Más de un cuarto del precio de la leche, más de un tercio del precio de la harina, 41% del precio del aceite de girasol, 42% de una marca de spaghettis, 47% de una de jugos y 48% del valor de la Coca Cola incluidos en el nuevo programa de “Precios Cuidados” del gobierno son impuestos, precisó un informe del Instituto Argentino de Análisis Fiscal.

En una canasta de alimentos y bebidas con un valor del ticket “cuidado” de 3007,50 pesos, el consumidor cuyo bolsillo salieron ayer a defender, celular en mano y app pronta, el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, el ministro de Educación, Nicolás Trotta, y la de Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta, los impuestos se llevan nada menos que 1.240,89 pesos, es decir el 41,3% del valor oblado en caja por el consumidor.

Todos cobran

El estudio de la consultora fundada por el economista Nadin Argañaraz explica que en la Argentina los alimentos de consumo masivo que pasan por un proceso industrial de elaboración y una cadena comercial de distribución van incorporando en cada etapa no solo el pago de salarios de los trabajadores y la utilidad de los distintas empresas que participan en la cadena sino también los impuestos de tres niveles de gobierno: Nación, Provincias y Municipios.

Para el informe, el Iaraf tomó en cuenta la incidencia de los impuestos al Valor Agregado (IVA), a las Ganancias, al cheque, internos y cargas de Seguridad Social que recauda la Nación, el impuesto a los Ingresos Brutos sobre cada una de los eslabones de la cadena productiva y comercial que carga la provincia y las tasas de Seguridad e Higiene que aplican los Municipios para calcular la incidencia total, incluyendo específicamente productos y marcas de la nueva lista de “Precios Cuidados”.

Hay diferentes niveles de carga tributaria. Por caso, la leche fluida no paga IVA, mientras que la harina de trigo paga 10,5%, y hay bienes de “tercer tipo” que pagan IVA pleno, como aceite, arroz, fideos, galletas, mermelada. En el caso de las bebidas, hay que sumar además los “impuestos internos” que van del 0% para el agua mineral, 4% para los jugos y 8% para las gaseosas.

De esta cascada impositiva resulta entonces que el precio de la leche entera “Armonía” del programa oficial tiene un 26% de impuestos, porcentaje que se eleva a 36% en el caso de la harina de trigo triple cero “Morixe”, a 42% del aceite de girasol “Cada día”, del arroz parboil “Gallo”, del paquete de spaghettis “Matarazzo”, del pack de galletitas “Criollitas” y de la mermelada “Arcor”. La carga impositiva supera levemente el 45% en el caso del agua mineral “Sierra de los Padres", llega a casi 47% en el jugo listo “del Valle” y a un poco más de 48% en el caso de la Coca Cola.

El Iaraf calculó además la incidencia fiscal en una canasta con todos esos productos: el resultado fue el 41,3%. Atrás quedó la etapa “Pindonga y Cuchuflito”. Parece ser la hora de "Precios cuidados, impuestos recaudados”.

Seguí leyendo: