(Reuters)
(Reuters)

La búsqueda de cobertura de los inversores financieros que hizo trepar el dólar oficial a $ 43,50 también empujó 4,71% al dólar paralelo, hasta los $ 42,50.

Sin embargo, el dólar blue se sigue manteniendo por detrás del oficial, a diferencia de lo que ocurría durante el cepo cambiario, que alentó un mercado paralelo con precios más altos y "reales".

Ayer el dólar blue terminó cotizando 2,3% por debajo del oficial.

El mercado blue del dólar se alimenta de las ventas de los comerciantes y minoristas que se desprenden de billetes adquiridos en actividades en negro. Históricamente, se pagaba una diferencia respecto del valor oficial por tener que acceder a un mercado paralelo.

Pero hoy, ante la caída de las ventas, muchas empresas han tenido que salir a vender sus "ahorros" o stocks de billetes acumulados para pagar los sueldos a principio de mes o los costos, crecientes.

Además, las altas tasas de interés se vuelven prohibitivas para estas empresas que descuentan cheques en "cuevas", en vez de hacerlo en el mercado bancario formal. Lo que incrementa la oferta de billetes.

Por el lado de la demanda, la absorción de pesos que realiza el Banco Central se hace sentir en la calle, y no hay suficientes pesos para fogonear la demanda de billetes blue.

El dólar oficial se negoció con fuerte alza ayer, por cuarta rueda consecutiva, a $ 42,50 en el mercado mayorista, $1,75 o 4,3% por encima del cierre anterior.

Se trató del salto de precios más violento desde el pasado 30 de agosto, cuando el dólar trepó 3,60 pesos o 10,6% en una sola rueda.

Para este jueves, la zona de no intervención delimitada por el Banco Central tiene un piso de $38,79 y un techo de 50,199 pesos. El viernes el piso se trasladará a 38,815 pesos.

Al público se negoció al cierre a $43,50 en sucursales del Banco Nación, con alza de $1,90, en un récord histórico por encima de los $41,89 que promedió al cierre de la operatoria el 28 de septiembre pasado. En el promedio de bancos del microcentro porteño finalizó a $43,41 para la venta.

Seguí leyendo: