Banco Central de la República Argentina (AFP)
Banco Central de la República Argentina (AFP)

El Directorio del Banco Central (BCRA) dispuso hoy una reducción del límite inferior de la tasa de interés de Leliq de 3 puntos, por lo que la bajó de 58% a 55%. La decisión fue adoptada en concordancia con los fundamentos expresados la semana anterior, cuando la misma tasa se redujo de 63% a 58%, indicó la entidad monetaria en un comunicado.

“El Directorio del BCRA entiende que, en el marco de la actual situación macroeconómica de transición, dado el cambio de contexto que significará la normativa puesta a consideración del Congreso Nacional, la convocatoria a un Acuerdo Social y la búsqueda de un esquema sustentable del endeudamiento del Gobierno, la magnitud de la tasa de interés de referencia se ubica en un nivel inadecuado y potencialmente inconsistente con las perspectivas de evolución nominal de las variables económicas relevantes”, detalló el Banco Central.

Con el mismo criterio, el BCRA ratificó que la gestión de sustentabilidad de la deuda de la Administración Nacional en pesos “seguramente devendrá en la definición de una nueva curva de tasas de interés en moneda nacional”.

Por último, sostuvo que, siendo que la Leliq es un instrumento financiero de muy corto plazo (siete días), se encuentra determinado por los altos niveles de inflación de la actual coyuntura.

La baja de la tasa de política monetaria se alinea con el plan de reactivación del consumo del presidente Alberto Fernández, en un contexto en que el Gobierno apunta a aumentar la demanda de bienes y servicios en detrimento de un retorno atractivo en pesos para los ahorristas. Resta saber si las expectativas estarán alineadas en conjunto con un acuerdo de precios y salarios de manera que esos pesos que salen de las inversiones a plazo se vuelquen definitivamente al consumo y no a los dólares paralelos en un marco donde rige el control de cambios.

Asimismo, la retracción del piso de la tasa de referencia hará que los bancos continúen disminuyendo el retorno que le pagan a los ahorristas por los plazos fijos pero también, y en línea con lo que pidió el presidente Alberto Fernández en campaña, abaratará el costo de financiamiento para las empresas.

Para el economista Gustavo Ber, del estudio homónimo, dicha reducción de tasas "estaría en línea con la estrategia de gradual descenso que están descontando los inversores”. En ese sentido, sostuvo en declaraciones a Infobae, que una política monetaria expansiva estaría apuntando a contribuir a reactivar el consumo, y así la actividad económica, a corto plazo.

Miguel Ángel Pesce, titular del BCRA. Foto NA: DANIEL VIDES
Miguel Ángel Pesce, titular del BCRA. Foto NA: DANIEL VIDES

A su turno, Federico Furiase, director de la consultora Eco Go remarcó: “Con cepo y superávit comercial, el Banco Central tiene margen para bajar con mucha cautela la tasa de interés. Pero para que esta baja de tasa logre coordinar expectativas en función de un nuevo target de nominalidad que se implementará en un acuerdo de precios y salarios, es clave que se sostenga la consistencia fiscal, no atrasar el dólar y las tarifas y obtener una negociación rápida de la deuda en dólares que permita estabilizar la brecha entre el oficial y los dólares libres". En este contexto, remarcó que "es clave recomponer la curva de pesos para postergar vencimientos y evitar presión en la brecha en un contexto de fuerte emisión monetaria por la compra de dólares y los adelantos transitorios al Tesoro”.

Gustavo Quintana, operador de cambios de PR Corredores de Cambio, analizó que la baja del piso de la tasa está en línea con el propósito de estimular la actividad interna, al tiempo que destacó que en el mercado de cambios no va a tener efecto porque hay cepo. "Veremos si se traduce en más consumo o en ahorro”, advirtió.Hoy el banco que paga el mayor interés anual por un plazo fijo para clientes es el Hipotecario, con una tasa de 42%. Lo sigue el Banco Sáenz con un 42,5%, . Mientras que la tasa más baja la otorga el Banco Bice, con un 30% anual.

No hay que perder de vista que las Leliq (Letras de Liquidez) son un instrumento financiero para los bancos y que funcionan como tasa de referencia para el resto del mercado. Las mismas fueron utilizadas durante el gobierno del ex presidente Mauricio Macri para quitar pesos de la plaza cambiaria y evitar una mayor presión sobre el dólar que, sin embargo, cerrará 2019 con un alza superior al 60%.

Seguí leyendo: