La divisa mayorista se operó al cierre a 37,15 pesos. (AP)
La divisa mayorista se operó al cierre a 37,15 pesos. (AP)

El precio del dólar se mantuvo con escasas fluctuaciones este lunes, en una jornada en la que el Banco Central volvió a efectuar compras por USD 50 millones en la apertura de los negocios. La moneda norteamericana concluyó a $37,15 en el mercado mayorista, con alza de 12 centavos (+0,3%).

La zona de no intervención establecida por la entidad como referencia, con un piso de $37,811 y un techo de $48,932 para este martes 29, dejó a la divisa de EEUU aún un 1,8% por debajo de dicho rango de "libre flotación" por sexta jornada consecutiva.

La plaza está abastecida por los ingresos generados por exportaciones, con protagonismo de la ventas de trigo, y mayor liquidez aportada por empresas y bancos, que procuran aprovechar las elevadas tasas de interés en pesos, que anestesian la demanda de dólares.

La divisa de EEUU exhibe un retroceso de 1,5% desde el inicio de 2019.

El Banco Central lleva adquiridos USD 440 millones en enero, aunque sus intervenciones no tienen incidencia en la cotización, pues representan menos del 10% del volumen negociado en el circuito mayorista.

El monto operado en el segmento de contado (spot) ascendió a USD 832,8 millones, mientras que en futuros se pactaron USD 1.271,9 millones en el ROFEX, más USD 45 millones en el Mercado Abierto Electrónico (MAE).

Los contratos para fin de mes cerraron a $37,31, mientras que para diciembre de 2019 terminaron a 51 pesos.

Este lunes la entidad que preside Guido Sandleris marcó un precio promedio de compra de $37,125, que no alteró la tendencia frente al desarme de posiciones ante los altos rendimientos que ofrecen las colocaciones en pesos.

El dólar al público restó cinco centavos en el promedio de bancos del microcentro porteño, a 38,14 pesos.

El dólar se aleja del objetivo del BCRA: la calma cambiaria podría transformarse en un nuevo atraso cambiario

Un reporte de GMA Capital pone de relieve que "hoy prima la cautela en el BCRA. Por esta razón, creemos que el sesgo contractivo seguiría su curso durante 2019. En otras palabras, la recompensa por las inversiones en pesos se mantendría en niveles atractivos en detrimento de las posiciones en moneda dura".

La tasa de política monetaria de las Letras de Liquidez (LELIQ) promedia este lunes el 56,314% anual en pesos y desbarata una potencial ganancia de corto plazo por posturas en divisas.

"Concluimos que el sistema financiero a lo largo del 2019 continuará aplicando su liquidez a LELIQ. Ello anticipa un descenso lento de las tasas teniendo en cuenta la política monetaria dura del BCRA", indicó Portfolio Personal Inversiones.

Para Gustavo Ber, economista del Estudio Ber, con un dólar alejado de la  banda inferior "el organismo monetario deberá definir a través de qué herramienta -principalmente mayores compras diarias de divisas y/o una reducción más acelerada en las tasas– buscará detener la apreciación del peso, dado que la bienvenida calma cambiaria podría transformarse en el tiempo en un nuevo atraso cambiario".

Además, con las incursiones compradoras del Central, las reservas internacionales se mantienen próximas a un récord histórico cercano a USD 66.500 millones.

El mercado cambiario tabién estuvo pendiente de la licitación de Letras del Tesoro Capitalizables en pesos (LECAP) que lleva adelante el Ministerio de Hacienda. Son dos títulos, uno con vencimiento el 30 de abril (89 días), capitalizable mensualmente a una tasa nominal mensual de 4%, y otro con vencimiento el 31 de julio (547 días) capitalizable mensualmente a una tasa nominal mensual de 2,65 por ciento.

La suscripción de todos los instrumentos pudo realizarse tanto en pesos como en dólares estadounidenses.

Seguí leyendo: