Sergio Palazzo y Cristina Kirchner
Sergio Palazzo y Cristina Kirchner

Luego de que el jefe de La Bancaria, Sergio Palazzo, acusara al fundador de Mercado Libre, Marcos Galperín, de cometer "fraude laboral" y expresara que "quiere a todos los empleados del sector fintech" en su gremio, Mercado Pago, principal servicio de la plataforma, emitió un comunicado para repudiar "el camino de la violencia verbal y las amenazas que dificultan el desarrollo de la industria en el país".

"Mercado Libre nace con el propósito de democratizar el comercio en la región a través de la tecnología. Gran parte de los servicios financieros que brinda Mercado Pago son de apoyo al ecosistema de comercio electrónico; por ejemplo, procesa pagos que facilitan el comercio online y en el mundo físico, otorga créditos de capital de trabajo y de consumo, etc", expresó la compañía.

En respuesta a esas expresiones, la compañía señaló que "la Asociación Bancaria es un sindicato de actividad y no de oficio/profesión, y como la actividad principal de Mercado Libre es el comercio, cualquier reclamo de encuadre queda sin base legal".

"El pedido infundado de más regulación y encuadre a su sindicato por parte de la Asociación Bancaria no tiene el objetivo de promover la inclusión financiera y el empleo, sino de seguir defendiendo un sistema dominante que retrasa e impide generar nuevas oportunidades", agregaron.

Marcos Galperín, fundador de Mercado Libre (Bloomberg)
Marcos Galperín, fundador de Mercado Libre (Bloomberg)

Y completaron: "Los desafíos de la industria en conjunto todavía son muy grandes: aún hay un 52% de la población que no tiene acceso a servicios financieros que les permitan potenciar sus proyectos. Buscamos trabajar en conjunto para construir un país sin extorsiones, generando sinergias entre los distintos sectores".

Las de Palazzo -un gremialista cercano a Hugo Moyano y que apoya a la fórmula de Alberto Fernández y Cristina Kirchner- no son las primeras críticas que enfrenta Mercado Libre. 

La empresa que fundó Galperín ya había protagonizado un contrapunto con el gremio Camioneros, por el nuevo centro de distribución que su empresa tiene en el Mercado Central. Los Moyano quieren también que los empleados del área se afilien a su gremio y no a Carga y Descarga, como se convino en el ministerio de Producción y Trabajo.

Pablo Moyano (Lihueel Althabe)
Pablo Moyano (Lihueel Althabe)

También el dirigente Juan Grabois había acusado a la empresa de "contrabando, evasión, especulación financiera, abuso al consumidor y competencia desleal". "Su 'éxito' es la destrucción de miles de puestos de trabajo. Macri los hizo multimillonarios a costa tuya", aseguró hace un mes, y pidió también regularla.

Desde el Gobierno también le respondieron a Palazzo: "El camino es el diálogo y el trabajo. Debemos tener el mismo objetivo: generar más y mejor empleo. Las declaraciones del titular de La Bancaria van en la dirección contraria", destacó Lucas Fernández Aparicio, secretario de Trabajo de la Nación, quien también señaló que "algunos dirigentes atrasan y condenan a millones de trabajadores a la informalidad".