Casi en paralelo con el anuncio del Gobierno del adelantamiento de la ayuda del FMI para 2019, el Citi salió a tranquilizar a sus inversores a través de un largo informe en el que describe la situación de la deuda argentina. Allí señala que "mientras el Gobierno de Macri precisó buscar en los mercados USD 70.000 millones en los primeros dos años y medio de gestión, hasta el 2020 esas necesidades se reducen a apenas USD 10.000 millones netos".

Eso sí, el banco advierte que la gran devaluación del peso genera otro tipo de inconvenientes en la economía, especialmente en relación con el impacto  negativo en el nivel de actividad.

La decisión del FMI de gatillar los desembolsos del 2020 en forma adelantada al 2019 apunta, justamente, a tapar el bache financiero que aún existía. Por lo tanto, los vencimientos de deuda hasta el final del mandato de Macri quedarían "blindados", sin depender ni siquiera de la refinanciación de Letes a lo largo del año próximo. La medida claramente apunta a erradicar cualquier temor de default para el año próximo, aunque por supuesto no soluciona ninguno de los problemas inmediatos que tiene la economía, como la fuerte presión en el mercado cambiario.

“Las necesidades de financiamiento que tiene el Gobierno argentino en 2019 y 2020 caen sustancialmente”, señaló el Citi en un informe a inversores divulgado casi en paralelo con el nuevo anuncio de Mauricio Macri con relación al Fondo

Los cálculos que realiza el Citi son más que elocuentes a la hora de describir la menor necesidad de fondeo que tiene el Gobierno por delante, siempre y cuando se cumpla con la baja del déficit a 1,3% del PBI. "En 2016 y 2017 hubo que salir a financiar 5,1% del PBI en los mercados, esa cifra cae a 2,2% este año, mientras que en 2019 y 2020 se reduce a 1,6% y 0,3% respectivamente". Ese 1,6% que había que salir a buscar al mercado de deuda el año que viene es lo que terminará tapando el Fondo, al adelantar los desembolsos.

"Entre los desembolsos del FMI previstos hasta fin de año y los dólares que aún tiene en caja el Tesoro, el Gobierno solo precisa refinanciar las Letes para completar el programa financiero de este año y empezar a pagar incluso la deuda de 2019", agrega el trabajo del banco estadounidense.

Que el Fondo adelante unos USD 15.000 millones que gatillaría en 2020 al 2019 elimina la incertidumbre que generaba la refinanciación de Letes en dólares el año próximo

Pero el Citi también se concentra en analizar el riesgo de refinanciación de Letes, deuda de corto plazo en dólares, que enfrenta el Gobierno especialmente en 2019. Dependiendo de los escenarios de cuánto se consiga renovar -concluye el research- aumenta significativamente o no la necesidad de fondos frescos que tiene el Gobierno. A esas necesidades financieras es a donde se apunta el Gobierno al asegurarse unos USD 15.000 millones adicionales del Fondo para el 2019.

La próxima prueba en materia de refinanciación -advierte el Citi- queda a la vuelta de la esquina. En septiembre vencen 90.000 millones de pesos entre Letes y Bote, dos títulos emitidos en su momento por el Tesoro. Pero se estima que la mayor parte será cubierta con los pesos que reciban los inversores que cancelen Lebac el mes próximo y que buscarán otras alternativas en activos en moneda local.

Seguí leyendo: