Las acciones argentinas se recuperan más rápido que los títulos públicos. (NA)
Las acciones argentinas se recuperan más rápido que los títulos públicos. (NA)

El mejor clima financiero en la Argentina, con progresivo recorte de las tasas de interés y estabilización del tipo de cambio, tiene su efecto sobre las acciones cotizantes, que registran este jueves sus precios más altos de 2019.

El panel líder de ByMA (Bolsas y Mercados Argentinos) llegó a marcar los 43.000 puntos por primera vez, un máximo histórico nominal. Medido en dólares, el S&P Merval supera el umbral de los 1.000 puntos que momentáneamente había traspasado en febrero, para exhibir su mejor desempeño desde el 6 de agosto de 2018.

Vale señalar que el índice de la Bolsa porteña había superado los 1.600 puntos en dólares en enero y febrero de 2018, antes de desatarse la corrida cambiaria que provocó una devaluación del peso argentino del 51% a lo largo del año pasado.

Fuente: Rava Online. Cotizaciones en dólares (actualizado 16:55).
Fuente: Rava Online. Cotizaciones en dólares (actualizado 16:55).

La Bolsa argentina renovaba niveles máximos históricos en pesos por compras de oportunidad, en momentos en los otros segmentos de la plaza financiera operaban con equilibrio y el Riesgo País se mantenía estabilizado por debajo de los 800 puntos básicos.

"El favorable clima externo, combinado con el mayor optimismo sobre las perspectivas políticas y económicas locales, continúa contribuyendo en la revalorización de los activos domésticos, la cual sigue siendo impulsada principalmente por inversores desde el exterior", comentó Gustavo Ber, economista titular del Estudio Ber.

El índice accionario S&P Merval de Buenos Aires llegó a subir 1,1% durante la rueda, a un valor récord histórico de 43.258 unidades, liderado por la mejora anotada en acciones energéticas y financieras.

En lo que va del año el índice Merval acumula una mejora en pesos del 42%, y de 27,9% en dólares

Los bonos soberanos en el Mercado Abierto Electrónico (MAE) registraban una tenue mejora promedio del 0,1%, encabezados por la tendencia de las emisiones dolarizadas.

"Los bonos atados a inflación, para aquellos tenedores de perfil de alto riesgo, serían una opción recomendada dado el escenario actual de altas tasas reales y retraso en términos de performance respecto de la mejora ya registrada en la curva de dólares y pesos a tasa fija", estimó Portfolio Personal Inversiones.

También el équity argentino captaba el envión positivo de los récords en Wall Street, donde el Dow Jones de Industriales, su principal indicador, ganaba un 0,6% hasta superar por primera vez en la historia los 27.000 puntos, animado por las expectativas de que la Reserva Federal (Fed) rebaje las tasas de interés de referencia en el país norteamericano.

En tanto, el S&P 500 alcanzaba los 3.000 puntos, una barrera que el índice rebasó por primera vez también esta semana.

La euforia en los recintos neoyorquinos sigue la estela de las declaraciones del presidente de la Fed, Jerome Powell, en las que destacaba que las inversiones de negocios en Estados Unidos se desaceleraron "notablemente" debido a las incertidumbres en las previsiones macroeconómicas.

Esta intervención de Powell ante el Comité de Servicios financieros de la Cámara de Representantes estadounidense fue interpretado por los inversores como una señal de que el banco central norteamericano podría rebajar las tasas de interés del dólar a finales del mes.

"Parece que la incertidumbre en torno a las tensiones comerciales y las preocupaciones sobre el empuje de la economía global continúan pesando en la perspectiva económica de los Estados Unidos", explicó Powell.

Seguí leyendo: