porteña, aunque las variantes bursátiles marcan un ritmo ascendente que las deja igualadas con el dólar “solidario”, aún el tipo de cambio más levado del mercado.

Mientras que el Banco Central solo habilita alzas suaves en el mercado mayorista, apenas encima de los 60 pesos, el billete para ahorristas permanece cerca de los 81,90 pesos, por el impuesto de 30% para la demanda privada.

Semejante estabilización de los precios en el segmento formal contrasta con el ritmo ascendente de las cotizaciones alternativas, es decir las que surgen de operaciones ajenas al control de cambios. El dólar “MEP” ya supera los 80 pesos, mientras que otra variante bursátil, el “contado con liquidación”, promedia los $81,72, no lejos de los $81,86 que promedia el dólar “solidario” en bancos de la City.

Una diferencia sustancial es que los primeros no tienen restricciones en cuanto al monto, frente a un tope muy bajo, de USD 200 mensuales, para la demanda minorista.

Nery Persichini, gerente de Inversiones de GMA Capital, subrayó que “diciembre y enero son meses de fuerte de demanda de pesos por el pago de aguinaldos y de vacaciones. Pero en febrero y marzo, la tendencia se revierte y la abundancia de liquidez podría alimentar una escalada sobre los precios y sobre las cotizaciones libres del dólar”, como el contado con liquidación y blue.

<b>La abundancia de liquidez en febrero y marzo podría alimentar una escalada de las cotizaciones libres del dólar (Persichini)</b>

“Entonces el peligro es que el tipo de cambio oficial, acaso la única ancla que el BCRA está comprometido a defender, deje de ser un punto de referencia fiable para las expectativas de inflación. La ausencia de una tasa real positiva es una barrera de contención menos porque no colabora con los incentivos para demandar pesos”, advirtió Persichini.

El dólar mayorista cerró a 60,005 pesos. El monto operado en el segmento de contado (spot) sumó USD 390,2 millones, mientras que en futuros (contratos en pesos atados al tipo de cambio) se pactaron USD 44 millones en el Mercado Abierto Electrónico (MAE) y USD 260,1 millones en el ROFEX. Las posturas para fin de mes terminaron a $60,90, y para fin de agosto, a 75 pesos.

“El BCRA se alzó con un importante monto de divisas, absorbiendo todo el excedente disponible sin aplicación por ausencia de demanda autorizada”, apuntó Gustavo Quintana, agente de PR Corredores de Cambio.

Las reservas internacionales crecieron el jueves USD 82 millones y se ubicaron en los USD 45.369 millones, ayudadas por las compras del Central en el mercado cambiario.

BATERÍA DE MEDIDAS DEL BCRA

Este jueves, el Banco Central anunció una serie de medidas que modifican el estatus de la plaza financiera en general, y también de la cambiaria.

La entidad que preside Miguel Ángel Pesce dispuso un nuevo recorte de su tasa de referencia, cuyo piso pasó al 50% anual, desde el 52% previo, en línea con la intención del nuevo Gobierno de reactivar una economía en recesión. La tasa de política monetaria retrocede así a niveles de febrero del año pasado.

“La decisión fue adoptada considerando que, en el marco de la actual situación de normalización macroeconómica y financiera, la inminente extensión de los plazos de las (Letras de Liquidez) Leliq, corresponde continuar con la baja gradual de la tasa”, señaló un comunicado del Central.

El recorte actual es el cuarto que el BCRA hace en alrededor de un mes, en el que acumuló una baja de 13 puntos porcentuales. Asimismo, desde el establecimiento de los controles de cambio, a partir del 1° de septiembre de 2019, el recorte de la tasa de referencia sumó más de 30 puntos en cuatro meses y medio.

<b>A instancias del “cepo”, la tasa de política monetaria es la más baja en diez meses</b>

Las altas tasas con las que el Banco Central compensó al sistema financiero fueron un instrumento clave durante el Gobierno del ex presidente Mauricio Macri, que finalizó su mandato a inicios de diciembre, con una inflación anual de 53,8%, en un marco de acelerada emisión y devaluación del peso.

Por otra parte, el BCRA lanzó un nuevo instrumento como alternativa atractiva de ahorro en moneda local, ajustable a la evolución de los precios, a una tasa real positiva. Se trata de los Depósitos con opción de cancelación anticipada en UVA, que ofrecerán, como mínimo, una tasa de interés que se ajustará según la fórmula UVA+1% para las colocaciones en pesos a 90 días, indicó la autoridad monetaria a través de la Comunicación A6871.

La novedad del producto es que tendrá la opción de cancelación a partir de los 30 días, con un rendimiento superior a la tasa de plazo fijo tradicional, hoy en torno al 35% anual, que es negativo en términos reales, ante una inflación que se mantiene sobre el 50% anual.


SEGUÍ LEYENDO:

Pese a la inflación sin pausa, las señales oficiales respecto de la evolución del tipo de cambio son confusas

Dólar “solidario”: 10 puntos que explican cuándo, cómo y quiénes pagan el impuesto del 30%

MAS NOTICIAS
COTIZACIÓN PRINCIPALES MONEDAS