El ministro Dujovne en su última exposición ante la OCDE. (Prensa Hacienda)
El ministro Dujovne en su última exposición ante la OCDE. (Prensa Hacienda)

Este año, la presidencia de Argentina del G20 estará marcada por las definiciones económicas que surjan de las miles de reuniones que hubo a lo largo del año en todos los grupos de afinidad oficiales y no oficiales. Los comunicados oficiales de cada Cumbre de Líderes tienen impacto a largo plazo en materia de políticas económicas, y el track de Finanzas es uno de los más importantes por los lineamientos sugeridos en materia de comercio internacional y desarrollo económico.

Y las consecuencias de las reuniones en materia económica durante los próximos días no son menores: los miembros del G20 representan el 85% del producto bruto global, el 66% de la población mundial, el 75% del comercio internacional y el 80% de las inversiones globales. Y en el caso de Argentina 2018, hay un condimento adicional en la forma de los posibles anuncios producto de las distintas bilaterales que llevaran a cabo representantes argentinos.

Entre ellos se destaca la posibilidad de que el país anuncie cerca de 30 acuerdos comerciales con China luego de la reunión bilateral entre el presidente Macri y su par chino Xi Jinping el domingo luego del cierre oficial de actividades de la Cumbre de Líderes. Entre los objetivos puntuales del  Gobierno se incluye lograr la creación de una oficina de control sanitario chino similar al Senasa a instalarse en Buenos Aires para agilizar el comercio, el intercambio en materia de ciencia y tecnología y los acuerdos de cooperación en temas de defensa.

Nicolas Dujovne y Steven Mnuchin en su última reunión durante septiembre (NA)
Nicolas Dujovne y Steven Mnuchin en su última reunión durante septiembre (NA)

Para lograrlo, el trabajo fino en el ala económica del Gobierno comenzará a partir del miércoles, dos días antes del comienzo oficial de la asamblea general entre presidentes. Será a través de dos eventos paralelos organizados por grupos ajenos al G20. El primero es una sesión de "reuniones de inversores de alto nivel" en el Hotel Alvear organizado por la Americas Society/Council of the Americas, en la que el ministro de Hacienda Nicolás Dujovne fue invitado para dar el discurso de apertura.

Además, el Business 20 (B20), grupo de afinidad empresarial del G20, organizará un brindis en la Bolsa de Comercio de Buenos Aires en el que se espera la presencia de varios funcionarios del equipo económico además de los principales referentes del sector privado.

En la previa del G20, Dujovne tendrá una serie de reuniones bilaterales luego de las cuales desde Hacienda no descartan anunciar acuerdo comerciales con los distintos países

El segundo evento paralelo contará con una participación más activa del ministro. El jueves por la mañana, Dujovne tendrá un desayuno con inversores en el CCK antes de participar en un foro organizado por el Banco Mundial para después comenzar con una serie de reuniones bilaterales entre las que se destacan encuentros con representantes del Banco Europeo de Inversión (BEI), el ministro de Hacienda francés Bruno Le Maire y participar de un presentación organizada por la reina Máxima de Holanda.

Desde la cartera de Dujovne no descartaron la posibilidad de que luego de las reuniones con el BEI y Le Maire se anuncien acuerdos bilaterales de menor o mayor tamaño. La agenda oficial del funcionario terminará con una reunión de los ministros de Hacienda del G20 en el Centro de Exposiciones y Convenciones (CEC). El último punto confirmado en la agenda del ministro es una reunión bilateral con el secretario del Tesoro estadounidense Steven Mnuchin dentro del marco oficial del G20.

Fuentes Hacienda señalaron que además de estos "side events" y sus propias bilaterales tanto dentro como fuera del G20, Dujovne también participará de las reuniones que llevará adelante el presidente Macri con otros líderes. "La función de apoyo en las reuniones de Macri es algo que no está completamente confirmado todavía, es a pedido del presidente", explicaron.