Para 2019, las provincias tendrán que adecuar sus tasas de Ingresos Brutos con un tope del 5 por ciento (Télam)
Para 2019, las provincias tendrán que adecuar sus tasas de Ingresos Brutos con un tope del 5 por ciento (Télam)

El límite de tiempo acordado por el Gobierno nacional y las provincias para que se cumplan los compromisos asumidos en materia impositiva en el Consenso Fiscal firmado a fines del año pasado son 5 años. De cara a 2022, las provincias deberán bajar gradualmente los impuestos de Ingresos Brutos y Sellos en todas las actividades hasta los nuevos máximos permitidos.

En el comercio minorista, por lo menos, parece que el camino por recorrer es todavía muy largo, con muchas provincias jugando sobre el límite de lo acordado en términos de presión tributaria. De acuerdo a un estudio del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf), 11 provincias ya subieron respecto del año pasado la alícuota máxima sobre las empresas de comercio minorista y mayorista.

De esas, 7 lo hicieron hasta el nivel de 5%, el máximo permitido por el Consenso Fiscal para el 2019. E incluso hay un caso en el que la suba excedió ese techo. Neuquén fue la única provincia que elevó la alícuota a un 6,5%, un punto y medio por encima de lo acordado para el próximo año.

La mitad de las 22 provincias que se comprometieron en el Consenso Fiscal elevaron la alícuota máxima en el comercio minorista respecto del año pasado. Fuente: Iaraf
La mitad de las 22 provincias que se comprometieron en el Consenso Fiscal elevaron la alícuota máxima en el comercio minorista respecto del año pasado. Fuente: Iaraf

La lógica detrás de aumentar las tasas en comercio este año a pesar de que el compromiso para 2019 implica que algunas deberán bajarlas es que no hay establecida una máxima alícuota para ese rubro este año. Es decir, aprovechan el agujero legal este año para maximizar sus ingresos temporales antes de ajustar el flujo entrante.

El aumento de las tasas en el rubro no es algo que desde el Gobierno se tomen a la ligera, puesto que el cronograma de bajas dentro del contexto del acuerdo fiscal más general implica un recorte equivalente a 1,5% del PBI en presión tributaria. Ingresos Brutos es uno de los impuestos que indican como "distorsivo" desde el sector privado, y que más aportan a una transferencia hacia el consumidor a través de aumentos en precios.

Previamente, Iaraf también había advertido que de las 22 provincias que firmaron el documento de Consenso Fiscal, solo cinco mantuvieron o bajaron respecto del 2017 alícuotas de Ingresos Brutos en los distintos rubros productivos. En ese momento, la consultora especializada en materia tributaria, comercio y telefonía móvil fueron los sectores afectados en la mayoría de las provincias.

Seguí leyendo: