El pasaje de autobús no sufrirá aumentos hasta mediados de año.
El pasaje de autobús no sufrirá aumentos hasta mediados de año.

Tal como había adelantado el ministro de Transporte, Mario Meoni, el Gobierno decidió congelar hasta el 30 de abril próximo los pasajes de los trenes y colectivos de jurisdicción nacional, tanto los urbanos como los regionales y los de larga distancia. La medida se hizo efectiva a partir de la Resolución 4/2020 publicada este martes en el Boletín Oficial.

En los considerandos, el poder Ejecutivo explicó que entre los objetivos centrales de su política de Estado “se encuentran la razonabilidad en la determinación de las tarifas y la redistribución del ingreso a favor de los sectores de la población que se hallan en una situación de mayor vulnerabilidad”.

De esta manera, el boleto mínimo de colectivos en el AMBA se mantiene en 18 pesos, el del Belgrano Norte en 6,75 pesos, el de las líneas Roca y Belgrano Sur en 7,75 pesos, el del ferrocarril Urquiza en 8 pesos y el de las líneas Mitre, Sarmiento y San Martín en 12,25 pesos. El Tren de la Costa, en tanto, continuará con un valor de 21 pesos para los usuarios.

Si bien al principio se especulaba con que el congelamiento afectara solamente a la Ciudad y al Gran Buenos Aires, finalmente alcanza a “los servicios de transporte público de pasajeros por automotor urbano y suburbano y ferroviario de superficie, metropolitanos, regionales y larga distancia, de jurisdicción nacional”. En el articulo 2 de la presente resolución se invita a las provincias, a la Ciudad de Buenos Aires y a los municipios a adherir a la medida.

La medida también beneficia a los usuarios del tren.
La medida también beneficia a los usuarios del tren.

Entre otras cosas, el Gobierno señaló que este sistema “es una herramienta indispensable para la instrumentación de las actividades cotidianas de la población, cuya principal función es el traslado de los integrantes de la comunidad a cada uno de los sitios donde éstas son desarrolladas, constituyéndose, en este sentido, en un primer eslabón para el desarrollo económico-social”. Además, invitó “a las provincias, a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y a los municipios a adherir” a esta medida.

Los cuadros tarifarios establecidos para los servicios de transporte “que se encuentren vigentes a la fecha” de publicación de esta Resolución, “no sufrirán modificaciones hasta el día 30 de abril de 2020”.

La decisión había sido adelantada la semana pasada por el ministro Meoni, quien en conferencia de prensa junto al jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, explicó que su administración estaba estudiando también en un “rediseño del sistema SUBE para controlar mejor los subsidios” y que el beneficio vaya a los usuarios y no a las empresas.

"Nosotros estamos trabajando sobre la base de un costo único de boleto. vamos a establecer un costo de boleto nacional y de costo nacional, estamos trabajando una tarifa plana nacional y que cada municipio y provincia tiene el derecho de asumir si cobra por abajo o por arriba”, precisó el funcionario en aquella ocasión.

La medida se da en el marco de la Emergencia Económica decretada por el Congreso y en un contexto en el que varias localidades bonaerenses y en otras provincias, las subas del combustible impactaron y provocaron que los precios del boleto se incrementaran.

En la Capital Federal, en tanto, el Gobierno porteño ya anunció subas de 30% en los taxis y de 66% en parquímetros, pero congeló las tarifas del subte y de los peajes para beneficiar “los viajes laborales diarios” y también generar “un impacto positivo en la movilidad de los turistas que se trasladan por las vacaciones”.

Seguí leyendo: