El gobernador bonaerense Axel Kicillof y su ministro de Economía, Pablo López
El gobernador bonaerense Axel Kicillof y su ministro de Economía, Pablo López

La suba de los dólares alternativos parece, hasta ahora, el perjuicio más grande que trae el BP21, el bono de la provincia de Buenos Aires, que Axel Kicillof dice que no puede pagar.

“El mercado esta operando como si no hubiera peligro de default. Yo me preocuparía cuando la brecha entre el dólar oficial y los alternativos supere el 35%”, señaló Federico Sidi, de Compass Group.

Lo cierto es que en bancos y casas de cambio el dólar que compran y venden los ahorristas operó 1 centavo arriba a $ 62,99, mientras en la plaza mayorista donde se negociaron USD 254 millones, de los cuales USD 60 millones correspondieron a compras del Banco Central, la divisa aumentó 2 centavos y quedó en $ 59,98.

El dólar libre, a su vez, se mantuvo en $ 79 sin demanda del público. Las manos grandes fueron a los dólares alternativos que tuvieron subas considerables. El dólar Bolsa o MEP avanzó 63 centavos a $ 80,03 y el contado con liquidación creció 97 centavos a $ 81,81. La brecha con el dólar oficial ahora está en 32% versus el dólar Bolsa y casi 34% contra el contado con liquidación. Es decir, se acercan al límite donde todavía no hacen daños irreparables.

No hay que olvidar que cuando estos dólares comienzan a escalar desmedidamente, el costo se traslada a precios porque empresarios e importadores se cubren con esos precios para no tener sorpresas. Siempre buscan al dólar más fácil de conseguir.

El otro dato que moviliza al Gobierno es que, si bien el mercado opera como si el default no estuviera al acecho, el tiempo le juega en contra. Si quiere terminar la negociación por la deuda externa el 31 de marzo, porque en abril hay una lluvia de vencimientos, debe tratar de ser claro en esta situación y no esperar a fines de enero para ver que hace con el pago del BP21. Si el observador se guía por el movimiento del título, todas las teorías se estrellan con la realidad porque el bono cuestionado aumentó 0,74% y cotizó a $ 2.730.

Tal vez alentado por esta realidad y por la reacción de los bonos en pesos, es que el Banco Central bajó otros 2 puntos, a 50%, el piso de las tasas de las Letras de Liquidez (LELIQ).

Con las reservas, el Banco Central sigue bendecido. Por las compras que hizo en la plaza mayorista y por la suba del oro las reservas crecieron USD 82 millones a 45.369 millones.

Los bonos en dólares de corto y largo plazo en dólares tuvieron leves subas. Por eso el riesgo país bajó 14 unidades (-0,8%) a 1.807 puntos básicos. La caída es irrelevante, pero toma sentido cuando hay agitación alrededor de un bono que vencen en pocos días y hay dudas sobre su pago.

Pero siempre en el mercado hay alguien que sabe lo que no saben los demás y por eso se ve este clima de tranquilidad. De hecho, el BP21 no baja porque los que lo venden encuentran enseguida compradores como si supieran que se va a pagar y podrán hacerse de esa manera de dólares no solidarios.

Algunos apuestan a que se pagará al contado otros, a que se cubrirán los intereses a fines de enero y el capital a fin de mayo. Como hay euforia en el mundo -Wall Street tuvo subas superiores a 1%- los inversores buscan oportunidades en donde hay riesgo y los dólares fluyen.

“Creo que el BP21 lo van a terminar pagando. La deuda está en muchas manos y va a ser difícil juntar la masa crítica de 71% que acepte postergación en el pago. De última, la plata la pondrá la Nación”, señaló Federico Furiase de Eco Go y profesor en la Universidad Torcuato di Tella.

La reacción de la Bolsa, después de cuatro ruedas consecutivas de baja, tiene que ver con esta sensación. El S&P Merval, el índice de las acciones líderes, aumentó 2,71% con un consistente monto de negocios de $ 871 millones. Pero las grandes subas no solo estuvieron en el panel líder donde sobresalió Transportadora Gas del Norte (+9,47%), CableVisión Holding (+6,68%) y Aluar (6,42%), sino en el panel general. Allí hubo papeles que subieron hasta casi 21% como Grupo Clarín (+20,59%). BOLT aumentó 13,02%; Autopistas del Sol, 12,97% y Grupo Concesionario del Oeste, 12,85%.

En Wall Street los ADR’s argentinos -certificados de tenencias de acciones que cotizan en dólares- tuvieron una buena rueda. Lo mejor pasó por Central Puerto (+3,78%), Banco Supervielle (+3,48%) y BBVA (+3,33%).

La baja de tasas que dispuso el Gobierno se asienta en una buena negociación de la deuda. Por eso se cree que en los próximos días vendrán señales de solución del conflicto desde el Gobierno Nacional y la provincia de Buenos Aires.

Seguí leyendo: