Las reservas del BCRA disminuyeron al monto más bajo de 2018

La sede del Banco Central, en el microcentro porteño.
La sede del Banco Central, en el microcentro porteño.

La corrida cambiaria por el colapso de la deuda del Banco Central y sus LEBAC motivó un salto del tipo de cambio de casi 100 por ciento en el transcurso de 2018, pero también una brutal salida de divisas del sistema financiero argentino.

La dolarización de carteras también erosionó el volumen de activos internacionales en las arcas del Banco Central, que este lunes tocaron el piso de 2018, en 47.867 millones de dólares. Se trata del monto más bajo en 14 meses, desde los USD 47.783 millones del 23 de agosto de 2017.

Desde que inició el año, la caída de reservas internacionales suma USD 7.272 millones (-13,2%), desde los USD 55.055 millones del cierre de 2017. Es la tercera más abultada, detrás de las de 2001 y 2013.

Muchos dólares ingresaron y egresaron del sistema en ese lapso, incluidos los fuertes pagos de deuda externa, pero en el balance quedó patente la pérdida de divisas en la economía, pues en 2018 llegaron unos USD 9.000 millones, por la colocación de bonos en los mercados internacionales a comienzos de enero, más los USD 15.000 millones aportados por el Fondo Monetario el pasado 22 de junio.

Esas dos inyecciones de crédito externo reflejaron también los niveles récord en los activos de la autoridad monetaria: USD 63.906 millones el 11 de enero y USD 63.274 millones el 22 de junio.

Al tomar esos dos picos, la caída de activos internacionales fue de USD 15.428 millones entre el 12 de enero y el 21 de junio (de USD 63.906 millones a USD 48.478 millones), y de 15.407 millones entre el 22 de junio y el 29 de octubre (de USD 63.274 millones a USD 47.867 millones).

La salida de divisas totaliza más de USD 30.000 millones en 2018 –descontados los ingresos por deuda pública y el aporte del FMI-, un monto que supera holgadamente los USD 19.002 millones que se fueron en 2001 (desde USD 34.234 a USD 15.232 millones). En 2013, con la vigencia de los controles de cambio, las reservas restaron USD 12.691 millones en el año.

Descontado el crédito externo, la salida de divisas de la economía supera los USD 30.000 millones en 2018

Por eso la relevancia del acuerdo revisado con el FMI, que garantiza los pagos de vencimientos de deuda pública en los próximos dos años y ayudará a que del valor del dólar en la City no vuelva a dispararse.

Hasta que ingresen los dólares por la liquidación de la cosecha gruesa en el segundo trimestre de 2019, el organismo que preside Christine Lagarde prestará unos USD 24.000 millones: unos USD 5.700 millones que llegan en próximas horas; otros USD 7.600 millones en diciembre de 2018, más USD 10.700 millones hasta marzo de 2019.

Información provista porInvertir Online