La directora del FMI, Christine Lagarde, junto al presidente Macri
La directora del FMI, Christine Lagarde, junto al presidente Macri

A favor:

– Déficit y actividad: "Las políticas de las autoridades que sustentan el acuerdo respaldado por el FMI están dando fruto. El elevado déficit fiscal y en cuenta corriente están disminuyendo. La actividad económica se contrajo en 2018, pero hay indicios de que la recesión ha tocado fondo, y se espera una recuperación gradual en los próximos trimestres".

De esta manera, el Fondo avaló los comentarios del ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, quien reiteró el miércoles que la actividad tocó fondo, ya que la actividad económica viene creciendo de forma intermensual en los últimos tres meses. En diciembre y enero, la economía creció 1% y 0,6%, respectivamente, versus el mes anterior, y se espera que los datos de febrero muestren la misma tendencia, ya que los sectores de industria  y de construcción ya registraron un alza de 2,4% y 8,3%, respectivamente.

– Política Monetaria: "El BCRA reaccionó frente a esta situación (aceleración de la inflación) recalibrando la política monetaria, manteniendo el crecimiento cero de la base monetaria hasta finales del año. Se ha elevado al Congreso una nueva carta orgánica del banco central que, de ser aprobada como ley, afianzará la credibilidad de la política monetaria".

Así, el FMI también avaló la decisión del organismo de sobrecumplir la meta de base monetaria, lo que llevó a que la tasa de referencia de las Leliq suba.

– Deuda: "El Gobierno argentino dio muestra de su determinación de asegurar que la relación deuda pública/PBI se encuentre en una trayectoria sostenible". El organismo se refirió así a la decisión de reducir el déficit primario de 2018 por debajo de la meta fijada por el programa. La Argentina cerró el año pasado con un rojo primario de $338.987 millones, equivalentes al 2,4% del PBI, pero la meta fijada con el organismo era de 2,7% del producto.

A su vez, el organismo destacó que el Gobierno haya podido "refinanciar integralmente la deuda que vencerá durante los próximos meses" y que "la tasa de interés pagada por esa deuda ha disminuido".

Lagarde sigue apoyando a la Argentina, aunque con críticas
Lagarde sigue apoyando a la Argentina, aunque con críticas

En contra:

– Inflación: "La inflación sigue siendo elevada. Las expectativas inflacionarias están aumentando y la inercia inflacionaria resulta difícil de quebrar". "Los resultados en términos de inflación han decepcionado".

Por la suba de tarifas y una inercia que no cede, la inflación cerrará el primer trimestre en los dos dígitos, ya que entre enero y febrero los precios subieron 6,8% y se espera 4% para marzo. Incluso, en el último Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) los analistas proyectaron una inflación del 36% para el año.

– Menos gasto y más ingresos: "A la luz de un nivel inferior al esperado del ingreso tributario en el primer semestre del año, será crítico actuar continuamente con prudencia en la ejecución de los planes de gasto y tomar otras medidas para incrementar los ingresos fiscales a fin que la posición fiscal de 2019 llegue al balance primario".

Al referirse a "otras medidas", el Fondo podría hacer alusión o a aplicar más impuestos, que el Gobierno descarta por el momento, reducir la evasión o generar mayores exportaciones que impulsen los ingresos. Desde Hacienda aseguraron que "se proyecta que el mayor crecimiento al esperado y la mayor inflación implicará mejoras en los ingresos".

Vulnerables: "Proteger a los más vulnerables del impacto de la recesión y de la elevada inflación sigue siendo una prioridad crítica. Las autoridades han tomado una serie de medidas para mejorar la cobertura de la red de protección social y proporcionar más recursos a los pobres. Se necesitará un trabajo continuo para abordar las brechas restantes en la cobertura de la red de protección social y para mejorar la eficacia de los programas sociales en la lucha contra la pobreza".

Sobre este punto, el FMI destacó los esfuerzos realizados por el Gobierno para mantener la ayuda social, e incluso aumentarla (AUH), pero planteó la necesidad de un mayor esfuerzo para que los programas ayuden a reducir la pobreza, que volvió a ubicarse en 32% a fines de 2018.

Reformas: "Las reformas del lado de la oferta son esenciales para lograr un crecimiento vigoroso, sostenible y equitativo. Las prioridades incluyen esfuerzos adicionales por crear un sistema tributario menos distorsionador, promover una mayor competencia en los mercados internos de productos, eliminar las barreras al comercio internacional y a la inversión extranjera, afianzar la gobernabilidad, hacer frente a la corrupción y promover la equidad de género".

Seguí leyendo: